Lo que se puede comer y no sabías

Domingo 9 de septiembre de 2018 | 01:00hs.
Corteza de árbol.
Quitando la que está inmediatamente exterior, si raspás por dentro verás que hasta sabe bien. 

Gusanos.
Estos pequeños habitantes de la tierra son ricos en calcio, hierro y proteína. Eso sí, hay que saber elegirlos muy bien para no tomar los parásitos.

Cáscaras de huevo.
Si las machacás muchísimo (en una batidora, por ejemplo) y las añadís a ciertos platos, encontrarás una buena fuente de calcio. 

Oro.
Se está introduciendo cada vez más en la cocina gourmet. Pero obviamente sólo se puede comer en cantidades muy pequeñas como láminas finísimas. 

Ortigas.
Una vez que están bien cocidas, pierden su propiedad picante e incómoda con la que todos nos hemos encontrado alguna vez caminando... Se utilizan, sobre todo, para infusiones.

Cresta de gallo.
La mayoría de las personas no la comen, pero lo cierto es que podría cocinarse y en algunos países como Francia, Italia o China es hasta popular. 

Grillos.
Incorporados ya en muchas gastronomías internacionales, son ricos en proteína. 

Cáctus.
Algunos tipos, si se preparan y cocinan debidamente (y sin espinas, claro), pueden ser una auténtica delicia desconocida hasta ahora.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina