Le hizo precio al puntero

Lunes 11 de febrero de 2019
Racing fue al Monumental para luchar contra su historia y el presente, frente a un rival que siempre lo complica. Llegó como puntero, no pudo torcer aquellas máximas y tras el 2-0 en contra se fue preocupado. El equipo de Marcelo Gallardo creció con el correr de los minutos y justificó la victoria con creces.
Así y todo, el Millonario dispuso de dos oportunidades claras para convertir en los primeros minutos. A los 5’, Borré pifió en el centro del área tras un preciso centro atrás. A los 17’, el que encontró el callejón para el pase filtrado fue Quintero, y Borré fue atorado por Arias (también adelantó la pelota en exceso).
Racing llevó riesgo a través de la pelota parada: a los 19’ Donatti conectó de manera fallida un centro y su intento se fue ancho. Pero a los 30’ de la etapa inicial, Quintero rompió todos los moldes con la formidable ejecución de un tiro libre: a 37 metros del arco, volcado hacia la derecha, sacó un zurdazo impactante que se coló en el ángulo de Arias. Dos minutos después volvió a probar, con pelota en movimiento. Y pasó cerquita…
 El gol dejó groggy a Racing, que sintió la necesidad de liberarse para buscar, con los consecuentes riesgos que ello implica, sobre todo, ante un River que no exhibió un ritmo inferior al propuesto por la visita. A los 40’, Borré volvió a mostrar que no estaba en una de sus tardes más finas: aprovechó una peinada de Pratto y corrió mano a mano. Pero terminó siendo alcanzado por su marcador y su remate salió desviado.
La fortuna también actuó para River. Porque a los 4’ amplió la diferencia a partir de un curioso ‘flipper’. Pratto peinó la pelota y volvió a habilitar a Borré. Saravia contuvo su tiro, pero el rebote le quedó a Casco, quien insistió. El balón dio en el lateral, pegó en Donatti y terminó en la red.
Con ventaja de dos, Gallardo se vio obligado a cambiar: se retiraron Enzo Pérez, Javier Pinola y Juanfer Quintero con diversas molestias musculares, y saltaron al campo Ponzio, De la Cruz (tuvo una interesante chance, que contuvo Arias) y Robert Rojas. Coudet tomó riesgos e incluyó a Centurión por Saravia (los cambios de Cvitanich y Zaracho fueron más puesto por puesto).

Encima sin uno menos
La expulsión de Augusto Solari terminó de sacar del partido al líder de la Superliga. River se propuso tocar el balón, hacerlo correr, para asegurar el triunfo, y los hinchas en el Monumental se regodearon con el ‘ole’, impensado ante un adversario de fuste. El Millonario está de vuelta: suma su tercera victoria consecutiva (Godoy Cruz, Vélez y Racing), trepa en la tabla de posiciones (suma 28 puntos) y continúa trabajando por el objetivo de ubicarse en zona de clasificación a la Libertadores 2020.
Racing, por su parte, puede compartir a partir de mañana la cima de la tabla con Defensa y Justicia. Aún tiene siete fechas por delante para recuperarse y alimentar el sueño de salir campeón. 

“¿Y la bufanda?”, tiró el Muñeco

Previo al partido, los entrenadores Marcelo Gallardo y Eduardo Coudet se saludaron afectuosamente y el Muñeco tuvo una curiosa observación sobre la indumentaria del Chacho. “¿Y la bufanda”, le preguntó el técnico de River a su par de Racing al ver que éste no tenía puesta su tradicional cábala. Sonriendo, el Chacho le habló al oído y se fue nuevamente a su banco. Cábala o no, hace mucho calor para bufanda, Muñe...


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina