Lo mataron porque estaba “enajenado”

Sábado 12 de octubre de 2019
Los tres policías detenidos por haber matado a balazos a un remisero que los agredió con un cuchillo en el barrio porteño de Villa Crespo hace 10 días, declararon ante la Justicia que le dispararon en ocho oportunidades porque lo vieron “enajenado” y que no encontraron otra manera de reducirlo porque temieron por sus vidas.
En tanto, la jueza de la causa, Ángeles Gómez Maiorano, dispuso que las dos mujeres policías implicadas en la causa, cumplan arresto domiciliario por el homicidio de Claudio Hernán Romano (39), ya que son madres de niños pequeños.
La magistrada aún tiene una semana de plazo para definir la situación procesal tanto de ellas como del tercer imputado, el oficial primero Ramón Pérez (39), quien continúa detenido pero en un penal.
En sus indagatorias, los tres policías de la Policía de la Ciudad coincidieron en que no conocían de antes a Romano y que ignoran el motivo por el cual el 1 de octubre pasado el chofer que trabajaba para una ART bajó ya herido con cortes en una muñeca y en el abdomen de su auto VW Polo y los fue a agredir con un cuchillo.
“De la nada veo una sombra y siento algo que meten por la ventana, sentí un pinchazo y veo sangre. Pongo la mano para arriba y me corta la campera. Ahí me doy cuenta de que era un tipo que se encontraba totalmente enajenado”, declaró uno de ellos.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina