La Justicia inhabilitó a un centenar de conductores por faltas graves

Lunes 15 de abril de 2019 | 07:00hs.
El Repat le da prioridad a las sentencias judiciales por homicidio culposo.
Griselda Acuña

Por Griselda Acuña interior@elterritorio.com.ar

El caso de Iván Sosa (20), que murió tras haber sido atropellado y dejado a su suerte, reavivó el debate sobre los tiempos judiciales. El domingo 7 de junio de 2015 el muchacho encontró la muerte a manos de un automovilista alcoholizado, que lo embistió sobre la ruta nacional 14 en Cerro Azul. Si bien el acusado tenía una condena en suspenso y una prohibición de conducir vehículos, la familia de Iván lo vio nuevamente al volante y realizó la correspondiente denuncia que terminó con su detención efectiva por desobediencia judicial.

Lo sucedido pone sobre el tapete el límite de la vara de la Justicia y obliga a las autoridades de diferentes estamentos a revisar la cantidad de conductores inhabilitados, cuál es el órgano de contralor y cómo detectar a quienes violan lo dispuesto por la sentencia.

Según las estadísticas del Registro Provincial de Antecedentes de Tránsito (Repat), del 2009 a la fecha hay 102 conductores que fueron inhabilitados por sentencia judicial. La prohibición de manejar un vehículo es por una infracción grave o bien por acumulación de multas.

Para tener una idea, en los primeros tres meses de 2019 hubo 2.645 sentencias provenientes de Juzgados de Faltas o bien de la justicia ordinaria. De esa cifra 992 corresponden a enero, 590 a febrero, volviéndose a disparar en marzo con 1.063.

En ese sentido, Eduardo Omar Puppio, titular del Repat que oficia de base de datos de licencias habilitadas o inhabilitadas a la cual tienen acceso todos los municipios de Misiones, destacó que en la actualización de la información se le da prioridad a los casos de homicidio culposo. “Tenemos ciertos recaudos y priorizamos la carga de esta información ni bien llega el oficio a la oficina y cargamos urgente para que impacte en tiempo real y la inhabilitación pertinente a la persona en cuestión si así ordena la sentencia judicial”, explicó Puppio.

En cuanto a los datos históricos, es decir, desde que comenzó a funcionar el Registro, hay 2.311 conductores que sufrieron descuentos por puntos; 668 infracciones recibidas desde los juzgados de justicia ordinaria (como ser homicidios o faltas graves en hechos de transito), y 55.340 licencias retenidas preventivamente.

Puppio explicó que la inhabilitación puede ser una falta grave o bien la consecuencia de varias multas hasta quedar sin puntos. “Iniciás con 20 puntos y vas quedando sin puntos a medida que cometés infracciones. La cantidad máxima de puntos a descontar es de 15, o sea no se puede inhabilitar de una sola vez”, detalló en diálogo con El Territorio.

Alcoholemia, lesiones graves  u homicidios por hechos de tránsito, o cruzar semáforos en rojo son los motivos más frecuentes de las causas judiciales, especificó Puppio.

Por otro lado, se destaca el total de sentencias desde los inicios del Repat. Hasta marzo hubo 85 mil; de ese total, el 65% de la sanción fue con quita de puntos y unidades fiscales (UF); el 22% sólo con el descuento de puntos y el 13% abonando el costo de las UF que disponga la Justicia. Asimismo, el total de licencias emitidas hasta marzo de este año fueron 855.434, de las cuales el 38% es mediante el sistema provincial y el 62% es con el sistema nacional.

“Hay que informar si saben de infractores conduciendo”

En diálogo con Acá te lo Contamos por RadioActiva100.7, Eduardo Omar Puppio, titular del Repat, detalló cómo funciona el procedimiento de una inhabilitación para conducir. Se trata de una plataforma provincial y nacional. El Repat es el encargado de llevar el registro de todos los antecedentes de los conductores provinciales y se replica a Nación.  

“Lo que hacemos es replicar lo que ordena sentencia del juez de todos los juzgados de la provincia, lo que dictan sentencia transmitimos al sistema informático y queda como antecedente, del cual se nutren todas las licencias de conducir antes de ser emitidas”, añadió.
Por otra parte, advirtió que “los tiempos judiciales demoran, no son tan veloces como los tiempos informáticos, entonces es probable que ante una eventualidad una persona concurra maliciosamente a sacar una duplicación de licencia”. 

“Si una persona está conduciendo con una licencia que fue sacada malintencionadamente en ese período en el cual todavía no llegó al sistema la inhabilitación, un oficial de justicia puede ir a retirar la licencia a su domicilio”, remarcó.

Asimismo admitió que existen reincidentes. “Si la gente sabe de alguien que está conduciendo y está inhabilitado hay que informar a las autoridades policiales”, recomendó.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina