La sombra narco detrás del arsenal de armas incautado el martes en Posadas

Jueves 21 de mayo de 2020 | 04:00hs.
Carlos Cardozo

Por Carlos Manuel Cardozo fojacero@elterritorio.com.ar

Un millonario hurto, armas de colección y novedades después de seis meses de silencio. El martes la Policía de Misiones hizo dos allanamientos en Posadas, secuestró una gran cantidad de armamento, detuvo a un hombre y no pudo ubicar a otro, que hasta anoche permanecía en condición de prófugo. 
Los procedimientos, informados en exclusiva por El Territorio, develaron un búnker de armas muy conocido en el submundo del hampa -también por autoridades policiales- pero con ello también emergieron otras aristas más que llamativas: quien orientó a los pesquisas fue un empresario misionero relacionado por la Justicia Federal a una banda narco desmantelada en 2014 y que estuvo prófugo varios años.  
Como se detalló ayer, la denuncia inicial por este hecho se hizo el 13 de noviembre del año pasado por un comerciante posadeño que vive en cercanías a las avenidas Zapiola y Centenario. Los autores del hecho se valieron de un soplete para abrir dos cajas fuertes y apoderarse de 50.000 dólares (hoy casi tres millones y medio de pesos), además de tres armas.
Sin embargo, el lunes las autoridades del Juzgado de Instrucción Siete, subrogado por el magistrado Marcelo Cardozo, recepcionaron nuevos elementos. Horacio S. (49) dijo que el armamento le pertenecía y precisó que se trataban de seis escopetas, un revólver calibre 45 y otro 32, una pistola semiautomática calibre 40 y un pistolón. 
Además, declaró que el primer denunciante lo había guardado porque él había estado detenido por una causa de lavado de activos. Se trata de armas de colección, registradas y fácilmente identificables, según fuentes judiciales. 

¿Quién es el propietario?
El Territorio pudo establecer que la detención del ahora denunciante ocurrió el 18 de julio del 2019 en las afueras de Garupá e incluso fue informada entonces por el Ministerio de Seguridad de la Nación: “Prófugo desde 2014 y acusado de ser parte de una banda narco: lo capturamos en Misiones”, se anunció desde la cartera. 
El operativo fue realizado por la Policía Federal y se detalló que era sindicado “como integrante de una organización criminal que poseía una estructura dedicada al narcotráfico y delitos financieros en cuatro provincias: su rol sería el de encargado de brindar los medios necesarios para el transporte de los estupefacientes”. Se trata de la causa altamente mediática conocida como RR Vip, por el nombre de una concesionaria de autos de lujo ubicada sobre la avenida Quaranta de Posadas. 
Horacio S. aparece en el expediente como propietario de la firma TS Logística SRL. Fue involucrado en la causa por “lavado de activos de origen delictivo agravado por cometerse en habitualidad y en banda” con un rol considerado clave debido al transporte de marihuana desde Misiones hacia otras tres provincias en las cuales en 2014 hicieron operativos que concluyeron en siete detenciones. 
Fuentes consultadas por este medio al momento de la detención del hombre indicaron que el empresario transportista apareció en los primeros registros de las investigaciones en 2012 y cobró preponderancia luego de la detención de uno de sus choferes con un camión de su empresa -pero a nombre de su pareja- en pleno transporte de más de una tonelada de marihuana. 
Esa procedimiento lo relacionó directamente con el empresario santafesino Roberto Eduardo Rodríguez - a la postre sindicado como el cabecilla de la organización-  porque habían sido visto juntos e incluso detectaron el paso de ambos en dos vehículos, a modo de campana de ese viaje. 
Consta en el expediente que después se supo que sus vínculos también alcanzaban a sus familiares, figurando autos de alta gama de la concesionaria RR Vip a nombre el empresario y su hijo.  
Roberto Eduardo Rodríguez (39), condenado a mediados de marzo de 2018 a 13 años de prisión por el Tribunal Federal de Corrientes junto a seis personas. Se trató de un fallo histórico por ser considerado el primero de este tipo, ya que los jueces determinaron acreditado que lavó 158 millones de pesos provenientes del narcotráfico. 
Justamente en la sentencia los jueces Víctor Alonso, Fermín Ceroleni y Lucrecia Rojas de Badaró, solicitaron al Ministerio Público Fiscal que investigue al misionero dueño de las armas, sino también a su esposa, su hijo y otro hombre más. Ayer este medio buscó establecer cuál es su situación procesal actual, pero no tuvo resultados. 

El búnker
Por otro lado, en el allanamiento del martes que terminó con la detención de Juan Manuel Z. (42) ocurrió en la tarde noche sobre la avenida Urquiza. En el lugar los investigadores incautaron siete pistolas, un pistolón y cuatro revólveres de distintos calibres; una carabina de aire comprimido, una escopeta y un fusil de caza; además cinco culatas de madera, siete tubos de cañón y  municiones. 
También, en uno de los sectores de la casa fue hallada e incautada la suma de 113.000 pesos y tres teléfonos celulares que serán analizados por los uniformados de la División de Cibercrimen. Se estableció que el detenido era portador legítimo de alguna de ellas. 
El detenido hasta ayer no había sido trasladado a completar la audiencia indagatoria, aunque este medio pudo saber algunos detalles de su actividad. Fuentes confiables que lo investigaron en el pasado dijeron que desde hace muchos años repara y vende armas “legales e ilegales” sin ningún tipo de autorización. 
Incluso se detalló que hay informes de la propia fuerza sobre esa actividad realizados tiempo atrás, pero que nunca se tradujeron en allanamientos. Las mismas fuentes dijeron que más allá de esas actividades, no se trata de una persona ligada a los delitos contra la propiedad. 
Los cierto es que los investigadores llegaron hasta él porque se supo que estaba intentando comercializar las armas relacionadas al hurto. Los pesquisas también fueron hasta la casa de otro hombre presuntamente involucrado en la maniobra , pero los resultados allí fueron negativos y hasta ayer se encontraba prófugo. 

En cifras

50.000

En el hurto registrado el año pasado, además de las armas, se incautaron 50.000 mil dólares que en su momento valían 3 millones de pesos.

158

La Justicia Federal de Corrientes estableció en primera instancia que Rodríguez y su banda lavaron 158 millones de pesos provenientes del narcotráfico.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina