Las excusas para circular van desde el desconocimiento de la norma hasta una visita al curandero

Jueves 26 de marzo de 2020 | 10:21hs.
Las Fuerzas Federales realizan controles en la avenida Uruguay de Posadas, en el marco de los operativos por la cuarentena del Covid-19 | Foto: Marcelo Rodríguez
“Voy a la farmacia”, ese fue el argumento de una mujer al ser consultada por la Policía sobre por qué se estaba movilizando en colectivo desde Itaembé Miní al centro de Posadas en la mañana de ayer. “Tiene que ir a la farmacia de su barrio, señora. No es necesario que se traslade hasta el centro”, replicó el efectivo e hizo descender a la mujer de la unidad de transporte.

La anécdota se repite en diferentes puntos de la ciudad y de la provincia. Ciudadanos que se convierten en infractores de la cuarentena estipulada por emergencia sanitaria. Entre las excusas más comunes figuran desde el desconocimiento a la medida impuesta por el presidente, Alberto Fernández, hasta la necesidad de ir a la chacra a alimentar a los animales, juntarse para degustar el clásico asado.

Pero las argumentaciones exceden lo convencional. Un hecho fuera de lo común se registró ayer: efectivos de la Comisaría de Itacaruaré interceptaron una camioneta cuyo conductor se encontraba bajo los efectos del alcohol. Además trasladaba un caballo maniatado en la carrocería. Según afirmó rompió la cuarentena porque vio deprimido a su caballo y lo llevaba a una curandera.

El episodio tuvo lugar en el kilómetro 55 de la ruta provincial 2, donde la Policía había montado un operativo preventivo a fin de detectar omisiones a la cuarentena obligatoria, impuesta por el gobierno nacional. El infractor quedó detenido por disposición de la Justicia, por otra parte el vehículo fue retenido bajo correspondiente acta, mientras que el equino fue entregado a un familiar luego de comprobarse la propiedad del animal.

Por otro lado, mediante consulta a las fuerzas de seguridad que se desempeñan en Montecarlo  manifestaron que los vecinos argumentan que deben cuidar a adultos mayores, o la necesidad de ir al cajero y en algunos casos hasta aducen desconocer la vigencia de la cuarentena.

Otro hecho que se venía produciendo antes de la cuarentena, que algunas empresa de remises trasladaban a personas al Samic de Eldorado a hacerse diálisis, siempre trasladaban a cuatro pacientes a la vez,  ahora la exigencia máxima de dos por vehículo teniendo en cuenta que son personas vulnerables al virus.

En Candelaria

Uno de los controles para evitar el tránsito innecesario en la cuarentena está entre una de las rotondas de Candelaria y ruta 204. Ahí las excusas son múltiples pero las que predominan son:  malestar repentino y caminata al hospital. Una vez que logran cruzar se desvian hacia otro lado, según señalaron los efectivos consultados.

 Otra de las excusas muy reciente es que  en una comisaria es que una mujer fue a pedir el salvoconducto para ir a comprar chocolate al centro para hacer huevos de pascua ante las proximidades de la Semana Santa.    Aunque la gran mayoría alega que son repartidores de pan,changarines. En Santa Ana, otro de los municipios de la zona sur de Misiones la excusa más usada es “no estaba enterado que hay cuarentena”.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina