Lula Da Silva fue liberado y ante una multitud dijo que salió fortalecido

Sábado 9 de noviembre de 2019
El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva fue liberado ayer tras pasar 580 días en el penal de Curitiba y brindó un primer discurso ante los miles de militantes del Partido de los Trabajadores (PT) que llevaron a cabo una vigilia durante su estadía en el penal. “No detuvieron a un hombre, intentaron matar una idea y una idea no se mata”, dijo Lula, en medio de una ovación.
El juez federal Danilo Pereira Junior, de Curitiba dejó libre al exmandatario, de 74 años, después que la Corte Suprema decidiera el jueves que es inconstitucional el encarcelamiento, mientras todavía existan recursos de apelación.
Ante la multitud que se acercó a recibirlo, Lula denunció que "sectores podridos" del Estado, la Fiscalía, la policía y el Poder Judicial han actuado para criminalizar a la izquierda, al Partido de los Trabajadores y a su propia figura.
“No se imaginan la importancia de ustedes en mi vida, yo salí fortalecido”, les dijo a los miles de seguidores que montaron una vigilia de 580 días en las puertas de la sede de la Policía Federal de Curitiba.
“Brasil no mejoró, el pueblo tiene más hambre. Tengo la voluntad de probar que el país puede ser mucho mejor”, concluyó el mandatario, que hoy participará de un encuentro en el sindicato de metalúrgicos en Sao Bernardo do Campo, donde comenzó su carrera política.
Citando la decisión del máximo tribunal judicial, el juez federal resolvió en un fallo de menos de dos páginas que ya "no existen fundamentos para la ejecución de la sentencia".
El fundador del Partido de los Trabajadores (PT) abandonó la prisión de Curitiba ayer por la tarde y fue ovacionado por una multitud que se congregó en las inmediaciones del lugar desde el jueves a la noche.

Festejó con su novia
Después de su discurso, el ex mandatario se tomó unos minutos para agradecer a su círculo íntimo, que trabajó por su libertad, personalidades, organizaciones sociales y su equipo de abogados y colaboradores del PT. 
También mencionó a la socióloga Rosángela Da Silva, su pareja y prometida. ”Logré la proeza de estando preso conseguir novia, y que ella acepte casarse conmigo”, dijo antes de besarla entre aplausos.
La ex presidente de Brasil,  Dilma Rousseff, destituida a través de un proceso de impeachment en mayo del año 2016, también habló de la liberación de Lula ante medios de Argentina, donde se encuentra con motivo de una cumbre de dirigentes latinoamericanos: “Lula demuestra que otro mundo es posible”, aseguró. 
Desde Argentina, la fórmula presidencial electa también aprovechó la oportunidad y, a través de Twitter, celebraron la decisión de la justicia de liberar al ex presidente brasileño, habilitada el jueves tras una votación de la Corte Suprema.
“Conmueve la fortaleza de Lula da Silva para afrontar esta persecución (solo esa definición le cabe al proceso judicial arbitrario al que fue sometido). Su enteresa demuestra no solo el compromiso sino la inmensidad de ese hombre”, escribió el presidente electo, Alberto Fernández
Según analistas, Lula en libertad fortalecerá tanto al PT como, paradójicamente, a Bolsonaro, que supo captar el odio de una parte del electorado hacia el ex líder sindical, prometiendo incluso hacer que el exmandatario se “pudra en la cárcel”.
Bolsonaro hasta ayer no reaccionó, pero sí dos de sus hijos. 
“Miles de presos serán liberados (...) generarán graves consecuencias sociales y económicas internas y externas”, escribió el concejal Carlos Bolsonaro. 

Ya esperan su presencia en la asunción de Alberto

El ex mandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva tiene pensado viajar a la asunción de Alberto Fernández como presidente de la Argentina el próximo 10 de diciembre, dijo ayer Paulo Pimenta, jefe del bloque de diputados del Partido de los Trabajadores (PT) en Brasil
“Lula con seguridad quiere estar en Buenos Aires el 10 de diciembre para estar al lado de Alberto y de Cristina Fernández de Kirchner”, dijo el diputado en diálogo con la agencia Télam. El legislador habló desde la ciudad de Curitiba donde esperó la salida en libertad del ex presidente, principal referente del Partido de los Trabajadores de Brasil.
El diputado agregó que no cree que Lula tenga problemas para viajar al exterior pese a la condena que cumple por 8 años y 10 meses de prisión por corrupción en la Operación Lava Jato.
“El puede pedir permiso como otros políticos con causas judiciales para salir del país, y cumplir con los requisitos para ese trámite”, dijó  Pimenta.
Lula fue visitado el 4 de julio último por Alberto Fernández, acompañado por el ex canciller Celso Amorim, en la sede de la Policía Federal de la ciudad de Curitiba, en el estado sureño de Paraná. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina