La cuarentena de la familia de Vicuña y la China Suárez

Viernes 22 de mayo de 2020
En esta cuarentena por el avance del coronavirus, Benjamín Vicuña pasa sus días en Buenos Aires en la casa que comparte con su mujer, la China Suárez. Aunque cosecha un perfil bajo, el actor dio su primera entrevista a través de Instagram Live con la periodista chilena María Luisa Godoy. Durante la charla, relató cómo son sus días en familia, lo más difícil de la convivencia y la crianza de sus hijos en este contexto. 
“Vamos a ser papás, así que estamos felices en este momento extraño, pero quedándome con lo positivo, estando minuto a minuto como crece. Acompañando este embarazo...”, dijo el actor en la entrevista. “También estoy viendo el crecimiento de mis hijos. Justo Magnolia con dos añitos está aprendiendo a hablar. Cuando arrancó este tema yo estaba en Chile y sentí mucha ansiedad y angustia de que me agarrara lejos de mis hijos, pero al menos logré llegar acá para estar con mi familia, que es lo más importante”, agregó.
Los gobiernos de Chile y Argentina tomaron diferentes medidas preventivas para frenar los contagios. El artista explicó que cumple con la cuarentena de manera estricta y con total responsabilidad. Luego, aclaró que ya lleva 66 días en Buenos Aires, donde “no se puede pisar la calle, no se puede salir”. En medio de este aislamiento y como papá separado, también dio detalles del acuerdo que hizo con Carolina Pampita Ardohain para el cuidado de sus tres hijos, Beltrán, Benicio y Bautista. 
“Las primeras dos semanas aquí el Presidente determinó, entre otras cosas, que debían estar con su mamá. Pero yo lo hablé con la mamá de los chicos y me dijo que estaba superada por la situación, sin gente que pudiera ayudarla, ni niñeras, ni nada. Y lo que se acostumbraba era, con los padres separados, que el padre los pueda ver 30 o 40 minutos. Pero luego se transformó y lo arreglamos por algo de sentido común, que los chicos pasaran una semana en cada casa”, manifestó.
“Eso que se hizo fue una cosa de sentido común y luego se decretó. Y es la forma correcta que hemos hecho los padres separados. Me alegra mucho porque uno de los beneficios de esto es que los niños están contentos de poder estar con sus papás. La gran queja de estos tiempos es que con los niños no nos encontramos. Capaz no tenemos en cuenta la gran carga educativa que tienen. Mi hijo más grande se levantaba 7.40 y recién volvía a las 7 de la tarde, es decir, estaba 12 horas fuera de la casa, y llegaba agotado. Ese es el costado lindo y positivo”, afirmó Benjamín. 
También admitió que lo más difícil es ayudar a los pequeños con sus estudios a distancia: “Lo que más me cuesta ha puesto a prueba son las tareas, se ponen rudas. Yo estoy con los más grandes, y matemáticas, inglés... es como que se complica. Con los mas chicos tienes que estar tú, no es que yo le dejo el computador o el teléfono. Con Benicio las tareas son con los papás y acá en Argentina mandan una cantidad de tareas y obligaciones... Es lo que hoy hay que hacer, en mi caso es estar, dejar la nostalgia y la ansiedad del futuro, estar en el día a día y disfrutar de mis hijos”. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina