La economía se define en las urnas

Domingo 30 de diciembre de 2018
Antonio Villalba

Por Antonio Villalba avillalba@elterritorio.com.ar

Se viene un año marcado por las elecciones durante nueve de los doce meses del 2019.
Cambiemos tiene la esperanza de recuperar oxígeno en el último año de gestión, en cuyo lapso estarán en la mira los efectos de la inflación, el riesgo país y la recesión.
En medio de tal situación, desde el Gobierno de la provincia, se logró a lo largo del año “una administración sensata de los recursos del Estado”, destacó el gobernador Hugo Passalacqua.
A su vez, resaltó la importancia de no endeudarse, menos en dólares, lo que permitió a Misiones ser una de las tres provincias en pagar los sueldos el último día del mes y una de las cuatro en otorgar bonos a los estatales, incluidos los pasivos. Resaltó además las medidas microeconómicas, como los fondos aportados o los planes Ahora.
En cuanto a los efectos de la llamada tormenta financiera a nivel nacional, encontró a una provincia “con una crisis de frontera y hoy sumamos los efectos de la devaluación e inflación”, recordaría Martín Oria, presidente de la Coordinadora Mercantil de Posadas. Fue al reclamar soluciones de fondo a la Nación.
La Argentina, de esta manera, comenzará a transitar un 2019 marcado por la incertidumbre económica.
Desde el Gobierno proyectan estabilidad cambiaria para partir y una leve baja de la inflación.
De ser así, desde el sector privado esperan que finalmente sea para mejorar el sector.
“Esperamos que esta estabilidad lograda con tanto sacrificio comience a mostrar sus beneficios”, sostuvo Gerardo Diaz Beltrán, presidente de Cámara Argentina de la Mediana Empresa (Came).
Pero además recuerdan que las altas tasas bancarias asfixian.
Por eso, el contador público Alejandro Haene, presidente de la Confederación Económica de Misiones (CEM), entiende que “el primer ítem a tener en cuenta es la recomposición del sistema financiero nacional teniendo en cuenta que con tasas de interés que orillan el 70% anual es imposible poder trabajar y recomponer la cadena de pagos”.
En el actual escenario, se estima una actividad económica que tiende a mantenerse planchada.
“Hoy no hay dónde financiarse y es una preocupación creciente”, sostiene en este informe Oria.
Para Misiones se produjo, casi al finalizar el año, una buena información para la preservación.
Lo destacó el subsecretario de Desarrollo Forestal de Misiones, Juan Gauto, tras haber alcanzado junto a todos los actores de la cadena forestoindustrial la prórroga de la Ley 25.080 de incentivo a los bosques cultivados. Destacó que los primeros avances de la normativa se tendrían que ver hacia el primer trimestre del 2019, con la aceleración de pagos de plantaciones realizadas este año.

No tan positivo
Están los incrédulos que recuerdan que las proyecciones oficiales del año pasado no dieron ninguna en el blanco.
Ni el dólar, que se pensaba promediaría como máximo a 21 pesos a fines del 2018 -ahora fluctúa, ya se sabe, en los 40 pesos; ni hablar de la inflación. En 2018, el precio del dólar se disparó más de 100 por ciento, después de acumular un fuerte atraso en 2016 y 2017.
La inflación acumulada desde que asumió el gobierno de Mauricio Macri fue cercana a 162%.
Desde la Nación se insiste en que se puede mantener la estabilidad cambiaria y avanzar en ese sentido, a pesar de pagar con recesión. Claramente hay un escenario complejo.
En tal sentido, el economista Aldo Pignanelli no solo ratificó que termina un año complicado sino que además afirmó que lo peor está por venir.
Añadió que las buenas intenciones no alcanzan y planteó que el gobierno nacional no muestra capacidad ni voluntad de controlar la inflación.
Pareciera darle la razón el Fondo Monetario Internacional (FMI), que proyecta una caída de la actividad en la Argentina del 1,62% para todo el año, que relega al país al puesto 188° en el escalafón global del crecimiento.
El último reporte de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) prevé que para 2019 el PBI de la Argentina se contraerá 1,8%, luego de una caída estimada de 2,6% para 2018, mientras que el Producto Bruto Interno (PBI) por habitante cierra 2018 con un contundente retroceso hasta el 3,9%, después de haber mejorado un 1,9% en 2017.

Otras urgencias
Lo cierto es que esta administración nacional, o la que llegue en su reemplazo, tendrá además otras urgencias, como revertir números que duelen, como el hecho de que 27 de cada cien argentinos viven en la pobreza.
En el escenario político, implica que Cambiemos afrontará el año electoral con los peores números de pobreza, aún más de los que recibió del kirchnerismo.
A su vez, el Gobierno fue perdiendo colaboradores en medio de la tormenta económica y financiera.
De los 27 integrantes del equipo de los sueños presentados al asumir Macri, se fueron de la administración en total diez.

La ayuda del Fondo
El Gobierno corre con una pequeña luz de ventaja al haber conseguido más oxígeno del Fondo Monetario Internacional, más con una buena cosecha del campo que podría traer alivio para que los salarios, que perdieron durante todo el año 2018, comiencen a recuperarse frente a la inflación.
Moderadas expectativas
Es una de las líneas que remarcó el diputado nacional,Luis Pastori. “Nos permite ser moderadamente optimistas por la desaceleración de la inflación”, consignó estimando lo que vendría en lo económico para el 2019.
En la misma sintonía, se añade que otro factor que podría generar un poco de alivio a los argentinos y tiene que ver con la venta de grano, en especial soja.
“Las exportaciones comenzaron a reaccionar y ya en noviembre último exhibieron un incremento de casi el 15 por ciento, estimándose que la recuperación se consolidará”, afirmó el senador de Cambiemos Humberto Schiavoni.
Entre todos los economistas, Orlando Ferreres es uno de los más optimistas respecto a que mejore la situación del país a partir del 2019 y ayude tal situación en su aspiración a la reelección al presidente Mauricio Macri.

Contener a los más afectados
Pero la respuesta no debe ser sólo en lo macro, advierte el vicegobernador Oscar Herrera Ahuad.
Plantea que en este tiempo resulta prioridad la “contención a los sectores más vulnerables, de sectores medios y bajos que son los más afectados por la actual coyuntura”.
El economista Ferreres aporta otro dato al estimar que otro rubro que crecerá fuerte en el 2019 será el turismo.
Justamente Misiones en este rubro mantuvo un crecimiento sostenido en lo que fue 2018.
La conectividad -en esto debe reconocerse a la Nación- representó un factor importante al momento de evaluar números: más gente se traslada en avión a Misiones y, a la vez, los misioneros de a poco van teniendo opciones de otros destinos del país y muy pronto del mundo. “Cuantitativamente vamos a crecer entre un 5 por ciento y un 10 por ciento cada año”, estimó el ministro de Turismo, José María Arrúa.

En el cuarto oscuro
A su vez, el gobierno de Macri enfrente tiene la urgencia de revertir la mala imagen que dejó Cambiemos por desaciertos propios y por cuestiones externas, durante estos primeros tres años de gestión.
Para estos últimos 12 meses tiene, en medio, el desafío de las elecciones en cascada en todo el país.
El año electoral oficialmente arranca en La Pampa en febrero y con ello los argentinos tendrán nueve meses de comicios en distintas provincias. Por caso, en junio ya están confirmados tres fines de semana con elecciones.
Por ello, se estima que esta vez las urnas, que siempre traen renovadas esperanzas, también estarán cargadas de incertidumbre y desconfianza.
En cierta forma, se definirá la continuidad del actual modelo de país, que implicaría la reelección de Macri, o un cambio, que aún no se avizora con claridad. El peronismo, en medio de las vacaciones, definirá si logra concretar un gran frente opositor.
El 2019 se asoma. Como nunca antes, los argentinos y los misioneros en particular deberían mantener la cabeza fría para decidir cada paso o movimiento en su propia economía, como también el modelo o la dirigencia en el país que terminará eligiendo.


Las claves de la crisis

Tasa bancaria. Resulta sumamente alta, en promedio 70 por ciento anual, que hace imposible la financiación al sector de la producción señalan en Misiones.
Inflación. El Gobierno confía que irá bajando en los próximos meses y ayudará a recuperar el poder adquisitivo a los asalariados. Hay quienes cuestionan que falta control.
Tarifas. Los recientes aumentos de los servicios públicos como luz y transporte representaron nuevos golpes al bolsillo de los asalariados en todo el país.

162%

La inflación acumulada .
Es lo que se registra en la Argentina desde que asumió como presidente Macri.

1,62%

Caída de la actividad .
Así lo estimó el Fondo Monetario Internacional para la Argentina en 2019.

104,5%

Se disparó el dólar .
Fue el porcentaje de aumento de la moneda estadounidense en 2018.

Según el FMI viene una gran caída

El Fondo Monetario proyecta una caída de la actividad en la Argentina del 1,62% para todo el año, que relega al país al puesto 188° en el escalafón global del crecimiento.
Además, la Argentina integrará el reducido grupo de países con recesión o crecimiento negativo, junto con Barbados (-0,1%), Nicaragua (-1%), Puerto Rico (-1,15%), Sudán (-1,9%), Guinea Ecuatorial (-2,61%), Irán (-3,61%), Sudán del Sur (-4,61%) y Venezuela (-5%).
Un posible punto débil que aplica a la Argentina se debe además a “los altos niveles de deuda soberana y de las empresas, acumulados durante los años de condiciones financieras mundiales distendidas”, según la visión del experto.
El último reporte de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) prevé que para 2019 el PBI de la Argentina se contraerá 1,8%, luego de una caída estimada de 2,6% para 2018, mientras que el PBI por habitante cierra 2018 con un contundente retroceso hasta el -3,9%, después de haber mejorado un 1,9% en 2017.
Este organismo regional fundamentó su proyección en que las secuelas de la crisis cambiaria y las exigencias de austeridad fiscal establecidas por el acuerdo con el Fondo Monetario.
Maurice Obstfeld, consejero económico y director del Departamento de Estudios del Fondo, afirmó que “las revisiones negativas para las economías de mercados emergentes y en desarrollo son más importantes, de 0,2 y 0,4 puntos porcentuales respectivamente, para este y el próximo año”.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina