La Corte Suprema aclaró que el juicio a Cristina arranca el próximo martes

Viernes 17 de mayo de 2019
Cristina está procesada con el empresario de la construcción, Lázaro Báez.
En una nueva resolución, la Corte Suprema de Justicia de la Nación confirmó ayer que el primer juicio por supuesta corrupción a la ex presidente Cristina Fernández comenzará el martes venidero, tal como estaba previsto inicialmente.
El máximo tribunal dijo en un comunicado que la decisión que tomó hace dos días de pedir el expediente para evaluar los recursos interpuestos por la acusada y actual senadora “no suspende el juicio oral en trámite, ni hubo decisión alguna” al respecto del tribunal oral que realizará el proceso.
La decisión de la Corte, expresada el martes en un mensaje, había disparado las especulaciones de que el juicio oral no iba a comenzar el 21 de mayo.
Esto desató una catarata de críticas desde el gobierno macrista y de presiones para que el inicio del juicio no se retrase. Tras ello, la Corte indicó en un nuevo y extenso comunicado publicado ayer en la página del Centro de Información Judicial (CIJ) que su decisión inicial fue “sólo a efecto de examinar la causa que, una vez extraídas y certificadas las copias pertinentes, será devuelta a dicho tribunal, en tiempo oportuno”.
“Fue la gente la que generó esa situación de tensión y reclamo, el Gobierno lo único que hizo fue recoger esa demanda”, minimizó ayer el ministro de Justicia, Germán Garavano, tras 24 horas de presión de la Casa Rosada sobre la Corte Suprema para que no aplazara el inicio del juicio oral
Las copias fueron enviadas el ayer por la mañana. Jorge Gorini, presidente del Tribunal Oral Federal 2, a cargo del juicio a Fernández y otra docena de imputados, había dicho a una radio porteña con anterioridad a que se conociera el comunicado que “el juicio tiene fecha de inicio para el martes 21 de mayo  y aún no fue suspendido”.
Pero aclaró que el debate “no podría desarrollarse sin el expediente materialmente en el tribunal, es decir sin tener devuelto el expediente por parte de la Corte”. La ex presidenta está imputada de supuestamente haber otorgado de forma discrecional al menos 51 obras públicas a un empresario allegado y haber recibido sobornos a cambio. Junto a ella están procesados el empresario de la construcción Lázaro Báez y ex funcionarios y empresarios que también presentaron distintos recursos. 
Después de que se conociera el comunicado del alto tribunal el ministro de Justicia, Germán Garavano, afirmó que “es bueno que clarifiquen estos puntos ante la conmoción y el reclamo muy fuerte de la ciudadanía”.
Algunos juristas señalaron que, aunque el máximo tribunal había tomado una decisión “válida” desde el punto de vista del derecho, no era usual ya que su doctrina es no intervenir hasta que no haya una sentencia definitiva. Pero la Corte señaló que “es habitual” y seguidamente indicó que “evitará reincidir en anteriores experiencias jurisdiccionales en las que por no haber ejercido un control oportuno”, los procesos terminaron anulándose “por deficiencias procesales no atendidas en su debido momento”.
Se estima que el juicio a Cristina Fernández podría extenderse por más de un año. Ella niega las imputaciones y se considera una perseguida en todas las causas que a su entender son instruidas por jueces sujetos a órdenes de Mauricio Macri. Cristina cuestionó ante la Corte que instancias judiciales inferiores le hubieran denegado medidas de prueba como la realización de un análisis de la totalidad de las 51 obras públicas que, según la imputación, habrían sido licitadas de manera incorrecta, contratadas a precios irregulares y no finalizadas.

Operadores judiciales

Tras la polémica por las decisiones de la Corte sobre el juicio a Cristina, desde el Gobierno intentaron minimizar las presiones desde la Casa Rosada a través de distintos operadores. “No hubo ningún operador judicial”, aseguró ayer el ministro de Justicia, Germán Garavano, en conferencia de prensa, acompañado por el presidente provisional del Senado Federico Pinedo (PRO). El funcionario dijo que se enteraron del comunicado del máximo tribunal durante la reunión de Gabinete y que no llegaron a analizarlo. Garavano y Pinedo hablaron después de que el máximo tribunal informara que hará fotocopias del expediente en el que se investiga a Cristina por corrupción en la obra pública y que después se lo devolverá en “tiempo oportuno” al Tribunal Oral Federal (TOF) 2, calificaron como positivas esas aclaraciones.


Publicaron por error un borrador en el CIJ

La Corte Suprema tuvo una mañana ajetreada con errores en el sector de la comunicación. Así fue como el máximo tribunal publicó un texto en la página del CIJ aclarando que la fecha del juicio oral contra Cristina Fernández no sufría modificaciones. Sin embargo, la explicación contaba con acotaciones informales propias de un borrador.
Usuarios de redes sociales no tardaron en advertir la situación y hubo comentarios sobre las aclaraciones entre paréntesis que se divulgaron. Una de las observaciones se mostraba en el punto 2: “El paso jurídicamente adecuado fue solicitar los incidentes de la Cámara Federal de Casación Penal al Tribunal Oral Federal interviniente, que fueron recibidos por el Tribunal en fecha 17 de abril de 2019”, explicó la Corte. Al final de esa oración, se acotaba: (Chequear fecha. No se entiende qué tribunal lo recibió)”. Además, en el punto 5 remarcaron que la medida de solicitar la causa “es habitual en la Corte y ha sido adoptada en numerosas oportunidades”. En ese ítem aparecía otra aclaración: “(Entre el final del punto 4 y 5 se reitera esta medida)”. También el ítem 6 incluía un apunte: “Ojo con esto por si hubiera alguna disidencia”.
Los traspiés de la Corte, sin embargo, habían empezado más temprano ya que a las 11:10 del miércoles habían emitido un comunicado de solo ocho puntos para contar cuándo podría iniciar el proceso contra la ex mandataria por presunto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz en favor de Lázaro Báez. 

En cifras

51

La Justicia Federal investiga a Cristina Fernández por supuestos casos de corrupción vinculados con 51 obras públicas. Aunque sólo se peritaron cinco, según la defensa.


“Está acusada por sobreprecios en 51 obras, sólo peritaron cinco”

El abogado de Cristina Kirchner, Carlos Beraldi, explicó los motivos por los que la ex mandataria solicitó que se analice la instrucción de la causa: “Las tres acusaciones indican que hubo 51 obras que se realizaron con sobreprecios y deficiencias constructivas. Sólo se peritan cinco y nosotros decimos que debe investigarse todas las obras por las que vamos a ser juzgados, es decir, que se incluyan las 46 restantes”, puntualizó.
El referido letrado negó que exista una suerte pacto de impunidad entre esa defensa y los magistrados de la máxima entidad judicial nacional. Además, aseguró que la Corte “pide las actuaciones, lo que quiere saber es si lo que planteamos en el recurso de queja es correcto de nuestra parte”. En otras palabras, el máximo tribunal determinará si el pedido de que se peritan las restantes 46 obras tiene fundamento.
“La Corte no va a resolver que el juicio no se haga, o que la ex mandataria pueda ser sobreseída o no. Si el juicio empieza sin pruebas, indudablemente va a terminar con una sentencia no válida. Pero en ese juicio tiene que haber prueba”, insistió el letrado.
Para explicar cuál es la situación de Cristina Fernández de Kirchner,, Beraldi utilizó este ejemplo: “Es como si a una persona le imputaran diez  robos y solo van a investigar dos y la van a juzgar por los otros ocho sin pruebas”.
El abogado de la ex mandataria reafirmó su intención de que “se investigue todo” y se llegue a una sentencia que no genere dudas. “La prueba pericial ya se viene llevando a cabo sobre estas cinco obras, habría que decirle a los peritos que se amplíen el temario pericial a las 46 obras restantes. Esta prueba tendría que haberse recabado en la etapa de instrucción, eran los fiscales quienes debieron haber hecho esto. No nos pueden hacer cargo a nosotros de una posible demora”, remató el abogado de la ex presidenta. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina