La mejor calidad en muebles celebró el lunes su 55 aniversario

Martes 9 de junio de 2020 | 20:40hs.
Vida y Estilo
Un 8 de junio de 1965, dos jóvenes emprendedores comenzaron a delinear un proyecto de trabajo. Posadas necesitaba un espacio donde las familias pudieran ir a ver, tocar y elegir los muebles que los acompañarían en su cotidianeidad por mucho tiempo.

Es decir, se necesitaba una mueblería con productos de calidad, estilo y durabilidad. Una vez que el servicio a ofrecer estaba bien definido y que los productos ya podían ser ofrecidos, Carlos Cardozo y Rubén Vigo inauguró su primer local en Ayacucho entre Salta y Tucumán. La mueblería abrió sus puertas con el nombre de Vicar Muebles, que significaba la unión de los apellidos de ambos trabajadores. Con el paso de los años, Vicar comenzó a recibir cada vez a más clientes. El nombre de la empresa empezó a resonar en la ciudad y las fiestas de agradecimiento no tardaron en llegar. Con la calle cortada por el público y la voz del locutor Orlando Verri dirigiendo el evento, la música sonaba en pleno centro, para celebrar el acompañamiento de la gente, aniversarios y varios acontecimientos.

Más adelante Vigo inició su propio emprendimiento, por lo que Cardozo se convirtió en el responsable de la hoy tradicional mueblería. “Tuvimos vaivenes, hemos pasado por muchas crisis, la economía también nos afectó en diversas oportunidades, pero seguimos adelante”, dijo Gustavo Cardozo, hijo de Carlos y actual propietario de Vicar Hogar y Muebles.

Por 27 años, el local se ubicó sobre calle Ayacucho, para luego trasladarse a Uruguay 2740 en 1992, pero una vez más volverían a realizar una mudanza, esta vez sobre la misma avenida, en la esquina de Pedro Méndez, donde se encuentra actualmente.

Proyectos que se concretan

En la actualidad, Vicar Hogar y Muebles es sinónimo de confianza, buena calidad y la mejor atención. Y aunque los muebles siguen siendo la mayor atracción del local, hace nueve años los colchones se sumaron al proyecto familiar.

La ampliación se dio en el marco de la representación de los colchones Springwall, cuyo local está por calle Arrechea. “Todos los proyectos siempre los llevamos adelante trabajando en familia”, expresó Cardozo. La tarea que realiza diariamente la ya tradicional mueblería es la de llevar a las familias la comodidad y practicidad con muebles de primera calidad. Los placares empotrados, por ejemplo, que aprovechan como pocos el espacio reducido, adaptándose a cualquier pequeño rincón que se tenga en la casa.

No sólo se pueden adquirir placares, sino que se puede vestir a la casa completamente con juegos de livings, mobiliario para la cocina y para los estudiantes que viven en departamentos pequeños, con juegos de mesas y sillas y demás opciones.

La comodidad de los clientes no sólo debe darse dentro de la vivienda sino que también cuando eligen sus muebles. Es por eso que Vicar esperaba festejar su 55 aniversario con la inauguración de su segundo local en el Acceso Sur de la ciudad, pero debido al particular contexto que vive el mundo, ese proyecto se hará esperar un poco más.

Por el momento, la casa de Uruguay y Pedro Méndez continuará siendo la mimada de la familia, que constantemente busca la forma de acercarse a sus clientes y brinda muchas posibilidades para que todos puedan adquirir el mobiliario deseado.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina