Luego de dos años, se reactivó el tren de cargas a Misiones

Jueves 2 de julio de 2020 | 04:00hs.
Pablo Lizarraga

Por Pablo Lizarraga plizarraga@elterritorio.com.ar

Luego de dos años de inactividad, se reactivó ayer el tren de cargas que unirá Buenos Aires con la Estación Garupá, en Misiones. Tal como lo venía anticipando El Territorio en sus distintas ediciones, desde febrero comenzó un trabajo que incluyó la limpieza de vías y el reacondicionamiento de estaciones para la puesta en marcha del Belgrano Cargas sobre la Línea General Urquiza, que une a la Mesopotamia. 
A las 6.30 de ayer, los vecinos de la estación de Zárate en Buenos Aires se despertaron con la bocina de la formación del Belgrano Cargas con 40 vagones, de los cuales 35 llegarán a Misiones para cargar pasta celulósica y madera. A esa hora, la locomotora 9405GM emprendió el viaje con los contenedores, que tienen una capacidad de carga de más de 100 toneladas. 
Según se informó desde el Sindicato La Fraternidad, el tren va haciendo escalas y sólo circula con luz de día, por lo que pasó la noche en la estación Basavilbaso, en Entre Ríos, para luego continuar viaje rumbo a Misiones. Las siguientes escalas son Concordia, Paso de los Libres, Santo Tomé y Virasoro. 
Llegaría a Garupá la próxima semana, cuando se termine la limpieza de los últimos kilómetros de las vías en Misiones.
Este viaje significa la reactivación de la Línea Urquiza, que estuvo a punto de cerrar durante la gestión del ex presidente Mauricio Macri. El ex mandatario y su ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, clausuraron el ramal Urquiza por el decreto 652/17 en agosto de 2017. Debido a la lucha de los gremios ferroviarios, el 1 de noviembre de 2017, Macri tuvo que derogar el decreto, pero sólo se autorizó la circulación del tren de cargas hasta Monte Caseros, en Corrientes, recordaron los miembros de la Unión Ferroviaria.
En febrero de este año, y bajo la nueva gestión, se empezaron a limpiar las vías, que estuvieron abandonadas por 27 meses y el presidente de Belgrano Cargas, Daniel Vispo, se comprometió a que en julio volvía el tren a Misiones. 

Alegría
El delegado gremial del Sindicato La Fraternidad en Santo Tomé, Emanuel Venialgo, contó a El Territorio que esto se logra “gracias al trabajo mancomunado que tuvieron los gremios ferroviarios, junto a Daniel Vispo, presidente de Belgrano Cargas; él se había comprometido. Esperamos ansiosos el momento para que el ferrocarril vuelva a activarse, como desde hace tanto tiempo estamos añorando”.
Por su parte, Oscar “Cacho” García, directivo de La Fraternidad en la Línea Urquiza, resaltó: “Para nosotros es una alegría, hoy (por ayer) es un día de fiesta para todos los que somos ferroviarios, por primera vez una dirección de la empresa de Belgrano Cargas se compromete tanto para reactivar la Línea Urquiza. Cuando Daniel Vispo anunció en Santo Tomé que en julio íbamos a entrar a Garupá con los trenes, muchos creímos y otros fueron muy escépticos en los dichos del presidente de Belgrano Cargas, pero en los últimos meses, pese a la pandemia, se invirtieron los fondos necesarios para la limpieza de la vías, para mejorar las condiciones de viaje y mejorar la velocidad y todo eso ayuda a que no se produzcan descarrilamientos”.
Entre las cargas que ya están comprometidas para el primer viaje figuran pasta celulósica y madera que transportarán en los vagones del tren que saldría de Garupá. Además, en Corrientes se sumaría carga de madera y muebles y en Entre Ríos, cítricos.   
Una vez que el servicio esté en pleno funcionamiento, la idea es volver hacer dos viajes por semana, como antes de la paralización.

Generación de trabajo
El intendente de Garupá, Luis Ripoll destacó que el regreso del tren de cargas generó una gran expectativa en la localidad y espera una dinámica positiva en el mercado laboral. 
“La reactivación genera expectativas, sobre todo en la parte laboral, porque con la vuelta del tren de cargas se necesita gente para manejar la logística, además se van movilizando los alquileres de los galpones para recibir o retirar las cargas cuando llega el tren”.
Entre las estaciones de Garupá y Santo Tomé volverán a trabajar unas 180 personas, incluida la parte de logística, la administración y el mantenimiento de las vías.
Entre las cargas que se mueven con el tren, el intendente recordó: “Viene mucho cemento, harinas y alimentos no perecederos para consumo masivo y se llevan raleos de madera, muebles, pasta celulósica, agua, yerba y cargas generales, que por el costo es mucho menor llevar por tren que en otros tipos de transporte”.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina