Los misioneros que desafían el cruce de Los Andes

Sábado 8 de diciembre de 2018
Un grupo de atletas misioneros se encuentra en Pucón, Chile, para comenzar a realizar desde hoy el Cruce de los Andes 2018, desafío que une Argentina con Chile en una distancia de más de 100 kilómetros, divididos en tres etapas.
El equipo de Iguazú Corre, que está integrado por Sergio Zarza, Sandra Prochazka, Hernán Saldía, Guillermo Stigler, Jorge Chemes, Marcelo Cagnola y Diego Nieva, se instaló hace un par de días en Mendoza para participar de la prueba que convoca a 4 mil atletas de 40 países.
“Hace un año que venimos entrenando de a poco fuimos sumando adeptos en Iguazú. Es una carrera única. En lo personal voy a cumplir un sueño al correr con mi señora, estamos hace un año entrenando con ella y el grupo entero hace seis meses que venimos trabajando en el Iguazú Corre”, explicó Zarza en charla con el programa Acá te lo contamos que se emite por Radioactiva 100.7.
“Las cumbres están nevadas, así que va a ser una prueba dura. Esta es la tercera edición en la que participo, es la carrera más linda del mundo y mañana (por hoy) tenemos que hacer 30 kilómetros que en un circuito normal te lleva unas dos horas pero acá mínimo nos lleva seis horas”, indicó.
“A nosotros lo que más nos cuesta como misioneros es el frío, el resto se supera, pero el frío es lo que más nos pega y hay que ir con cuidado para no quedarse arriba por un problema físico o por el mismo frío”, indicó Zarza.
La prueba comenzará hoy a las 8 para los misioneros y se dividirá en tres etapas. La máxima altura en la que correrán será de 1800 metros sobre el nivel del mar.
Por su parte, las categorías profesionales largaron ayer y recorrerán más de 120 kilómetros en tres días de competencia. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina