Marchas intentan quebrar el apoyo de los militares a Maduro

Miércoles 13 de febrero de 2019
En medio de un mar de banderas venezolanas y gritos contra el presidente Nicolás Maduro, decenas de miles de manifestantes se lanzaron ayer a las calles del este de Caracas para tratar de quebrar el respaldo de los militares a la decisión del gobierno de no permitir la entrada de ayuda humanitaria al país. 
“Aquí vamos a seguir hasta lograr la libertad de Venezuela”, dijo el jefe de la Asamblea Nacional y líder opositor Juan Guaidó, al asegurar ante la multitud que la oposición seguirá en las calles hasta lograr el cese de la “usurpación” del Poder Ejecutivo por parte de Maduro.
“El usurpador va a tener que irse sí o sí”, agregó.
Guaidó, que se declaró presidente encargado de Venezuela en enero y ha sido reconocido por docenas de países, anunció que a partir del 23 de febrero comenzará a ingresar la ayuda humanitaria al país y que durante el próximo fin de semana se realizarán asambleas de voluntarios para definir el proceso de ingreso de la ayuda que se encuentra almacenada en un centro de acopio de la ciudad colombiana de Cúcuta y en otro que se abrió ayer en la población brasileña de Roraima.
El dirigente no precisó cómo entrará la ayuda y sólo adelantó que de ser necesario, irán en caravanas y en movilizaciones. 
Los manifestantes, que también se movilizaron en otras ciudades del interior del país, partieron desde diferentes puntos de la capital con banderas colgadas en las espaldas o izadas en pequeños tubos de metal o madera para marchar al ritmo de cornetas y consignas contra el mandatario izquierdista y entre carteles en los que se leía “Maduro, entiende, Venezuela no te quiere”.
Las protestas opositoras coincidieron con una marcha que convocó el gobierno en el centro de Caracas para conmemorar el Día de la Juventud, que recuerda una batalla librada por jóvenes en la lucha por la independencia del país, y para recolectar firmas para una carta contra la intervención de Estados Unidos en el país sudamericano que Maduro prometió enviar a la Casa Blanca.

Claman por comicios

El gobierno italiano pidió que se realicen elecciones en Venezuela, pero a diferencia de otros miembros de la Unión Europea no reconoció a Juan Guaidó como presidente interino. El canciller Enzo Moavero Milanesi dijo ante el Parlamento que el gobierno quiere “nuevas elecciones presidenciales lo antes posible”. Agregó que la elección de 2018 fue “invalidada en cuanto su corrección, rectitud y legalidad”, lo cual significa que el presidente Nicolás Maduro carece de “legitimidad democrática”. Moavero dijo que se requieren elecciones “libres, transparentes y creíbles”. Los aliados de Italia han presionado al gobierno para que reconozca a Guaidó como presidente interino hasta que se realicen elecciones. Una delegación de representantes de Guaidó cabildeó con representantes del gobierno italiano y del Vaticano esta semana en Roma. El socio mayor de la coalición de gobierno, el partido antisistema Movimiento Cinco Estrellas, es un fuerte simpatizante de Maduro y de su predecesor, Hugo Chávez.


Guaidó hablará ante un evento en la OEA

Juan Guaidó, reconocido por medio centenar de países como presidente interino de Venezuela, participará en el encuentro internacional sobre ayuda humanitaria a su país que se realizará esta semana en la sede de la OEA en Washington, informaron ayer  los organizadores. 
Unas 60 delegaciones internacionales, representantes del sector privado y decenas de    ONG  y miembros de la sociedad civil fueron convocadas a la Conferencia Mundial de la Crisis Humanitaria en Venezuela, que tendrá lugar mañana en la sede de la Organización de los Estados Americanos (OEA).
“El presidente encargado participará a través de una videoconferencia en la que explicará cuál es la situación actual”, indicó un comunicado emitido por representantes de Guaidó en Estados Unidos.
Guaidó, jefe del Parlamento elegido en 2015, se proclamó presidente en funciones constitucionales el 23 de enero comprometiéndose a organizar nuevas elecciones, luego de que el Legislativo declarara “usurpador” al mandatario Nicolás Maduro, quien inició su segundo mandato el 10 de enero tras cuestionados comicios.   
La lucha por el poder se centra en la asistencia humanitaria estadounidense bloqueada en la frontera de Colombia por Maduro, quien la considera una excusa para iniciar una intervención militar que lo saque del poder. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina