La familia de Vilma se constituyó como querellante particular en la investigación

Martes 30 de junio de 2020 | 06:43hs.
María sostuvo que se retiró conforme tras la reunión que mantuvo el viernes con el magistrado Martín Brites.
Agustín Mazo

Por Agustín Mazo fojacero@elterritorio.com.ar

A pocos días de conocerse novedades más que importantes en relación al expediente judicial que investiga el femicidio de Vilma Mercado, la joven de 19 años que fue hallada asesinada en octubre pasado de Puerto Iguazú y por el cual se encuentra más que comprometido en la pesquisa el soldado voluntario Carlos Villar (20), trascendió que la familia de la víctima se incorporará a la investigación bajo la figura de querellante particular. 
La novedad fue confirmada por la propia madre de Vilma, María Leite, quien en diálogo con El Territorio comentó que mediante un abogado particular ya inició los trámites correspondientes para tener un mayor acceso a la investigación mediante la querella.  
Según comentó la propia Leite, el viernes por la mañana mantuvieron una reunión informativa con el juez Martín Brites, titular del Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú en donde recibió las últimas novedades en torno a la causa.
En relación al encuentro manifestó que tanto ella como sus familiares salieron conformes y ahora esperan que el caso pueda resolverse lo antes posible. 
“La sensación que tengo es que pase lo que pase con la condena, esta persona va a cumplir con la ley, pero cono nosotros no. A nosotros nadie nos va devolver a nuestra hija. A mí no me cambia nada, yo seguiré haciendo todo lo posible para que lo ocurrido con mi hija no quede en el olvido”, manifestó Leite. 
Y agregó “es un paso más en este proceso y espero que lo condenen a perpetua”. 
Por otro lado, el único detenido que tiene la pesquisa fue notificado el jueves de los elementos de prueba en su contra durante una ampliación de indagatoria que el soldado voluntario tuvo mediante videoconferencia con el magistrado Martín Brites. 
Durante la audiencia, el juez instructor comunicó formalmente al imputado que las pruebas de ADN halladas en el cuerpo de Vilma son coincidentes con su material genético. 
De acuerdo a lo manifestado por voceros que intervienen en el caso, a partir de los elementos que se fueron incorporando al expediente estaría todo dado para la clausura de la intrucción, por lo que la fiscalía podría solicitar la elevación a juicio en las próximas semanas. 
Esta decisión está en manos del fiscal Horacio Paniagua, quien deberá analizar todos el cúmulo de pruebas y, de considerarlo pertinente, efectuar el requerimiento de elevación correspondiente. 
Otro revés judicial que tuvo Villa se produjo a principios de mes cuando la Cámara de Apelaciones de la Provincia confirmó la prisión preventiva del soldado. Dicho planteo defensivo había sido presentado en diciembre pasado y fue uno de los motivos por el cual la causa estuvo varios meses parada. 
Por si fuera poco, Villar está acusado de violar a una adolescente correntina de 16 años, hecho que tiene similares características a lo ocurrido con Vilma y que ocurrió dos semanas antes del crimen de Mercado. 
Por ambos hechos está imputado por abuso sexual con acceso carnal agravado por el uso de arma de fuego y abuso sexual con acceso carnal doblemente agravado por femicidio y criminis causa, lo que prevé prisión perpetua.

Similitudes
Según lo que se pudo reconstruir hasta el momento durante la etapa de instrucción, existen varios aspectos y conexiones entre los dos ataques sexuales ocurridos en Puerto Iguazú y en los que se responsabiliza de forma directa a Villar.
En el caso de Vilma, fue hallada asesinada el viernes 25 de octubre en un monte ubicado a un costado de la ruta nacional 12, en cercanías a la antena de una repetidora de televisión, con los pies atados y el rostro encintado, lo cual le provocó una asfixia que derivó en su muerte. 
También presentaba signos de abuso sexual.
En tanto que la adolescente correntina fue sorprendida en plena vía pública de Iguazú por un joven motociclista que a punta de cuchillo la llevó hasta una zona de monte, donde comenzó a maniatarla y encintarle el rostro, aunque afortunadamente pudo aprovechar un descuido del agresor y huir hacia la ruta, donde se encontró con un automovilista que la auxilió.
La muchacha estaba semidesnuda, con retazos de cinta en el rostro, y fue socorrida de un lugar cercano al punto donde hallaron a Vilma asesinada. 
Según pudo saber este medio, la adolescente se encontraba de visita en Misiones al momento del ataque.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina