La personalidad y el contexto influyen a la hora de optar por una carrera - El Territorio Misiones

La personalidad y el contexto influyen a la hora de optar por una carrera

Viernes 14 de febrero de 2020
Por Sonia Benítez

Por Sonia Benítez comerciales@elterritorio.com.ar

Los tiempos cambian y las necesidades del contexto también. Es por eso que muchas universidades se van adaptando y actualizan o agregan planes de estudio a su oferta académica. En la actualidad, en Misiones hay un mundo de oportunidades para comenzar a pensar en un futuro profesional. Desde carreras cortas hasta licenciaturas y oficios que enmarcan la habilidad de muchos jóvenes que quieren dedicarse a trabajar de lo que más les gusta. Ante esta realidad compleja, los egresados de la escuela secundaria se topan con un abanico amplio, donde muchos no saben por qué camino seguir. 
Así como algunos están en una gran disyuntiva hay otros que desde hace años saben qué carrera van a elegir para su futuro, pero los indecisos deberán sentir el apoyo y ayuda de quienes lo rodean o de un profesional. 
“La elección vocacional es un aprendizaje de ser uno mismo, como así también de ocupar un lugar social y ocupacional. El aprender es la posibilidad de vivir, de constituirse como un individuo diferente pero a la vez integrado a una realidad social y cultural que le permitirá un crecimiento que tienda a un sentimiento de plenitud” explicó a El Territorio la Licenciada Marta Beltramo, especialista en orientación vocacional. 
La profesional también analizó el contexto donde se inserta el nuevo estudiante que pretende empezar una vida universitaria. En este sentido, dijo que la sociedad latinoamericana se ve tocada por la pobreza, desocupación, exclusión, deterioro de vida en educación y en la salud. Decaen la calidad de vida, sobreviene el desempleo masivo, la precarización del empleo y la carencia de nuevas fuentes de trabajo.
Por estas circunstancias, crece el malestar cultural y social, el sufrimiento psicofísico y las enfermedades  que acarrea la pobreza y la marginalidad. Se deteriora el sistema educativo, el rendimiento es precario, hay deserciones,  fracasos, también una prolongación crónica de estudios universitarios y su poca relación con el campo laboral.
El mundo actual, inmerso en este contexto, tiene nuevas características en el mundo del trabajo, requerimientos de formación para las ocupaciones. Hoy la  pulsación de la sociedad se ve direccionada hacia la revolución del conocimiento, el papel de las nuevas tecnologías, la demanda de formaciones de grado y postgrado.

Qué hacer, qué elegir
Antes terminar quinto año los alumnos ya deben tener al menos una idea de qué es lo que van a elegir y es allí donde entra en juego la orientación vocacional, que incluye aspectos no solo vocacionales, sino también ocupacionales, vale decir, laborales, vinculadas a actividades productivas: ‘Orientación Vocacional Ocupacional. 
“Cada perfil de carrera tiene una manera muy especial en cuanto a las personas que las eligen. Si bien no es una regla general pero tiene mucho que ver el perfil de la persona, es decir si es una persona muy estructurada obviamente que no va a elegir carreras que tengan que ver con las ciencias humanas o ciencias sociales porque son carreras y profesiones que requieren una apertura en cuanto a la flexibilidad de la personalidad, son más bien abiertos libres, mientras que las carreras de las ciencias exactas de las ciencias duras sí tienen esas características o por ejemplo los ingenieros, carreras que tengan que ver con la astronomía, con las matemáticas. La personalidad tiene que ver, no es una regla general pero hay una predisposición” comentó la licenciada Beltramo, en relación a qué carrera debe elegir cada futuro estudiante y agregó, que los vínculos que han rodeado al alumno son muy influyentes a la hora de tomar una decisión. 
“Otra cosa importante a tener en cuenta es el contexto en el cual la persona se mueve, la familia, los amigos, muchas veces la modalidad de la escuela, los profesores que han sido sus orientadores. Muchas veces las relaciones negativas de los alumnos con sus docentes hacen que los alumnos bloqueen esa predisposición a seguir esa profesión porque hay toda una subjetividad de por medio. Por eso tiene que ver no sólo la estructura de personalidad del sujeto, sino también el contexto en el que éste se mueve, su historia familiar y escolar. Es por eso que para poder elegir primero debemos informarnos. La elección viene después de la selección y la selección después de la información”. 

Los problemas vocacionales
Según Beltramo, los problemas vocacionales, el qué hacer como itinerario vital en el área laboral y educativa, están atravesados por la incertidumbre en relación al futuro, la fragmentación y marginación social, la desocupación y la precarización laboral, la desesperanza y desesperación.
Identidad personal: Las motivaciones pueden estar bloqueadas por la dinámica del conflicto, el sujeto vive las contradicciones entre sus expectativas de logro y sus sentimientos de vulnerabilidad.
Identidad ocupacional:  Va a estar dada por la autopercepción en relación con la posible inserción del sujeto en la “cultura del trabajo”, estrechamente vinculadas a lo laboral. Elegir una forma de trabajo incluye planteos de tipo éticos, está condicionado por el género y se relaciona con las percepciones subjetivas sobre lo que es prestigioso o genera éxito económico.  
 Los problemas vocacionales tendrán que entenderse entonces como problemas de personalidad determinados por obstáculos o errores de las personas en el logro de su identidad ocupacional. 
Las “ocupaciones” son los nombres con los que se designan expectativas que tienen los demás individuos respecto del rol de una persona. El médico no es pensado en abstracto. Por ejemplo, la ocupación de médico es definida en un contexto de interacción social.
 l que elige no está eligiendo solo una carrera. Está eligiendo con quién trabajar, está definiendo para qué hacerlo, está pensando en un sentido para su vida, está eligiendo un cómo, delimitando un cuándo y dónde. Esta eligiendo quién ha de ser, o sea que está eligiendo un rol adulto, y para hacerlo no puede basarse en otra cosa que en quién es el. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina