La falta de empleo se evidenció en una kilométrica fila

Sábado 12 de octubre de 2019
Mara Elena Hiplito

Por Mara Elena Hiplitointerior@elterritorio.com.ar

“Estamos buscando personas comprometidas que quieran sumarse a nuestro gran equipo humano de trabajo actual para las siguientes áreas: panadería, repostería, cocina, atención al público, mozo, limpieza”, reza la publicación de la panadería y confitería Petri, ubicada a la entrada del barrio Santa Helena, en Garupá.
El texto convocaba a los postulantes a la sede de la firma con su currículum en mano a partir de las 7 de la mañana de ayer. Y lo que allí ocurrió no es más que una evidencia de la falta de empleo y de la necesidad imperante de los misioneros por conseguir una fuente de trabajo fija y segura.
Las vacantes para el trabajo son quince, no obstante, fueron más de 800 las personas que se acercaron hasta el lugar y protagonizaron una extensa fila de casi 1.000 metros. Si bien la apertura estaba prevista desde las 7, hubo algunos que aguardaron en su puesto desde las 22 del jueves.
En su mayoría fueron jóvenes desempleados y hubo otro tanto de adultos de entre 40 y 50 años. Pese a las altas temperaturas y un sol abrasador, los convocados continuaron apostados al costado de la colectora de la ruta 105 con la certeza de que hasta el último iba a ser atendido.
“La verdad es que no esperábamos tanta gente, sabíamos que iba a haber un cupo importante pero no tanto. Nos sorprendió gratamente por un lado y tristemente por el otro. Gratamente porque veo que la gente ve en nuestra pequeña empresa un lugar donde ganarse el pan de cada día y tristemente por la cantidad de personas que están en busca un puesto de trabajo”, expresó a El Territorio Sergio Petri, propietario del local que tendrá una nueva sucursal en Posadas y que abrirá aproximadamente en un mes en la esquina de las avenidas Quaranta y Alicia Moreau de Justo (ex ruta provincial 213).
“Vimos a muchas chicas con bebés en brazos y eso nos conmovió mucho. Recibimos a todos, no tenemos ni un problema”, contó Sergio.
La idea, en esta primera instancia, era poder realizarles una entrevista a los postulantes, pero a raíz del colapso en la convocatoria y con el fin de poder atender a todos, harán una selección previa de un número más reducido para luego tener las entrevistas personales.
Con paraguas o con las mismas carpetas que contenían las hojas de sus currículums, la gente se protegía del potente sol, ya que muchos de los que quedaban, pese a haber llegado a las 6 de la mañana, para las 10 llevaban cuatro horas de cola y aún aguardaban por su turno.
Es el caso de Carolina Oyolas (27), que salió a las 4 de la mañana de Santo Pipó para presentarse para el puesto de trabajo, del que se enteró por una publicación en Facebook.
“Estuve tres años trabajando en Posadas hasta que terminó mi contrato, seguí buscando pero no encontré nada y entonces me fui al interior. Ahora me vine de nuevo para acá a ver qué onda, ojalá que por lo menos miren mi currículum y poder empezar a trabajar porque hace ya bastante que no tengo trabajo”, contó la joven sobre su experiencia personal y se lamentó: “Es increíble y no es justo que haya tanta gente sin trabajo. Si sabía que iba a haber tanta cola, capaz que ya me venía ayer”.
Adriana Silvero (27), Johana Giménez (19), Griselda Ayala (33) son compañeras en la carrera de Administración de Empresas y concurrieron juntas a esta posibilidad de trabajo. Las tres, que también llegaron antes de las 7, se mostraron sorprendidas ante la gran cantidad de gente.
Por su parte, Andrea (33) actualmente desempeña sus labores como empleada doméstica y el puesto en la panadería representa para ella la chance de un trabajo seguro.
“Mi expectativa es poder tener un puesto fijo de trabajo. Estoy desde las 6.40, no creí que iba a venir tanta gente y por eso pensé que con venir quince minutos antes ya iba a ser suficiente”, dijo la mujer.
Experiencias similares tienen Ezequiel Benítez (24) y Jorge López (23), que frente a tanta incertidumbre, con empresas que se cierran o reducen su personal al mínimo, vieron en esta panadería una salida ante tantas noticias negativas y evasivas constantes.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina