Marcha de los días: Espionaje y rebelión

Domingo 17 de marzo de 2019 | 07:15hs.
Hace más de 70 años se publicaba la afamada novela satírica británica bajo el título de Rebelión en la granja, del escritor George Orwell. Apuntaba a criticar al régimen soviético de Stalin, que prometía terminar con la injusticia social y la corrupción, pero terminó metido y embarrado en esto último.
Pero la rebelión a su vez reflejaba el comportamiento ante el poder y el contenido de la publicación resulta tan simple, que hasta los más pequeños lectores pueden entender el peligro que representa el poder en manos de un grupo reducido que no piense en el otro ni en la justicia.
Esta semana se conoció un escandaloso episodio de espionaje ilegal denunciado por un magistrado. Los datos aportados son de extrema gravedad, porque involucran por igual al poder judicial y al político.
Es lo que reveló un juez federal al dejar al descubierto la existencia y plena vigencia de una red de espionaje político y judicial ilegal en el país. Lo previo salió a la luz luego de que el pasado mes de febrero, el empresario agropecuario Pedro Etchebest denunciara haber sido víctima de una extorsión en la que afirmó que el fiscal Carlos Stornelli le exigió, a través de Marcelo D’Alessio, la suma de 500.000 dólares a cambio de ser exonerado judicialmente en la llamada Causa de los Cuadernos.
Del tema se ocupó el magistrado Alejo Ramos Padilla, quien el último miércoles expuso los primeros resultados de la investigación ante la comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados. En ese ámbito, detalló la cuestionable metodología empleada tanto para la recopilación de información como para la producción de inteligencia y el almacenamiento de datos sensibles de manera paralela a las causas judiciales, que se utilizaban para luego llevar a cabo acciones coactivas intimidatorias y extorsivas con la finalidad de influir en causas judiciales.
En principio, la denuncia señalada había sido acompañada de evidencia audiovisual que daba cuenta de al menos un encuentro entre Etchebest, Stornelli y D’Alessio. Esto había derivado en la investigación por asociación ilícita que tiene como detenido al falso abogado e imputado al fiscal, que hasta el momento decidió no comparecer ante la Justicia.
El juez federal Padilla al dar a conocer los resultados de la investigación, reveló que D’Alessio -acusado de haber cobrado coimas a empresarios señalados en la Causa de los Cuadernos y según se consigna a pedido del fiscal Stornelli-, realizaba operaciones vinculadas con la actividad de los poderes judiciales y los ministerios públicos  e involucró a las fuerzas de seguridad. En otras palabras , habría usado todos los poderes para presionar, como luego denunció el empresario. Para conseguir datos se valía de todos los elementos de espionajes. Según el magistrado, durante las requisas D’Alessio constantemente pidió establecer comunicación telefónica con autoridades del ministerio de Seguridad nacional, la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) e incluso directamente con el presidente Mauricio Macri. A partir de las revelaciones del juez se puede dimensionar el escandaloso accionar de esta red de espionaje ilegal.
En el escándalo también entraron periodistas y medios de comunicación. En forma paralela, Bonadio volvió a ordenar esta semana nuevas diligencias a una veintena de empresas, en el marco de las investigaciones abiertas tras el caso de las fotocopias de los cuadernos de la corrupción. Ambas causas tienen un final abierto e incierto.

La rebelión en casa
La citada publicación, la Rebelión en la granja refleja al mismo tiempo, los cambios de reglas o de autoridad. Salvando las distancias y las ideologías, la Argentina se encuentra en medio de un gran debate de autoridad, tanto si los ciudadanos darán continuidad a la actual gestión nacional de Cambiemos u optarán por otra alternativa. Las consecuencias de los desaciertos económicos golpean con fuerza al Gobierno nacional desde todos los sectores sociales y económicos del país, por lo que muchos dirigentes decidieron desmarcarse y no ir pegados con el gobierno de Mauricio Macri en las elecciones de octubre. El mandatario nacional, en una tibia defensa, sólo dijo que la inflación bajará, sin precisar cuánto o si se le compara al brutal aumento del último año. Es más: en reunión con partidarios expresó su esperanza de tener una pobreza e inflación de un dígito, pero la extendió a 10 años, cuando miles de argentinos ya en estos momentos desde hace rato no llegan a fin de mes. 

Mejor solo
Aquella certeza de que mejor solo que mal acompañado pareciera imperar en las provincias. A la fecha son 17 los distritos que confirmaron su calendario electoral y votarán de manera separada de los comicios nacionales a concretarse en octubre. La mayoría de las provincias de esta manera buscan despegarse del presidente Macri, que pretende ser reelegido y sufre una caída en su popularidad.
Aún más, los propios socios fundadores de Cambiemos, como sucede con parte de la Unión Cívica Radical, integran el lote que está en rebelión contra la gestión de Cambiemos. Ello motivó que a su vez la ruptura de Cambiemos en Córdoba. Esta provincia había dado un espaldarazo al triunfo de Macri en las elecciones presidenciales de 2015.  Lo cierto es que la sociedad electoral entró en crisis en esta provincia y fue la propia Justicia Electoral de Córdoba la que oficializó la ruptura de la alianza electoral Cambiemos para competir en las elecciones provinciales al quedar integrada solamente por el radicalismo, luego de resolver favorablemente el pedido del PRO para que lo desvinculara de la coalición, tal como ya lo había solicitado el Frente Cívico. De esta manera, las dos listas que se disputarán la gobernación por el mismo espacio -las de los radicales Mario Negri y Ramón Mestre- lo harán con listas propias y separadas. Mientras Cambiemos se diluye, el gobernador peronista Juan Schiaretti se afianza concretando alianza al sumar al GEN de Margarita Stolbizer y al socialismo. A su vez, en el orden nacional la elección en Córdoba es seguida con gran expectativa en Alternativa Federal, donde interpretan que la reelección del gobernador Schiaretti dará más fuerza a la propuesta.

Lo que genera angustia
Como se indicó, más allá de la ruptura y rebelión dentro del partido gobernante, se observa un creciente malestar de los ciudadanos a la gestión nacional. Encuestas de esta semana efectuadas por la consultora Query revelan, entre otros aspectos, que la gestión de Macri se encuentra en el nivel más bajo desde que inició su administración. En marzo el indicador global fue de un 31,4%, es decir, 7 de cada 10 personas evalúan negativamente el gobierno de Cambiemos. Los temas económicos, como la inflación y el desempleo, son los que más preocupan a los argentinos en estos momentos. Traducidos en números, los efectos de la inflación generan angustia en el 37% de los argentinos, seguidos de cerca por el  desempleo, con el 28%. Otro aspecto de relevancia para un año electoral es la creciente pérdida de expectativa en cuanto a que esta gestión sea capaz de mejorar la situación económica, tanto este como el próximo año. Midiendo este factor, las expectativas sobre la situación personal como sobre la economía argentina para el próximo año siguen disminuyendo, como viene ocurriendo desde 2018, y como se viene observando, predomina el pesimismo que resulta muy elevado. Un 57%, estima que la economía personal empeorará en el futuro, con similar porcentaje respecto a la situación económica del país.

Renovación confirma candidatos
Esta semana, Carlos Rovira, como conductor de la renovación, dejó firme que la candidatura a gobernador recaerá sobre el vicegobernador Oscar Herrera Ahuad y que el actual mandatario provincial, Hugo Passalacqua, ocupará el primer lugar en la lista de diputados provinciales.  De esta manera, son los dos principales referentes para encabezar las listas con miras a las elecciones del próximo 2 de junio por el Frente Renovador.
De Herrera Ahuad hace tiempo se venía mencionando tal posibilidad como ahora quedó firme y sobre Passalacqua, según sus propias palabras, una vez concluida su labor en el Ejecutivo provincial -y de resultar electo-, cumplirá la tarea legislativa en un ciclo de mayor madurez, producto de haber transitado por el Ejecutivo en una etapa marcada por la crisis nacional que deja cicatrices y enseñanzas.
En lo personal, Rovira dejó aclarado que integrará la lista para buscar su reelección a diputado, aunque no estaría entre los primeros lugares. Lo último también representa una novedad, porque hasta el momento el actual presidente de la Legislatura era quien encabezaba la lista a diputados por la renovación.
En cuanto a quien será el compañero de fórmula de Herrera Ahuad, por ahora queda sólo en el campo de la especulación. En dos oportunidades esta semana Rovira planteó que para ello hay aún tiempo. La última declaración la hizo tras encabezar la apertura del ciclo lectivo 2019 de la Escuela de Robótica, que arranca con importantes novedades. Allí Rovira destacó el papel fundamental que tiene la educación. Sostuvo que lo elemental como político es tener una provincia que mejore en base al conocimiento y resaltó que “lo más importante es dar lo mejor de la educación desde la praxis, no desde el discurso”.

Frentes electorales
Herrera Ahuad, Lenguaza y Schiavoni, cada uno de los aspirantes que hicieron pública su intención a llegar a la gobernación, competirán a través de frentes electorales el próximo 2 de junio. En esa fecha se elegirá en Misiones al reemplazante de Passalacqua, 20 diputados provinciales e intendentes y concejales en los 76 municipios. Además, se anotaron cuatro partidos que habrá que ver qué candidaturas promueven. 

Fugas locales
En cuanto a la conformación de los frentes electorales, la mayor tensión se dio en Cambiemos Misiones, que pasó a llamarse Juntos por el Cambio. Es que a pesar de que muchos dirigentes radicales habían jurado que el límite ideológico era el puertismo -como plantearon entre otros Ariel “Pepe” Pianesi,  Gustavo González o Germán Bordón-, ahora el centenario partido terminó aceptando como aliado al espacio de Puerta para estas elecciones. Muchos radicales siempre cuestionaron las deudas públicas dejadas por el puertismo en los 90, pero sobre todo aquel Impuesto Extraordinario Transitorio de Emergencia (Iete) que tanto malestar generó en la masa de empleados públicos. Esta incorporación seguramente formará parte de estos cuestionamientos en campaña e hizo que varios dirigentes radicales y peronistas pensaran en alejarse de esta coalición, como de hecho lo hicieron dos partidos: Libertad, Valores y Cambio de Alex Ziegler y el Partido Fe, con importante llegada el primero en zonas rurales y el último, en las delegaciones sindicales. A su vez, quedó el malestar de algunos dirigentes por la forma en que se concretó el desplazamiento sin muchos argumentos de Federico Villagra, con resolución de la Junta Electoral que responde al oficialismo y la veloz prórroga de mandato para sostener el cargo de Francisco Fonseca como autoridad del partido.
En cuanto al actual giro que habría llevado al radicalismo misionero a deponer ideales, es que sus aliados les habrían prometido concederles tres de los primeros cinco lugares en la lista para diputados provinciales. Con ello el PRO tendría asegurados los votos misioneros para la continuidad de Cambiemos en la convención nacional radical a celebrarse a finales de abril o principios de mayo. Por lo tanto, sería el costo para estos aliados para evitar mayor rebelión. El sexto lugar de la lista se encuentra reservado para el puertismo.

El PAyS en un frente
La otra novedad es el Frente Popular Agrario y Social (FPAyS) que conformó el Partido Agrario y Social de Héctor “Cacho” Bárbaro. De a poco y sin grandes estridencias, sigue ganando espacio y aliados, al incluir entre otros, referentes de la CTA y referentes provinciales del Movimiento Libres del Sur, los partidos de los Trabajadores y del Pueblo, Socialista y Solidario;  Proyecto Sur Provincial y Vanguardia Popular Provincial.

Renovación con novedades
En tanto, en el partido gobernante de Misiones, al Frente Renovador  se sumaron además de los tradicionales partidos, el de la Cultura la Educación y el Trabajo Provincial, con referentes del sindicato de Camioneros; el Partido Justicialista con el sello partidario; Trabajo y Progreso, de Claudio Wipplinger y Víctor Kreimer, junto a Unión Popular, partido cuyo selló supo ser de Ramón Puerta. Plantearon que esta ampliación de integrantes es posible por la apertura en el partido, que hace que lleguen nuevas figuras y profesionales para sumar ideas. El concepto que impera, según sus principales referentes, es que el liderazgo se ejerce con ideas y no cargos, evitando las peleas intestinas por los espacios.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina