La devaluación del yuan presionó al peso y el dólar se acercó a $46,70

Lunes 5 de agosto de 2019 | 19:15hs.
Economía
La devaluación del yuan chino impactó en todos los mercados del mundo y provocó en el plano local un salto de 84 centavos del dólar mayorista, que alcanzó $45,49, su mayor nivel en tres meses. Para el ahorrista, la divisa se vendió en bancos y casas de cambio a un valor cercano a $46,50. De esa manera, quedó a 40 centavos de su pico nominal histórico de $46,90 a fines de abril. En la ciudad de Posadas, Cambios Mazza cerró la jornada con un valor de 45,30 para la venta y 46,30 para la compra.

El yuan chino se depreció a su menor nivel en una década y arrastró consigo al resto de los activos y monedas de mercados emergentes. Desde el inicio de las operaciones el tipo de cambio registró un alza hasta $45,30 por unidad en el mercado mayorista, que se profundizó a lo largo de la jornada.

En el segmento minorista, el Banco Nación terminó con un precio de venta de $46,40, un incremento de 80 centavos respecto al viernes pasado. Algunos bancos privados, sin embargo, terminaron vendiendo divisas a un valor cercano a $47.

El BCRA, por otra parte, volvió a convalidar una nueva suba en las tasas de interés de las Leliq, que ascendió hasta 61,58%. De esa manera, el rendimiento de esos instrumentos de política monetaria que se negocian diariamente con los bancos.

Desde la entidad que conduce Guido Sandleris afirmaron que los síntomas financieros de este lunes se debieron a "un contexto internacional muy complicado". "La devaluación del yuan perforó su cotización histórica, más la guerra comercial. Es normal que acompañemos el movimiento", evaluaron desde la autoridad monetaria.

Los operadores cambiarios afirmaron que el Banco Central intervino por medio de ventas de contratos de dólar futuro, pero que no alcanzaron para contrarrestar la tendencia alcista del peso, que acompañó a otras monedas de la región como el real brasileño y el peso colombiano.

"En el mercado de futuros Rofex se operaron U$S1179 millones, 22,6% más que el día viernes. Durante la jornada el BCRA continuó con intervenciones en algunos plazos, aunque cuando se corría, los futuros nuevamente retomaban el camino alcista", apuntó el operador cambiario Fernando Izzo.

El Ministerio de Hacienda, por su lado, realizó las subastas diarias de dólares en el mercado cambiario, por U$S60 millones. A diferencia de lo que sucede habitualmente, Hacienda no logró adjudicar el monto total en dos licitaciones -de U$S30 millones cada una- sino que necesitó tres colocaciones, de U$S30 millones, U$S21 millones y U$S9 millones, respectivamente.

El "ruido" financiero comenzó desde la primera hora del lunes, cuando se conoció la decisión del Banco Popular chino, que convalidó esta madrugada una devaluación del yuan que llevó a la moneda china a su menor valor en más de una década. Analistas internacionales interpretaron la decisión como una respuesta a la decisión de los Estados Unidos de aumentar los aranceles a productos de origen chino.

En ese contexto, las acciones de todo el mundo y las monedas de mercados emergentes se negociaron con fuertes bajas. El riesgo país argentino volvió a bordear los 900 puntos, mientras las acciones y bonos nacionales registraban retrocesos en Buenos Aires y en Wall Street.

En los últimos veinte días el dólar saltó 9,35%, casi la misma magnitud de caída que había tenido el tipo de cambio durante los dos meses y medio de "veranito" financiero entre comienzos de mayo y mediados de julio.

Desde fines de abril, el Banco Central puede intervenir en el mercado de cambios si considera que existe excesiva volatilidad, según lo acordado con el FMI. Sin embargo, todavía no lo hizo, más allá de las ventas diarias a cuenta del Tesoro. Analistas consideraban que la autoridad monetaria podría vender divisas este lunes en el mercado de contado, algo que no hizo desde que, a fines de abril, el FMI y Banco Central acordaron el uso de esa herramienta ante situaciones de marcada volatilidad.

En este contexto, este lunes el vicejefe de Gabinete Andrés Ibarra admitió que este escenario genera "preocupación" en el Poder Ejecutivo, aunque aclaró que la Argentina está "en condiciones sólidas" para enfrentar esta situación.

"Como lo explicaba el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne lo más importante es que en el último año y medio la Argentina hizo un esfuerzo muy importante para tener una economía sólida desde el punto de vista fiscal, con superávit comercial, que nos posiciona de una manera distinta para enfrentar situaciones de este tipo", afirmó.

"Con este programa financiero y fiscal tan estricto que tenemos estamos en condiciones sólidas para soportar este tipo de situaciones, que son exógenas, y que afectan a otras monedas y países en el mundo. La Argentina diversificó su comercio exterior, abriendo mercados. Esto da la posibilidad de comerciar con distintos países y generar superávit comercial, lo que genera divisas", explicó.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina