Las medallas de Tokio 2020 serán fabricadas a partir de celulares reciclados

Domingo 10 de febrero de 2019 | 01:00hs.
Los japoneses son admirados en el mundo entero por ciertos rituales que poseen, la manera en cómo afrontan los problemas, los autos irrompibles que fabrican y por supuesto su avance tecnológico. Ahora, que serán encargados de los próximos juegos olímpicos en el 2020, están a la vanguardia en cuestión de detalles. La última noticia que llega es que las medallas con las que premiarán a los deportistas estarán fabricadas a partir de desechos electrónicos.

La propuesta se lanzó hace unos tres años y que ha tenido un éxito notable. En junio de 2016 empezaron a idear maneras de recoger los materiales necesarios para fabricar las medallas, contactando con empresas y concienciando a la población sobre el reciclaje de los dispositivos electrónicos. Y el plan ha resultado ser un éxito, habiendo reunido más de 45.000 toneladas de basura electrónica para cumplir su propósito.

Se sabe que las medallas olímpicas no son puramente de oro, plata o bronce. Las medallas de bronce para los Juegos Olímpicos de Río tenían un coste de 2,70 dólares estando compuestas por cobre en un 95%, de ahí que en los dispositivos electrónicos haya más material aprovechable de lo que parece.

Según lo anunciado por el comité de Tokio 2020 las tiendas de NTT Docomo (compañía móvil dominante en Japón) han podido reunir en este tiempo más de 5 millones de celulares, un dato entre otros que da confianza a la hora de recoger el suficiente material para las medallas. De momento han logrado juntar los 2.700 kilogramos de bronce que marcaba uno de los objetivos (en junio de 2018), yendo por el 93,7% del oro necesario (30,3 kilogramos) y el 85,4% de la plata (4.100 kilogramos).

Es curioso que esto en si ya sea una prueba a cumplir antes de las propias olimpiadas y por parte del propio comité. El plazo para lograrlo acaba el 31 de marzo, por lo que tienen algo menos de dos meses para reunir los kilogramos de oro y plata mínimos para construir los metales de los JJOO, lo cual esperan conseguir por el ritmo y cantidad de donaciones que ha habido.

Además de la onda verde de reciclaje tecnológico, se suman las transmisiones 8K, el reconocimiento facial para la identificación de los atletas y hasta esperan que se incluyan los eSports (videojuegos) como disciplina, de ser esto último así, sería la primera vez que aparecen en las olimpiadas.

De momento esta propuesta de fabricar las medallas recicladas es además un gesto para concienciar sobre el impacto medioambiental de la fabricación y desecho de celulares, que según Naciones Unidas genera 50 millones de toneladas al año en todo el mundo. Así que iniciativas como ésta nunca están de más, aunque cierto es que antes de tirar un celular o reciclarlo también podemos darle una segunda vida y seguir aprovechándolo como cámara de vigilancia o reproductor de música entre otras utilidades.

 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina