Los rescatistas trabajan para hallar más víctimas

Lunes 15 de abril de 2019
Bomberos intentaban liberar grandes escombros en busca de desaparecidos.
Los rescatistas trabajaban ayer por tercer día consecutivo, con la esperanza de que bajo los escombros todavía puedan ser rescatar con vida las 15 personas desaparecidas tras el derrumbe de dos edificios en Río de Janeiro.
El desplome del viernes ha dejado nueve muertos y ocho heridos. Los rescatistas retiraron dos cuerpos sin vida el sábado en la noche, informaron las autoridades.
La posibilidad de que en las próximas horas haya lluvias fuertes en la región, según alertó el instituto meteorológico de la ciudad, suma incertidumbre a los bomberos y genera preocupación de vecinos de los edificios que colapsaron.
El derrumbe afectó a dos edificios de cuatro pisos, que según el alcalde de Río de Janeiro Marcelo Crivella fueron construidos sin los permisos del gobierno en Itanhangá, una zona del oeste de la ciudad golpeada recientemente por lluvias intensas e inundaciones.
Más de 100 bomberos y miembros de la defensa civil y la policía civil y ambiental trabajaban con perros rastreadores, drones y helicópteros. Los edificios colindantes fueron evacuados debido al riesgo de que se produzcan nuevos derrumbes. Vecinos del área observaban expectantes las tareas de búsqueda sin poder regresar a sus casas por el peligro de nuevos desplomes. El pronóstico adverso para las próximas horas genera miedo en la región. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina