La deuda Argentina es la más alta de la región y llega al 97,7% del PBI

Lunes 11 de febrero de 2019
La Argentina es el país más endeudado de América Latina, según los últimos datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la proporción de la deuda pública argentina alcanzó el 77,4% del Producto Bruto Interno (PBI) a mediados del año pasado, cuando en 2015 el porcentaje era del 53,3%. Así superó a países como Brasil, Costa Rica y El Salvador.
Sin embargo, ese porcentaje del 77,4% incluye solo el primer desembolso del préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI), de 15.000 millones de dólares, en julio de 2018. Pero si se toma en cuenta los 13.400 millones de dólares más que fueron girados durante octubre, el nivel de endeudamiento de la Argentina está por encima del 80% del PBI, según aclaró la Cepal en su informe, titulado “Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe” y que fue publicado la semana pasada.
Aún así, los datos de la Cepal se quedan cortos. El nivel de endeudamiento se acerca casi al 100% del PBI cuando se suman también el último desembolso de diciembre del año pasado. La cuenta final a diciembre de 2018 es de 97,7% del PBI, según datos de la consultora LCG.
Sobre la base de cifras al tercer trimestre de 2018, detrás de la Argentina, los países con más alto nivel de endeudamiento público son Brasil, con  un 77,2% del PBI y Costa Rica, con un 52,5% del PBI. Por su parte, Paraguay presenta la deuda pública más baja de la región, equivalente a un 16,2% del PBI, seguido de Perú (20,4%) y Chile (23,7%).

Crece y crece
“Es el porcentaje más alto de los últimos 15 años, sin duda. El riesgo es que hay mucha deuda en dólares, el 75% de la deuda está en moneda extranjera, lo que nos lleva a pensar si realmente podemos pagar nuestra deuda pública si no se generan ingresos en esa moneda. Hay países que no tienen esta dificultad, emiten deuda en moneda doméstica y a tasas similares a las que crece su producto”, explicó Guido Lorenzo, economista de la consultora.
El economista también advirtió que la duración de la deuda de nuestro país es corta, menor a 10 años y eso implica que el mercado constantemente le pida al Gobierno que demuestre que tiene liquidez. “No creo que la Argentina vaya a defaultear. Pero está implícito que va a tener que haber una reestructuración y por lo tanto una limitación para poder hacer política económica”, agregó el economista.
Otro dato para tener en cuenta es la relación deuda y exportaciones, porque gran parte tendrá que ser devuelta con dólares genuinos. Según Lorenzo, la relación de la deuda pública externa con las exportaciones se encuentra en casi 200%, el nivel más alto al menos desde los últimos 15 años.
“Otros países tienen niveles de deuda externa a reservas por ejemplo muy bajos comparados con nuestro país. En la Argentina, a pesar de la recomposición, el ratio de deuda a reservas internacionales se duplicó en los últimos cinco años”, advirtió.
Al acuerdo inicial con el FMI de 50.000 millones de dólares se sumó durante septiembre del año pasado un segundo auxilio de  7.100 millones de dólares, equivalentes en total al 12% del PBI. “Por su parte, la Argentina se comprometió a aplicar un duro ajuste fiscal orientado a alcanzar un balance fiscal equilibrado para 2019. Como consecuencia, la deuda pública nacional bruta aumentó en forma considerable durante el segundo trimestre de 2018 y alcanzó un 77,4% del PBI, cifra 20,3 puntos porcentuales del PBI sobre la del cierre de 2017”, describió la Cepal.
Esta alza  se debe principalmente a la contabilización del primer desembolso del FMI, que ascendió a 15.000 millones de dólares, lo que se sumó a una fuerte depreciación del peso, aumentos de las tasas de interés y un PBI con una tendencia a la baja, entre otros factores, detalló el informe.

Hoy llega la tercera visita del Fondo Monetario Internacional

Hoy llegará la tercera misión del Fondo Monetario Internacional, que revisará la evolución del tipo de cambio y las metas fiscales. El Ministerio de Hacienda cree que se aprobará un desembolso de 10.800 millones de dólares.
El lunes comenzará para el Gobierno una de las pruebas más importantes del año, ya que definirá si el organismo multilateral libera o no el desembolso más alto del año. Sería el 19 de marzo y alcanzará casi los 10.800 millones de dólares. No obstante, la decisión luego deberá ser ratificada por el directorio.
Con este desembolso, el Gobierno habrá recibido más de 24.000 millones de dolares del Fondo sumando los tramos que ya se pagaron en octubre y diciembre. Además, con el primer stand-by, el organismo ya había depositado otros 15.000 millones.
El equipo del FMI encabezado por el italiano Roberto Cardarelli pisará esta ciudad en el contexto de la tercera revisión del plan económico que respalda el acuerdo stand-by de 36 meses. La misión se reunirá con funcionarios del Gobierno y el BCRA, pero también con representantes del sector privado, la academia y la sociedad civil.
En el ministerio que conduce Nicolás Dujovne y en el BCRA, de Guido Sandleris, hay calma ante la visita, en medio del ‘veranito financiero’ que impulsó el cambio de perspectivas de la Reserva Federal de los EE.UU. con relación a las tasas de interés y de una tregua comercial entre ese país y China.
Cerca del presidente del BCRA afirman que la política económica no será un tema fundamental. “Está funcionando bien”, estimaron. Indicaron además que es probable que se hable de la coyuntura en general y que, más específicamente, se expliquen ciertos parámetros elegidos, como por ejemplo el que se utiliza para fijar el monto de dólares a comprar. “Queremos que entiendan el racional detrás de nuestras decisiones”, contaron a La Nación desde la entidad.
En el BCRA se congratulaban el miércoles pasado de haber logrado traspasar por primera vez los 67.000 millones de reservas en tiempos de compras diarias de 75  millones de dólares para impulsar la cotización del dólar, que lleva casi un mes por debajo de la banda de no intervención actualizada a fines de año por el Gobierno y el FMI.
Justamente, en Hacienda estimaron que uno de los temas a debatir con el equipo técnico del organismo era la actualización de la banda de flotación, que hasta fines de marzo se ajustará diariamente a una tasa mensual de 2%. En esa cartera estiman que la inflación oscilará entre 2% y 3% hasta junio.
Cerca de Dujovne se muestran tranquilos con los números fiscales.
“Es de fácil monitoreo. No veo inconvenientes”, dijeron. A mediados de enero pasado, Hacienda afirmó que el déficit primario de 2018 fue de 2,4% del PBI, por lo que había sobrecumplido la meta acordada con el FMI, de 2,7%. “El Gobierno se asegura el desembolso de 11.000 millones de dólares en marzo, la mitad de los desembolsos previstos para 2019 por el FMI, despejando así el horizonte del programa financiero”, se indicó.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina