La memoria de los japoneses sigue viva en los libros de Mirta

Sábado 15 de septiembre de 2018
María Elena Hipólito

Por María Elena Hipólito sociedad@elterritorio.com.ar

Sentada en un rincón de la casa japonesa, Mirta Cecilia Higa (65) elegía entre un manojo de fotografías aquellas que irían en su libro de memorias, el número 20, que reúne los recuerdos de la colectividad: fotos, recortes de diarios y mensajes de los visitantes.
“Buscando mis raíces encontré este rincón lleno de calidez humana”, dice uno de los escritos del nuevo tomo que se inició en abril y que se llenará pronto porque la mujer no pierde la oportunidad de invitar a todos a formar parte de esta historia.
“Estoy desde los inicios de la colectividad, participamos 38 años de los 39. Siempre fui de la comunidad; tenemos el Club Japonés en Los Helechos”, contó quien desde niña estuvo en contacto con sus raíces, motivo que explica su arraigo y esmero para con su gente.
Mirta es la encargada de hacer las fotografías que nutren estos 20 libros que constituyen un tesoro que cobra cada vez más valor dentro de su colectividad. La mayoría de las tomas son de los integrantes trabajando en la cocina, en el salón, dando clases tanto de baile como del shodo, la caligrafía japonesa. Pero su tarea no termina allí porque también colabora en la cocina.
“Mi hermana es maestra y ellos suelen tener un libro de fiestas donde van anotando los acontecimientos importantes. Entonces se me ocurrió que estaría bueno porque aquí está la historia de la colectividad”, contó y agregó: “Creo que lo más interesante que se ve acá es que además de que cada colectividad mantenga sus tradiciones y su cultura al mismo tiempo se da un intercambio enriquecedor”.
Mirta es hija de japoneses. Su madre llegó al país cuando apenas era una beba y su padre, en cambio, a los 16 años. “Ella era bien del norte de Japón y él, bien del sur. Por esas cosas de la vida se encontraron en Misiones y acá estoy”, expresó con una sonrisa.
La cocinera y fotógrafa destacó la presencia de los jóvenes dentro de la colectividad participando de las actividades. Es así que afirmó que el 70 por ciento de los chicos que toma clases del idioma no son de la colectividad. El entusiasmo y la dedicación es tal, sostuvo, que uno de los chicos ya enseña y tiene el objetivo de conseguir una beca para estudiar en Japón.
Mirta también lamentó la pérdida de una integrante esencial de la colectividad, Yoshie Mori, notable maestra de caligrafía que falleció en vísperas de Navidad a los 91 años.
Historias como las de Mirta se esconden en las colectividades, esperando a ser descubiertas. Como Cristi Hamner, quien junto a su padre Charles y su hijo Nicolás, visitaba por primera vez el parque. Los tres son estadounidenses pero residen en República Dominicana. “Me encanta porque en mi país no celebramos tanto las culturas y eso fue lo que me impactó, la celebración, la comida, los bailes”, destacó Cristi en un perfecto español.
Al cierre de esta edición se esperaba el show de Karina La Princesita. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina