La fotografía al rescate

Martes 12 de marzo de 2019 | 04:00hs.
Por Natalia Guerrero

Por Natalia Guerrero sociedad@elterritorio.com.ar

No hace mucho se produjo un salto tecnológico muy importante en el campo de la fotografía. Lo artesanal, analógico, o lo que algunos llaman “el arte del revelado” pasó a ser algo de culto y ya casi histórico con la aparición de las cámaras digitales. No más revelados, negativos, cuarto oscuro, químicos de laboratorio.
Así también se fue dejando de lado el archivo fotográfico personal impreso, ya que antes el rollo de 24 o 36 obligaba al usuario de una cámara a revelar las fotos, mientras que hoy en día se las baja a la computadora y muchas veces quedan ahí, almacenadas en un disco.
Pero no todo es tan trágico con este cambio, ya que ahora este arte se reinventa y refuerza su valor histórico, su originalidad y nuevamente su presencia en formato papel.

Volver al origen
Con la llegada de las cámaras digitales, la tecnología y la urbanización experimentaron un cambio paulatino y paralelo, en el que el paisaje posadeño se transforma para dar paso a la modernización.
Ese camino es reflejado en la muestra Posadas testimonial, que se puede visitar de forma libre y gratuita en el salón del subsuelo del Museo Regional Aníbal Cambas, donde precisamente se exhiben los lugares emblemáticos y por ello entrañables de la capital misionera.
Los espacios verdes, los medios de transportes o acciones cotidianas, como el lavado de ropa a mano que hacían las lavanderas a la vera del río Paraná cerca del tanque Marconi, se reflejan en fotografías reveladas en blanco y negro, tomadas hace unos 30 años. Ese es justamente el valor de la fotografía, rescatar el pasado, ser soporte de la historia, no solamente de la evolución de uno mismo, sino también de su pueblo y de su entorno. De esta manera, se afirma que el pasado marca el camino hacia el futuro.
Una postal, por ejemplo, muestra a los ferrys en todo su esplendor, encallados y expectantes en el puerto de Posadas, pasando por la Bajada Vieja, que además de recibir los primeros pasos de los viajeros, fue la usina y motor de la capital de la provincia.
Misiones siempre fue un atractivo turístico. Por ello, los visitantes que llegaban desde diferentes puntos del mundo se alojaban en el espléndido hotel Savoy, un lugar de primera clase, con un barcito, música en vivo, restaurante y en pleno centro posadeño, en la esquina de Colón y Sarmiento. Hoy en día, ese lugar histórico, pulmón del centro, envejece y duerme tapado por vallas de publicidad y rejas perimetrales.
Los medios de transporte también tuvieron su (r)evolución. Por caso, la estación de trenes, que actuaba como receptor de pasajeros tanto misioneros como extranjeros, un lugar con una vida activa, cerca del río, con un puente internacional en construcción, que ahora funciona como centro cultural y paseo dominical de los posadeños en la Costanera.
Así, en estas fotografías se pueden observar sitios que transitamos y vemos cotidianamente, pero al verlas nos remontan a su pasado y nos traen la imagen de cómo fueron antes de modernizarse. Por eso se vuelve necesario hacer una recorrida por el pasado a través de este tipo de imágenes, para revalorizar el lugar donde se vive y la carga histórica de nuestro entorno.
Testigo de ello fue el río Paraná. Antes de la Costanera, fue albergue de jangadas, ferrys, balsas y canoas de pescadores. Y en los años 70, el balneario público El Brete recibía a los bañistas con juegos didácticos y una arboleda de ejemplares como lapachos y gomeros de sombras preponderantes.

Olor a nostalgia
Recorrer en silencio estas imágenes, grabar en la memoria las postales de cómo era nuestro entorno y asimilarlo al caminar de una postal a otra, hace tomar conciencia de por dónde se transita y el silencioso pasado a la vez hace ruido y grita con estas fotos.
La fotografía en sí relata, cuenta, demuestra, actúa como juez y testigo. Son inevitables el cambio y el progreso, pero es preciso saber de dónde venimos para saber hacia dónde vamos, y en este caso un actor protagonista es la fotografía como soporte de la historia.
Así lo demuestra también el diario El Territorio, que hace cuatro años, en su aniversario número 90 de existencia, realizó una muestra en la que justamente se mostraba el pasado a través de los archivos, que narran acontecimientos históricos provinciales y sitios que marcaron la historia. Y todo a través de la fotografía.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina