La pelota volvió a rodar

Sábado 11 de julio de 2020 | 07:00hs.
El deporte colectivo volvió a practicarse oficialmente en la Tierra Colorada en lo que significó la primera de las dos jornadas de pruebas piloto en tiempos de pandemia. El fútbol 5, el básquet y el hockey fueron algunas de la disciplinas que ayer vieron luz verde, bajo estricto protocolo sanitario, en distintos complejos y clubes de la provincia.
Sin dudas la atención estaba puesta en el retorno del fútbol. En la modalidad cinco y cinco, la convocatoria fue contundente en la mayoría de los complejos habilitados y se espera el mismo panorama para esta jornada, la última habilitada para la práctica deportiva antes de que el Ministerio de Salud Pública haga una evaluación final y dé su veredicto. 
Lo cierto es que los amantes de la redonda coparon la grilla horaria del viernes, a pesar del aumento en los precios (la hora ronda desde los 700 a los 1.800 pesos, dependiendo del lugar y las medidas de la cancha). Y obviamente el formato novedoso en tiempos de Covid-19 trajo consigo aciertos y errores a pulir. 
A destacar: el extremo cuidado antes del ingreso a los complejos con puestos sanitarios para la desinfección (alcohol en gel), la toma de temperaturas con termómetro láser infrarrojo y hasta un novedoso portal de desinfección  que se vio, por ejemplo, en el complejo ‘Arena Fútbol Club’. Además, la organización en los cambios de turno también fue un punto positivo en este primer día en el que no se vio grandes concentraciones de personas. 
A pulir: la responsabilidad en la utilización del tapaboca y el excedente de jugadores permitidos por protocolo. Dos puntos importantes si tenemos en cuenta la salud y la igualdad de condiciones, que varios complejos obviaron.  
La bandera del picadito y las gambetas volvieron a plantarse en más de un centenar de canchitas misioneras, y ahora depende de cada uno mantenerla en pie. Por eso el compromiso debe ser total. 
Hay que recordar que los complejos y canchas de Posadas podrán abrir hoy de 8 a 22.  En principio, sólo pueden ser 10 jugadores, es decir, sin suplentes. Todos ellos serán registrados por su nombre y DNI para constatar nexos epidemiológicos.
Ya en el predio, se deberán desinfectar las manos al ingresar al campo, mientras que cada jugador usará tapabocas con la nariz descubierta. 
La duración de cada turno será de 50 minutos y durante los 10 minutos restantes se desinfectarán las zonas de contacto. Por último, no podrán permanecer en el predio al finalizar el partido, con el fin de evitar aglomeraciones. 
“Estamos con la mayoría de los turnos ocupados, apenas se supo de la vuelta los agotamos”, remarcó el encargado del complejo Nápoles, Juan Godoy. Misma realidad para el encargado del Complejo Mbareté, Julián Taborda, quien aseguró: “Era necesario para todos lo que vivimos de esto”. 

El hockey y el básquet
Otros deportes que también realizaron sus primeras prácticas colectivas fueron el hockey y el básquet. Ambas bajo la misma modalidad y condiciones que el fútbol: sólo diez jugadoras/es. 
En el caso de las Mami’s Hockey, por ejemplo, los tres equipos de Centro de Cazadores fueron de la partida. Mientras que en el básquet, hubo actividad en el Bartolomé Mitre y Tokio, ambos de Posadas.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina