Los anuncios de Macri no calmaron al mercado y el dólar cerró en $63

Jueves 15 de agosto de 2019 | 06:00hs.
Antonio Villalba

Por Antonio Villalba avillalba@elterritorio.com.ar

El presidente Mauricio Macri, a cuatro meses de culminar mandato y tras la catástrofe electoral del último domingo, hizo ayer algunos anuncios paliativos, que estarán vigentes una vez publicados en el Boletín Oficial. Nuevamente el mercado le respondió de manera negativa y el dólar terminó cotizando en 63 pesos. En la frontera, la pérdida de valor de la moneda hace que en la ciudad paraguaya de Encarnación, ya no quieran aceptar el peso argentino (ver pág. 6).
A su vez,  a raíz de la estampida del dólar, ya se habla de nuevas subas de diversos productos de la canasta básica.
 De hecho, los proveedores ya enviaron nuevas listas de precios con subas escalonadas del 20% (páginas 4 y 5).
Tras constantes reclamos de todos los sectores por los ajustes continuos, el aumento de precios de los servicios como el caso de la energía eléctrica, gas o combustibles que llevaron además a incrementar todos los productos de la canasta básica, Macri hizo anuncios con claro tinte electoral (ver Los principales puntos).
El mandatario nacional prometió entregar 2.000 pesos mensuales a cada trabajador por vía fiscal o salarial. 
A su vez, pagar un bono de 5.000 pesos a finales de este mes a los empleados públicos, militares y policías e incrementar el salario mínimo. 
Por la mañana había dicho que los precios de los combustibles se congelarían durante 90 días, aunque por la noche se dejó sin efecto la medida (ver página 5).
El anuncio se da tras un lunes negro, con subas del dólar luego de haberse agudizado la crisis económica en el país. 
Macri hizo el anuncio desde la residencia presidencial de Olivos. Por primera vez admitió, pese a los cientos de reclamos previos, que “los argentinos no pueden más” en cuanto a la actual situación y hasta pidió perdón por haber culpado el lunes a los argentinos y al peronismo por su propio desastre electoral. 
“Los argentinos están agotados, esto ha sido como trepar el Aconcagua, yo también pensé que sería más fácil”, admitió Macri.
Tras el mensaje presidencial hablaron los ministros de Interior, Rogelio Frigerio, y de Desarrollo Social, Carolina Stanley. 
“Estas son medidas que tienen que ver con escuchar a la gente, que se ha expresado con claridad en el momento del voto. Forman parte de la acción de gobierno”, dijo Frigerio. Para Stanley, el objetivo del gobierno fue “aliviar la situación de angustia de algunas familias que no llegan a fin de mes”, entre las que se agrupa el grueso del voto contra Macri.

Diálogo con Fernández
El presidente Macri y el candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, concretaron finalmente ayer una charla telefónica. 
“Recién tuvimos una buena y larga conversación telefónica con Alberto Fernández. Él se comprometió a colaborar en todo lo posible para que este proceso electoral, y la incertidumbre política que genera, afecte lo menos posible a la economía de los argentinos”, escribió el presidente en las redes sociales.
Fernández relató que había recibido un mensaje por WhatsApp de Macri.
 “Me mandó un mensaje escrito que quería hablar y obviamente que le voy a contestar”, dijo Fernández.
El candidato a presidente por el Frente de Todos más tarde aseguró que mantuvo “una buena charla” con Macri.
Afirmó que lo que le hace falta a la Argentina es que ambos tengan “un diálogo franco”, al afirmar además que existe “la voluntad de poder ayudar, dentro de algunos límites”.

Opinión

Tardío e insuficiente

Carlos Serenelli

Por Carlos Serenelli Jefe de Redacción

Después de haber descalificado el lunes la decisión popular expresada en las urnas el domingo y de haber responsabilizado al kirchnerismo por la megadevaluación y el aumento del riesgo país, Macri se desdijo ayer de todo eso, pidió disculpas y quiso mostrar poder de reacción con su anunciado paquete de medidas. Pero una vez más, parece ser una reacción tardía e insuficiente (a la vez que electoralista, obvio). Tardía no sólo porque al presidente le llevó tres días entender el mensaje que le dejó la gente en las urnas, sino sobre todo porque no escuchó antes de las elecciones ese mensaje que desde hacía meses retumbaba en cada rincón del país. Y como no lo escuchó, permitió que la gangrena del deterioro social y económico avanzara tanto que ahora se hace muy difícil encontrarle un verdadero remedio. Cosas que pasan cuando no se escucha y de las que después es tarde para lamentarse: el daño ya está hecho y llevará años revertir realmente ese deterioro. Pero lo peor es el sabor a insuficiente que dejó el paquete pos Paso, porque repartir un poco de dinero público durante un par de meses no parece ser una solución ni un plan ni nada más que meter algunos billetes en algunas billeteras desgastadas por años de verse exprimidas. Y sobre todo es no trabajar en lo que causó esta situación, un modelo económico, social y político que a todas luces fracasó.

Los principales puntos

  • Impuesto a Ganancias
    Por lo que resta del año, el nuevo mínimo no imponible del salario bruto a partir del que se paga el impuesto queda en 55.376 pesos para un trabajador soltero y en 70.274 pesos para un trabajador con cónyuge y dos hijos.Aumenta un 20% el piso y la deducción especial a partir de los cuales pagan el impuesto los jubilados y los empleados en relación de dependencia. Estiman que son 2 millones de personas y que permitirá una mejora en el sueldo de bolsillo de alrededor de 2.000 pesos por mes, pero puede ser mayor o menor, según los ingresos y el tipo de grupo familiar.También habrá una devolución por los impuestos ya pagados en el año, del orden de 12.000 pesos para una familia tipo casado con dos hijos con un salario bruto de 80.000 pesos al mes. El cronograma de devoluciones está en estudio con Afip. Los autónomos, por su parte, recibirán una reducción del 50% en los anticipos que deben pagar el resto del año. 
  • Relación de dependencia
    No pagarán sus impuestos al trabajo (aportes personales, el 11% del sueldo bruto) durante septiembre y octubre, con un tope para el beneficio de 2.000 pesos por mes. Esto beneficia a 6,5 millones de trabajadores que en su gran mayoría recibirán 2.000 pesos extra en cada mes.La medida alcanzará a las personas con salarios brutos menores a 60.000 pesos mensuales. El Estado nacional absorberá el costo de esos aportes. 
  • Monotributistas
    No pagarán el componente impositivo de su cuota el mes que viene. Esto equivale en promedio a 1.000 pesos por persona o hasta 4.000 pesos en las categorías más altas.Esta medida beneficiará a 3,1 millones de personas. El único requisito es pagar en tiempo y forma. 
  • Desempleados 
    Trabajadores informales o desocupados recibirán dos pagos extra de 1.000 pesos por hijo, uno en septiembre y otro en octubre. 
  • Empleados públicos
    Los empleados de la administración pública nacional, las fuerzas armadas y las fuerzas de seguridad federales recibirán a fin de mes un bono de 5.000 pesos.
  • Salario mínimo
    Se aumentará el salario mínimo, por segunda vez en el año. Para definir el porcentaje final del aumento, el gobierno convocará al Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil, del que participan el Estado, los trabajadores y las empresas. 
  • Pymes
    La Afip lanzará un plan que les dará diez años de plazo para ponerse al día a las pequeñas y medianas empresas (y también a los autónomos y monotributistas). En este plan se podrán incluir deudas vencidas hasta el 15 de agosto con tiempo para inscribirse hasta fin de octubre. Además, se ampliará de 6 a 10 la cantidad de planes permanentes que pueden tener abiertos al mismo tiempo las pymes. 
  • Becas Progresar
    Los estudiantes que reciben las Becas Progresar tendrán un 40% de aumento desde el mes que viene. La beca inicial para un estudiante terciario o universitario de una carrera estratégica será ahora de 2.520 pesos. Para un estudiante de último año de una carrera estratégica, la beca sube a 6.440 pesos por mes. Estiman que beneficiará a más de medio millón de jóvenes, que hacen un esfuerzo enorme por capacitarse y tener un futuro mejor. 
  • Nafta y combustibles
    El congelamiento que no fue. Para hoy se espera que las negociaciones del gobierno con las petroleras permitan alcanzar un acuerdo.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina