La inflación se desacelera pero sigue pesando en el bajo consumo

Martes 16 de julio de 2019
Los precios desaceleraron subas pero en algunos productos siguieron siendo muy notorias. | Foto: Archivo
El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) difundirá hoy el dato de inflación de junio y desde consultoras privadas se coincide en que mostrará una baja en cuanto a mayo, que fue del 3,1%. Según algunas estimaciones, el indicador podrá estar en torno al 2,6%, pero pese a esta proyección de baja, desde comercios siguen relevando subas en todos los productos.
Así, se explicó que, aunque hay un menor ritmo de incrementos, los precios siguen en alza y en algunos productos los porcentajes son importantes. Por otro lado, analistas recordaron que, pese a la desaceleración, una inflación superior al 2% sigue siendo muy alta y nos deja con aumentos acumulados del 50% en los últimos doce meses.
“Hay subas más leves, pero se siguen dando. Por ejemplo, ahora las yerbas van a subir un 15%. Una marca que venía un poco retrasada en precios ya subió. Y así en general los precios siguen aumentando”, comentó Antonio Leiva, de la Agrupación de Comerciantes Misioneros.
Y resaltó que “uno va reponiendo mercaderías y se van renovando los precios. Todo en general tiene subas, no es el mismo ritmo que cuando el dólar subía, pero siempre hay subas”.
En cuanto al consumo, recordó que “sigue muy bajo, la gente se cuida mucho. Hay productos que ya casi no se venden, como los yogures de primeras marcas. Cambió mucho el consumo. En carnes se siguen dando aumentos, pero muy leves”, apuntó Leiva.
Desde la Cámara de Comercio e Industria Producción y Comercio de Oberá (Cripco) se consideró que se percibe una mayor estabilidad de precios por la quietud del dólar en las últimas semanas. Pero igualmente el efecto en los precios fue variado, algunas cosas no subieron y otras mostraron alzas importantes. “Para mi se estabilizaron los precios, pero es variable. Si se habla con comerciante de un determinado rubro llegaron incluso a ver bajas, y según otros hubo subas. Pero en general en los últimos días no hubo aumentos y por lo menos se estabilizó”, comentó Carlos Mielnickzuk, presidente de la entidad.
El empresario consideró que “también al no haber subido tanto al menos los combustibles, no hubo traslados de subas. Pero el problema con la inflación es el acumulado que es mayor a la suba que pudieron tener los asalariados. El consumidor en general perdió mucho el poder adquisitivo”, explicó
También proyectó que, con la estabilidad de precios de las últimas semanas, “hubo una mínima recuperación en movimiento, junio fue un mes en el que se movió un poco más de lo normal. Al menos algunos sectores relacionados a la producción primaria. Hay una expectativa o expresión de deseo que la actividad mejore ojalá la realidad acompañe esta sensación”.


Una inflación de más del 50%

Si bien las consultoras y estudios privados estiman que la inflación de junio estará por debajo del 3%, desde la Fundación Mediterránea Regional Nea se recordó que los niveles de aumento siguen siendo muy elevados para una economía. Y así se apuntó que, si el valor se ubicara en torno al 2,5%, igualmente el acumulado anual estará por encima del 50%.
“En el acumulado del año la inflación igual estará por encima del 50%, es un valor muy alto. Lo que se observa como positivo es que al menos comenzó a desacelerar y eso incentiva a la recuperación del poder adquisitivo de los salarios”, explicó Gerardo Alonso Schwarz, investigador en jefe de la entidad de estudios.
Indicó por su parte que la percepción de baja se incentivó por tres factores: la estabilidad cambiaria, los acuerdos por precios y la postergación de subas de algunas tarifas que ayudan a estabilizar la inflación al menos en el corto plazo.
“El congelamiento de precios de algunos servicios ayudó a tener un efecto calmante sobre la inflación. Y por otro lado el argentino es muy dependiente de como marcha el tipo de cambio, al estabilizarse esa variable se logró a frenar subas que se podían hacer para adelantar este componente”, explicó.
Finalmente remarcó que “en general se espera una desaceleración y hay que recordar que la inflación se toma sobre la base de todos los bienes finales de la economía, es un cálculo muy grande y complejo de hacer”.

El dólar se disparó 55 centavos

Después de varias jornadas en baja, el dólar tuvo una suba de 55 centavos y se cerró sus operaciones en el Banco Nación a 41.40 y 43.40 pesos para la compra y para la venta, respectivamente.
En tanto, el euro también subió y cerró en las pizarras de la misma entidad a 48.10 para la compra y 50,10 pesos para la venta.
El gobierno argentino solicitó al Fondo Monetario Internacional (FMI) cambios en las metas de aquí hasta fin de año, con el compromiso de alcanzar un superávit primario fiscal mayor al pautado originalmente.
En concreto, pidió modificar “los criterios de desempeño cuantitativos de fines de septiembre para el piso de gasto social, los contratos de dólar futuro, la base monetaria, y el objetivo de saldo primario fiscal”, expresó en una Carta de Intención enviada al Fondo, con motivo de la Cuarta Revisión del programa vigente, a través del cual la Argentina tuvo luz verdad para recibir 5.400 millones dólares el viernes pasado. ”No vi nada especial en el día, pero el rebote no me parece mal, aunque es preferible que sea suave, dado que para mi gusto se había acelerado demasiado la baja”, consideró el economista Miguel Zielonka, de la consultora Econviwes.

El Indec difunde hoy el IPC de junio, que sería menor a 3%

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) difundirá hoy el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de junio. Será la última cifra de inflación antes de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso) del domingo 11 de agosto. La inflación de junio de 2019 se ubicaría entre 2,5% y 2,7%, según estimaciones privadas. Esto confirmaría la tendencia a la baja de los últimos tres meses: después de tocar un techo de 4,7% en marzo, el IPC comenzó a descender y llegó a 3,1% en mayo.
El acumulado en los primeros meses del año trepa al 19,2% y el interanual es de 57,3%. La desaceleración del último trimestre se debe a la baja del dólar, que marcó un récord de 47 pesos en abril y quedó por debajo de 43 pesos en la última semana, junto a la política de restricción monetaria del BCRA. Ambos factores se suman a un leve descongelamiento del consumo gracias a las paritarias, el cobro del medio aguinaldo, el relanzamiento de planes de crédito blando y la decisión del Gobierno de suspender algunos aumentos de tarifas hasta después de las elecciones.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina