La magia de darle vida a los residuos

Sábado 25 de julio de 2020 | 07:00hs.
Por Belén Spaciuk

Por Belén Spaciuk interior@elterritorio.com.ar

Botellas, tapitas, envases, plásticos, papeles, precintos, biromes, diarios, cartones y muchos otros elementos de descarte domiciliario cobran vida en las manos de Diego Raga y Berenice Texeira.

Ambos, con talento y una cuota de esfuerzo extra, recolectan residuos para construir títeres de todo tipo y forma y con ellos  llevan adelante la loable tarea de fomentar la creatividad y la imaginación en grandes y chicos.

La iniciativa comenzó hace algunos años, cuando Raga asistió a un taller de títeres en el Galpón de la Murga de la Estación. “Se trataba de un curso para los jóvenes de aquel entonces”, recordó entre risas en diálogo con El Territorio. “Después de eso, no me despegué de los títeres. Empezamos a trabajar en algunas obras con Jimena Bianchi a la cabeza. Cuando terminó ese proyecto me fui a estudiar a La Boca, Buenos Aires, en la escuela de titiriteros”, detalló Raga, quien regresó a la Tierra Colorada en 2012 y se sumó a mediados del 2013 en un proyecto que lo impulsó, junto a su compañera de vida, a seguir con los títeres hasta hoy día.

Ese año se contactó con el Basko Ugalde, de Kossa Nostra, quien lo conectó con un proyecto de promotores ambientales que recolectaban residuos para fabricar muñecos. “Todo comenzó como una estrategia ambiental, por parte de los promotores, para comenzar a reutilizar esos materiales”, dijo. Pero a la hora de levantar un títere, interactuar con el personaje o darle vida a ese descarte, la tarea se tornaba un poco más compleja. Fue en ese momento cuando, junto a Malena Reynoso, entraron en acción para recorrer distintos puntos de la capital misionera con la obra ‘Aventuras de Lavandino’, junto al grupo Sakados del Tacho.

“Empezamos a ir a festivales. Un evento nos abría las puertas a otros y así fuimos a todos lados en Misiones y también a Paraguay, Uruguay, Chile, Colombia y México. Todo a través de los títeres reciclados”, contó el artista.

Manos en la obra
Paralelamente, junto a Berenice, comenzaron a trabajar en Títeres RecicloCirco.  

Creativamente construyeron a Jakareziño el yacaré, Alicia la mosquita y El Mago Citric, entre otros tantos títeres que los acompañan en escenarios desde hace mucho tiempo. El show articula música, títeres, marionetas, show de payasos y más.

Con personajes y animales autóctonos y un dialecto misionero, el dúo lleva adelante obras con conciencia social.

“Lo importante está en lo que se dice tácitamente en cada obra y lo que esa función genera en el otro, la huella que deja en cada uno”, relataron los titiriteros haciendo referencia en que no solamente incentivan a los demás a tomar conciencia de la importancia del reciclaje con los títeres, sino que el mensaje también se transmite en los diálogos y la atmósfera que se genera en cada función.

Un intercambio diferente
Con las presentaciones en escenarios, cumpleaños, festivales y eventos en stand by  la pareja debió transformarse para seguir sosteniendo su economía.

 “Como somos artistas independientes, debimos transformarnos para sobrellevar la pandemia”, explicaron. Así surgieron algunas presentaciones en streaming, con vivos a través de @TíteresRecicloCirco en Facebook e Instagram, como el que realizarán este domingo, con el apoyo del Instituto Nacional del Teatro.

Pero además de las funciones, en vivo y a la gorra, el dúo llevará también adelante un taller a modo de tutorial en el que enseñarán a armar títeres con residuos domiciliarios. Una innovadora propuesta que busca contagiar conciencia y entretenimiento.

La presentación será este viernes 31, en el que enseñarán a armar a Jakareziño, el yacaré. La  inscripción se puede tramitar a través de las redes. Allí se informará sobre los horarios y la lista de materiales que se necesitarán.

Entre los que ya se han inscripto hay reservaciones de República Dominicana, Chile, Brasil, Colombia, Caleta Olivia, Buenos Aires y Misiones. Entre los inscriptos hay docentes, payasos, titiriteros y familias. “Es una propuesta interesante tanto para la familia que se las puede ingeniar en casa para hacer un títere y aportar su granito al medioambiente sin gastar de más y además para aquellos que viven del arte y deciden innovarse, renovar e ingeniárselas para seguir adelante”, contaron los titiriteros que realizan sus vivos con un celular y un improvisado trípode adaptado con materiales reutilizables porque “todo sirve”.  

Durante el taller se focalizará en la mecánica del armado: “Nos vamos a enfocar más en transmitir los mecanismos del  títere y la marioneta. Después, cada uno podrá ir adaptando el bicho, animal o figura que quiera crear de acuerdo al material que tenga. La idea principal es usar la imaginación adaptando los recursos que disponemos a nuestra creatividad y pensar que estamos reutilizando y haciendo un bien al medioambiente”, aclararon.

Es que la finalidad de la propuesta se centra en tomar conciencia sobre la importancia de reutilizar los desechos domiciliarios, aprovechar este tiempo para aprender cosas nuevas y también, darnos un espacio para volar con la imaginación. Y para eso, nada mejor que un títere. Porque “los títeres son una herramienta de transformación social. Una manera de llegar a todos y generar conciencia. Es saber que estamos llevando un mensaje, a cualquier lugar del mundo, y que ese mensaje es una semilla en el otro”, concluyeron los artistas.

PARA AGENDAR

Tutoriales y vivos
El dúo ‘Títeres ReciclaCirco’ transmitirá mañana desde las 18 una función en vivo y a la gorra. Además, el 31 darán un tutorial sobre cómo construir un títere con objetos reciclables. Inscripciones a través de las redes sociales.

@TíteresRecicloCirco en Facebook o Instagram. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina