La escasez de lluvias y las bajas ventas preocupan a los productores

Jueves 19 de septiembre de 2019
Productos frescos de la chacra se ofrecen en las ferias francas. | Foto: Facundo Correa

Por Esteban Bueseck interior@elterritorio.com.ar

La escasez de precipitaciones que se registra en toda la provincia está comenzando a hacer mella en la chacra misionera. Tal es así que los feriantes ya advierten esta situación, que se torna complicada para quienes no tienen cultivos bajo cubierta o no cuentan con perforaciones, arroyos o algún tajamar para regar sus plantaciones.
Ayer, en las ferias francas de los barrios Santa Rita y la chacra 32-33, la charla se repetía entre los colonos que llegan desde distintos puntos de Misiones a vender sus productos en la capital misionera.
“Se nota cada vez más la falta de lluvia. Ya nos está afectando en lo que tenemos fuera de la cubierta, como zapallitos, cebollita de verdeo o acelga”, señaló a El Territorio Olga Miñarro, productora de Gobernador Roca. “Tenemos un arroyo que pasa cerca de la chacra, pero falta que caiga agua para las plantas”, describió la mujer.
Es que las precipitaciones de los últimos días fueron escasas y apenas aplacaron un poco la polvareda en las calles de la zona Sur, donde ayer cayeron unos chaparrones que alcanzaron 4  milímetros en la capital provincial.
Según la Oficina de Prevención de Riesgos ante Fenómenos Naturales (Opad) de Posadas, lo previsto para septiembre es que caigan 150 milímetros de lluvia, sin embargo hasta ayer se precipitaron 7,6 milímetros, un 5% del total esperado para el noveno mes del año.
En tanto, el Servicio Meteorológico Nacional no prevé lluvias significativas al menos en los próximos cinco días, cuando las temperaturas oscilarán entre los 11º y los 28º.
“En la chacra tenemos un tajamar que todavía se mantiene, pero hace falta que llueva. Tenemos cebollita y perejil sin cubierta que no están saliendo por la poca humedad que hay en el suelo”, sostuvo Cristina Acosta, trabajadora rural de Gobernador Roca.
Otros feriantes que Santo Pipó y Andrade coincidieron en que la situación es similar en sus municipios.
Por su lado, José Villasanti, presidente de las Ferias Francas de Posadas, indicó a este medio que la humedad en la tierra es poca “y los reservorios de agua están bajos”.
“Esperemos que comience a llover y que se normalice la situación, sin llegar a extremos que a su vez también terminen perjudicando la situación”, agregó el referente del sector.

Precios estables
Por otra parte, pese al incremento en los costos de producción, los productores expresaron que mantienen los precios para que las ventas no sigan decayendo. “Ahora no se vende nada, la gente no tiene plata”, afirmó Dora Vichorek, feriante que desde hace 25 años recorre los distintos mercados de la ciudad con la producción de su chacra en la zona de San Isidro. Y para ejemplificar lo dicho, ejemplificó: “Puse dos mazos de acelga por 25 pesos y vendo nada”.
Así, avanzada la mañana de ayer, la mayoría de las mesas donde los productores ofertaban sus productos tenían gran parte de lo traído de la chacra. “Los primeros días del mes es cuando más gente viene, cuando tienen plata. Ahora las personas consultan varias veces y regatean los precios”, destacó por su parte una productora de Roca.
“Lo que no vendemos lo llevamos y lo usamos nosotros o lo regalamos y a veces le damos a los animales”, explicó la productora Cristina Acosta. Aunque sostuvo que los fines de semana hay un poco más de movimiento pero los clientes comparan precios antes de adquirir.
En Posadas hay quince ferias operando en la actualidad con 512 feriantes empadronados que arriban de toda Misiones. “Tenemos a productores de toda la provincia en lista de espera y ahora una asociación de la zona de Tomás Guido y Centenario nos ofreció un espacio para instalarnos allí, dado que en esos barrios no hay feria franca”, comentó Villasanti. 
Además sostuvo que seguirán insistiendo para cumplir con un viejo anhelo: que haya una feria una vez por semana en el centro de Posadas, porque “la gente busca los productos frescos y de la chacra. El mercado posadeño es muy grande y es mucho lo que se puede seguir haciendo”. 

En cifras

150

Es la cantidad de milímetros de lluvia que deberían haber caído este mes en la zona Sur. Sin embargo, en los primeros 18 días apenas llovieron 7,6 milímetros.

28º

Es el promedio que registrarán las temperaturas máximas en los próximos días, cuando no se prevén lluvias significativas en la región

512

Son los feriantes censados y que trabajan en las 15 ferias francas que están abiertas en distintos puntos de la ciudad de Posadas.


Municipios estudian racionalizar el uso del agua

Tras casi diez días en los que gran parte de la población de Bernardo de Irigoyen sufrió la falta de agua, desde la noche del martes y tras un arduo trabajo del personal de la Cooperativa Coopabil, junto al Instituto Misionero de Agua y Saneamiento (Imas), más la colaboración del municipio, se logró reacondicionar algunas perforaciones existentes y realizar conexiones de emergencia a la red principal para así bombear agua a uno de los sectores más complicados con la faltante: zona centro, barrios Soberanía Nacional, 30 Viviendas y San José Obrero. Además se está sectorizando el bombeo a los demás vecindarios.
Por otro lado, se avanza en nuevas perforaciones y se continúa llevando agua a través del comité de crisis, integrado por bomberos, municipio y las fuerzas de seguridad provinciales, nacionales y el Ejército.
Y tras un pedido de colaboración de Bomberos Voluntarios de Irigoyen, en las últimas horas llegaron dos camiones cisterna, uno de Eldorado y otro de San Pedro, con lo que se complementa el trabajo para la provisión de agua a la población.
En San Pedro, la escasez de lluvia en los últimos meses causó una baja importante en el caudal del arroyo Mbiguá, desde donde se extrae el vital líquido para los sampedrinos. Ante la situación, solicitan a los usuarios hacer uso razonable del agua.
La situación, ante la emergencia hídrica que afecta a varios municipios de la provincia, hizo que en la Capital de la Araucaria rija la alerta,  ya que de no llover en los próximos días, el abastecimiento normal de agua se vería afectado. El mismo panorama se registra en Terciados Paraíso. 
En este sentido, Favián Franke, jefe de Servicio del Imas, en diálogo con El Territorio indicó: “Todavía se esta suministrando normalmente, pero si no llueve pronto y mucho, tendremos que ir sectorizando y mandar agua día por medio. Recomendamos usar lo mínimo e indispensable el agua”.
La merma en el nivel de agua se nota considerablemente en la represa donde está ubicada la toma y los inconvenientes en los pozos perforados que se secaron. 
En el caso de Terciados Paraíso, se está mandando agua día por medio, por lo que está prohibido el lavado de veredas y autos, llenado de piletas y riego de jardines. 
Y en las colonias el panorama es más preocupante aún: en Colonia Alegría los vecinos piden auxilio, porque deben cargar el agua en bidones por más de 500 metros de un único pozo cedido por una familia. Existe en el lugar un pozo perforado, pero se desconoce el motivo por el cual no está funcionando. Desde hace años las familias pasan por similar situación.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina