Los reos que se amotinaron exigiendo celeridad judicial, alojados en la UP III

Martes 11 de junio de 2019 | 00:05hs.
El traslado de los internos sindicados como autores de la revuelta tranquilizó a la población carcelaria.
Cristian Valdez

Por Cristian Valdez fojacero@elterritorio.com.ar

Pocas horas después de que fuera desactivada la revuelta con toma de rehenes en la Unidad Penal Uno de Loreto, los dos reos sindicados como autores fueron trasladados a la Unidad Penal III de Eldorado. La medida responde a una cuestión de seguridad y fue cumplida en la madrugada de ayer por el Servicio Penitenciario Provincial (SPP).
Se trata de dos internos presos por homicidio y robos que estaban alojados en el Módulo A y el domingo a la noche reaccionaron a golpes contra tres ocupantes del mismo sector vinculados a causas por abuso sexual. Estos debieron ser atendidos por médicos de la localidad de San Ignacio a causa de las lesiones que sufrieron e incluso uno fue derivado al hospital Madariaga de Posadas para someterse a una serie de estudios mas profundos, aunque a las pocas horas se confirmó que está fuera de peligro. 
“Son presos violentos que recorrieron las unidades más importantes de la provincia y fueron sancionados en distintas ocasiones por tener este tipo de actitudes, que alteran la convivencia dentro de la institución”, explicó el subdirector del SPP, Julio Zarza, y en esa línea ponderó la respuesta de los grupos especiales que pudieron desactivar el reclamo después de más de dos horas de máxima tensión en las que quedaron expuestos los pedidos de atención en los traslados e inmediatez en la resolución de causas. 
“Una vez que se recuperó la tranquilidad ingresaron los grupos especiales para salvaguardar la Unidad, siempre dentro de los carriles normales. Los agredidos recibieron atención médica aunque al poco tiempo fueron reintegrados a sus celdas. Por suerte no fue tan grave”.
Zarza reveló que las autoridades judiciales posadeñas fueron alertadas de la situación y desde ese ámbito tomaron medidas que derivaron en el inicio de una causa en la que ambos trasladados serán imputados. Se inició con eso un proceso de investigación.

Reclamo reiterado
La UP I de Loreto aloja actualmente a más de 300 internos que en su mayoría están cumpliendo condena por delitos cometidos en Misiones mientras que otros tantos esperan desde hace varios años la resolución de sus causas por medio de debates orales en los tribunales penales, principalmente de Posadas.
El del domingo, justamente, fue el tercer hecho de violencia y segundo con toma de rehenes que ocurre en apenas tres meses en la misma unidad penitenciaria. El anterior fue el 2 de marzo en el Módulo A, que contiene aproximadamente a 90 internos repartidos entre celdas y pabellones, pero hubo un hecho similar que data de mediados de febrero. 
En todos los casos fue coincidente el pedido de celeridad en la resolución de causas en las que están imputados y eso se sustenta en que hay reos que están desde hace muchos años presos sin condena y a la espera del debate oral. También hay otros que fueron condenados pero esperan la confirmación de los fallos que están en manos del Superior Tribunal de Justicia (STJ). 
Mucho más atrás aparecen reclamos por supuestos malos tratos y condiciones carcelarias, que vienen siendo expuestos no solo por parte de los internos, sino por sus familiares que en días de visitas terminan siendo receptores de las quejas. 
Sobre la cantidad de presos sin condenas el propio subdirector del SPP, Zarza, confirmó que les resulta “un problema porque exigen la aceleración de sus causas de esta manera (por los motines) y para nosotros es complicado tenerlos con esa situación de incertidumbre, cuando las condenas no están firmes o cuando hay retrasos en causas que no se resuelven”.
Un interno se comunicó con este matutino a través de un familiar aseverando que “hasta ahora les dan prioridad a causas contravencionales o de menor escala de pena, dejando de lado todas las otras. Estamos  cansados y en cualquier momento va a ocurrir una masacre”, advirtió.

El primer reclamo, a fines de febrero
La de Loreto es una de las cárceles más grandes de Misiones y, dicen, la más conflictiva. El pasado 20 de febrero también los agentes penitenciarios debieron intervenir en función de un reclamo que se produjo en el mismo pabellón que los posteriores. En un video del circuito cerrado al que accedió este matutino se observa cómo los uniformados reducen a tiempo a dos internos que se resistieron a piñas y patadas. Lo que explicaron a este matutino fue que el conflicto derivó de la falta de agua para aseo personal. "Algunos reclusos trabajan en los talleres que se brindan, regresan a la celda transpirados, sucios y ni siquiera se pueden bañar. Hay días que están 8 y hasta 10 horas sin agua", aseveraron.

En cifras

300

La Unidad Penal Uno de Loreto tiene 300 internos, mientras que en el módulo en el que ocurrieron los hechos del domingo hay cerca de 100.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina