La serie de Chernóbil tuvo tanto éxito que Ucrania convertirá la zona en atracción turística

Martes 23 de julio de 2019 | 14:00hs.

En un futuro no muy lejano, la zona de exclusión de Chernóbil, la misma que una vez se consideró uno de los lugares más peligrosos del planeta, podría convertirse en una suerte de parque de atracciones. El gobierno de Ucrania la ha convertido oficialmente en destino y atracción turística.

Puestos a soñar con un escenario que daría para una versión todavía más oscura de Black Mirror, Ucrania podría llegar a plantearse subidas a la famosa azotea para que los turistas se lleven de regalo un pedazo del horror, o incluso una visita guiada a la pata de elefante en bañador.

Fuera bromas, la idea de potenciar la zona como un destino es muy real. Tal y como afirman en CNN, tras el éxito que ha tenido la serie de HBO y la posterior afluencia de público, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, emitió un comunicado en el que declaraba que la zona de exclusión alrededor de Chernóbil sería un destino turístico oficial:

Debemos darle una nueva vida a este territorio de Ucrania. Hasta ahora, Chernóbil era una parte negativa de la marca de Ucrania. Es hora de cambiarla. Chernóbil es un lugar único en el planeta donde la naturaleza revive después de un desastre global causado por el hombre, donde hay un verdadero ‘pueblo fantasma’. Tenemos que mostrar este lugar al mundo: científicos, ecólogos, historiadores, turistas.

¿Cómo? ¿No existe peligro de ningún tipo? La idea es impulsar el área como una atracción de forma que el gobierno ucraniano tomará medidas para que sea más accesible al público. Estas medidas incluirán el establecimiento de un “corredor verde” que actuará como punto de entrada seguro al área, y la construcción de nuevos caminos y puntos de control, así como la renovación de los antiguos. Las restricciones que había hasta ahora, como la prohibición de tomar fotografías, también se eliminarán.

En esencia, lo que Zelensky cuenta no es muy diferente de los tours guiados que existen en las ciudades de medio mundo, aunque por supuesto no es lo mismo que ir a visitar el Museo del Louvre.

Una de las primeras medidas que se adoptarán será que todos los turistas deben obtener un permiso especial con antelación a la visita, seguir las rutas aprobadas y someterse a exámenes de radiación en diversos puntos de control. Todo muy normal.

Y es que la zona de exclusión todavía es radiactiva, aunque parece que lo suficientemente segura como para que incluso el gobierno ucraniano esté alentando a la gente a hacer excursiones. Deseamos con todas nuestras fuerzas que esta idea no esté motivada simplemente por el dinero.

[Gizmodo vía CNN]

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina