La producción argentina podría alimentar a 400 millones

Sábado 13 de junio de 2015
El ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela, visitó el Pabellón argentino en la Expo Milán y destacó que la Argentina "es el quinto productor mundial de alimentos del mundo", al tiempo que puso de relieve la incorporación de tecnología y conocimiento a la producción.
"El mundo actual nos enfrenta al gran desafío de aumentar la producción de alimentos en un 60% para el año 2050, momento en el que se estima una población de 9.000 millones de habitantes", aseveró el ministro al visitar el pabellón patrio.
La visita se enmarcó en su participación en el Foro Internacional de Agricultura "Más allá de la Expo Milán 2015: la agricultura para alimentar el planeta", que se llevó a cabo el 4 y 5 de junio. "En el mundo existen 800 millones de personas con hambre y 1.000 millones de personas malnutridas. El incremento de la producción de alimentos no será suficiente para combatir el hambre y la mala nutrición, sino que será necesario también mejorar las condiciones de acceso de los alimentos a la población".

Los números
Por esta razón, "la lucha contra el hambre está íntimamente ligada a las políticas para el desarrollo y al incremento y la distribución del ingreso", agregó el titular de la cartera agropecuaria nacional al comienzo de su exposición, que se llevó a cabo en el bloque del foro dedicado al tratamiento de la seguridad agroalimentaria global.
Con relación a la participación de Argentina en la Expo Milán 2015, Casamiquela señaló: "El lema de Expo Milán 'Nutrir al planeta, energía para la vida' está en sintonía con nuestra manera de construir el presente. Argentina es hoy el quinto productor mundial de alimentos, con una producción para 400 millones, una población de 40 millones y que tiene como meta para el año 2020 producir alimentos para 600 millones de personas", dijo. Y añadió: "Por segundo año consecutivo, se batió el récord de producción de granos, alcanzando este año las 119 millones de toneladas".
En este contexto de enorme expansión del sector agroalimentario argentino, Casamiquela destacó la generación e incorporación de conocimiento y tecnología a la producción, la fuerte articulación público-privada y el ámbito académico, la industrialización de la ruralidad, el desarrollo de la biotecnología y el acceso al crédito.
Al finalizar su exposición, Casamiquela resaltó la importancia del reconocimiento oficial de la FAO a la Comisión Nacional de Asesoramiento en Biotecnología Agropecuaria (Conabia) como "centro de referencia" para la Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados. "Argentina alimenta el debate para construir un mundo mejor", concluyó.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina