Llegan los celulares con cámara giratoria

Lunes 22 de abril de 2019 | 23:30hs.
Primero fueron los celulares con “notch” o pestañas, luego le siguieron los que tienen pantalla perforada (solamente un punto para la cámara), y ahora llegan los que son enteramente módulos frontales, es decir pantallas en su totalidad. ¿Cómo lo lograron? Simple, poniendo una cámara que gira.

La novedad, o el experimento, fue presentado por Samsung en la ciudad de Milán donde mostró el nuevo Galaxy A80. Se trata de un smartphone de gama media que traslada algunas de las características más innovadoras de la compañía –como el lector de huellas dactilares bajo la pantalla o la cámara 3D propios del S10– a segmentos de precio más accesibles.

Pero lo más llamativo es su nueva cámara giratoria para lograr un frontal totalmente de pantalla. Se trata de una cámara emergente que actúa como un módulo que surge desde la parte posterior del teléfono y gira cuando seleccionamos el modo selfie, lo que hará que la calidad de las tomas frontales o traseras sea siempre excelente.

El módulo fotográfico está compuesto por un sensor principal de 48 megapíxeles y un objetivo de lente f/2,0 –algo inferior a productos de la competencia–. A su lado se sitúa un sensor 3D –que permite capturar fotografías y videos con desenfoque– y una segunda cámara de ocho megapíxeles con un objetivo de gran angular capaz de recoger un rango de visión de 123 grados. Los tres sensores, como en otros modelos de la marca, se apoyan sobre algoritmos de inteligencia artificial para enriquecer los resultados finales.

La pantalla, como es habitual en Samsung, cuenta con tecnología Súper AMOLED, un tamaño de 6,7 pulgadas y una resolución Full HD+ (1080 x 2400). Bajo esta se sitúa un lector de huellas dactilares que, pese a no hacer uso de ultrasonidos como el integrado en el Galaxy S10, también se oculta bajo el panel OLED.

A esa pantalla le acompaña un sistema de sonido con soporte Dolby Atmos. No cuenta con entrada para auriculares, que desaparece para apostar por auriculares Bluetooth o bien por auriculares que se puedan conectar directamente con adaptador al USB-C.

La unidad de procesamiento está protagonizada por un SoC Qualcomm Snapdragon 730, que cuenta con una CPU de ocho núcleos de procesamiento (dos a 2,2GHz y seis a 1,7 GHz). A su lado se sitúan 8 GB de memoria RAM, un almacenamiento de 128 GB –no expandibles mediante tarjetas microSD– y una batería de 3.700 mAh con un sistema de carga rápida de 25 W, aún más veloz que el incorporado en el Galaxy S10+.

El Galaxy A80 también cuenta con una batería inteligente que aprende de la rutina diaria y los patrones de uso de las aplicaciones para optimizar el consumo de energía. El modo Adaptive Power Saving brinda tranquilidad a los usuarios al saber que la batería inteligente se ejecuta con más eficiencia para obtener el mejor rendimiento necesario.

El apartado software está cubierto con Android 9.0 Pie personalizado con la interfaz One UI ya característica de los últimos terminales de Samsung.

El teléfono vendrá en tres colores: negro, plata y oro, y llegaría de manera global a partir de mayo a un precio que rondaría los 400 dólares.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina