La música como escuela y conexión

Miércoles 10 de abril de 2019 | 07:00hs.
Los músicos recorrieron aldeas mbya y registraron los puntos sobresalientes de su sonido.
Fusionando lo étnico con lo electrónico, Tonolec llegó a Misiones buscando los rastros musicales de los mbya. En 2013, de la mano de sus pares Nerina Bader y Karoso Zuetta, que oficiaron de  anfitriones, el reconocido dúo conformado por Charo Bogarín y Diego Pérez recorrió aldeas guaraníes como Fracrán (San Vicente) y Fortín Mbororé (Puerto Iguazú), entre otras para inspirarse en los sonidos ancestrales de esas comunidades.
Como resultado de ese viaje, surgió el documental El canto del tiempo, que actualmente se exhibe en el Bafici.
“Este es el puntapié inicial, la primera muestra del documental. Fue una sorpresa ser elegidos en el Bafici, apenas lo habíamos terminado así que estamos muy felices con eso”, contó Diego Pérez en diálogo con Apocalipsis en el bar por Radioactiva al tiempo que adelantó que, si bien para participar de ciertos festivales cinematográficos se exige que el filme no esté publicado en las redes, una vez hecho ese recorrido estará disponible para todos, de la misma manera que están buscando las vías para poder proyerctarlo en Misiones y el resto del país.
Con largo recorrido en diferentes comunidades aborígenes, los Tonolec puntualizaron que tiene de distintiva la guaraní: “Lo que vemos es que la música es un vehículo de conexión que tiene que ver con algo muy espiritual, de conexión con la naturaleza, entre la gente, de agradecimiento a la tierra... Pero la diferencia que encontramos en la música guaraní es que hay un gran protagonismo de los niños”, explicó Pérez.
“Eso nos pareció muy interesante porque nos dimos cuenta de que usan la música como vehículo para transmitir todas las enseñanzas. El canto transmite todas las enseñanzas sobre orerú, el padre de todas las cosas, sobre ñanderú y los diferentes conocimientos de la cultura, inclusive el ejercicio físico. Es como hacer la escuela”, profundizó, desde su punto de vista, teniendo en cuenta que no buscan hacer un análisis antropológico.
“Somos simplemente músicos, artistas que buscamos aprender de la experiencia de nuestros pueblos originarios, pero vamos encontrando estas cosas que nos van enseñando también a nosotros como personas”, destacó.
Además, todo es parte de un proceso creativo, ya que los Tonolec hacen algunas versiones de cantos originales y también buscan componer en la lengua original para sumar al cancionero y “transmitir ese idioma que lo importante es que no se pierda”, aseguran.
El filme en sí se realizó con grabaciones de aldeas guaraníes de Misiones, Paraguay y Brasil en conjunto con la Universidad Nacional de 3 de Febrero. “La hicimos muy a pulmón. Esperamos durante tres años diferentes subsidios pero nunca llegaron. La idea era poder volver a las comunidades y registrar mucho más. Pero hace un año dijimos bueno, con el material que tenemos y se puede hacer algo y contarlo. Mostrar esto que tenemos y dejar de esperar”, contó Pérez.
Así, parte de la tierra colorada, su historia, cultura, raíz son parte de este muestrario que recién arranca su recorrido. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina