La tormenta amenaza con ser protagonista de la Superfinal entre Boca y River

Sábado 10 de noviembre de 2018 | 10:45hs.
En un sábado en el que todas las miradas estarán puestas en la Bombonera por el primer partido de la Superfinal de la Copa Libertadores, la ciudad de Buenos Aires amaneció bajo un diluvio y una tormenta eléctrica, que ponen en duda al gran evento deportivo.

Según el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), la abundante lluvia puede venir acompañada de caída de granizo y actividad eléctrica en algunas zonas.

Estas condiciones afectan en forma directa al partido, que tiene programado su inicio para las 17. El barrio de La Boca no fue la excepción: empezó a llover apenas pasadas las 7 de manera intensa y hay inundaciones en las calles linderas al estadio del Xeneize.

Si la caída de agua no para, podría afectar al campo de juego de la Bombonera y los veedores de la Conmebol podrían optar por postergar el partido entre el local y River; en caso de que consideren que no están dadas las condiciones para el normal desarrollo del juego.

Como si la lluvia no fuera suficiente, la actividad eléctrica también tomó protagonismo y en estas circunstancias podría ser otro factor de riesgo para los futbolistas y por ende un eje más ante una posible postergación.

Si se decidiera la suspensión del partido, por reglamento se debería reprogramar para el día siguiente. Así, la superfinal se podría jugar este domingo en el mismo horario. Según el SMN, también se prevén lluvias y tormentas fuertes para este día.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina