Los hermanos que vendían drogas usando el DNI del presidente

Domingo 14 de julio de 2019
El uso de identidades falsas para el envio de encomiendas narco es uno de los grandes riesgos que expone la modalidad, dado que de un día para el otro cualquiera puede quedar involucrado en un grave delito por el solo hecho de extraviar su DNI y que el plástico caiga en manos equivocadas. 
Muestra de ello es lo sucecido en octubre de 2017, cuando quedó al descubierto el ardid de dos hermanos que quedaron acusados de vender drogas a modo delivery a través de internet registrándose con el número de DNI de, nada más ni nada menos que, el Presidente de la Nación, Mauricio Macri. 
En insólito pero grave hecho se registró en la localidad bonaerense de Merlo y según consignó el Ministerio de Seguridad de la Nación en ese momento, uno de los hermanos, de 21 años, se había inscripto en el sitio Mercado Libre utilizando el número de documento del máximo mandatario de la Argentina. 
Con el tiempo salió la luz que los hermanos ofrecían drogas psicotrópicas y alucinógenas a modo de delivery, pero cuando el hecho llegó a manos de las autoridades se desató una pesquisa que al poco tiempo tuvo resultados. 
Según detallaron, la investigación incluyó análisis de IP e intervenciones telefónicas, a partir de las cuales se pudo obtener información precisa para llevar adelante los procedimientos. 
De esta forma, cuando obtuvieron todos los elementos sobre el tapete, las autoridades consideraron que era el momento oportuno de actuar y la Gendarmería Nacional Argentina (GNA) ejecutó un total de tres allanamientos ordenados por la Justicia Federal. 
El primero de los procedimientos fue realizado en una vivienda ubicada sobre la calle Coronda de la localidad de bonaerense de Libertad, partido de Merlo, donde detuvieron al muchacho de 21 años y principal apuntado. Allí también demoraron a su hermano como partícipe del hecho. 
Las fuentes indicaron que en la casa de los hermanos se secuestraron sustancias psicotrópicas como Phenibut HCL, semillas alucinógenas y “raíz de mimosa” -que es el principio activo de LCD-, además de balanzas, cápsulas vacías y otros elementos de corte y fraccionamiento de la droga, que después entregaban a domicilio.
Posteriormente se realizaron dos operativos en viviendas de la avenida San Juan del barrio porteño de San Cristóbal y en otro inmueble de avenida Juan B. Justo de Chacarita. El saldo de estos operativos fue la incautación de bolsas con cierres herméticos que contenían sustancias blancas (opiáceo), una pipa casera, cápsulas, frascos y revistas que informaban sobre "los secretos de la marihuana". 
Tras culminar con los operativos, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, señaló que “las tareas de inteligencia criminal nos permitieron dar con los responsables de este hecho tan grave. Vamos a seguir trabajando junto a las fuerzas federales para poner a quienes cometen estos delitos a disposición de la Justicia”. 

Encomiendas particulares

Panes sumergidos en pintura 

A mediados de enero, efectivos de la GNA apostados sobre la ruta nacional 14 detectaron panes de marihuana que eran transportados dentro de tachos de pintura. 
El ardid quedó al descubierto cuando los uniformados del Escuadrón 7 llevan adelante un control en el acceso a Tapebicuá, Corrientes, donde verificaron la carga que llevaba un vehículo perteneciente a un empresa de transporte que realizaba el itinerario Puerto Iguazú-Buenos Aires. 
Durante la inspección los gendarmes se valieron del can antinarcóticos, el cual reaccionó al pasar por una caja. Cuando abrieron vieron que habían tres tachos de pintura y dentro de ellos habían panes de marihuana sumergidos.

Secarropas que contenían 20 kilos de droga 

Apenas comenzó el año en Puerto Esperanza la Gendarmería incautó secarropas que iban a ser despachadas como encomiendas pero que en realidad contenían marihuana. El procedimiento fue el 3 de enero en la terminal de dicha localidad, donde los uniformados de la sección Esperanza, dependiente del Escuadrón 10 Eldorado, realizaban recorridas de prevención hasta que detectaron dos encomiendas sospechosas. 
Los bultos estaban frente a la boletería de una empresa de transporte y no poseían rótulo de identificación correspondiente. Tras la autorización judicial, los paquetes fueron abiertos y constataron que se trataban de dos carcasas de secarropas con casi 20 kilos de marihuana dentro.

Escáner dejó al descubierto dos narcoparlantes

En octubre de 2017 otra vez Puerto Iguazú fue epicentro de operativos por narcoencomiendas. 
En ese entonces un joven de 20 años fue detenido tras confirmarse que dentro de un parlante que quería despachar hacia Buenos Aires habían 40 panes de marihuana. 
El muchacho venía siendo seguido de cerca por los investigadores de la Policía provincial, hasta que lo vieron acercarse al una empresa de transporte. Allí el joven fue interceptado y en el baúl encontraron dos cajas de gran tamaño que iban a ser enviadas como encomiendas. 
La Policía utilizó el escáner recientemente adquirido en ese entonces y así revelaron que dentro de los parlantes había marihuana. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina