La Corte puede complicar la elección en dos provincias

Miércoles 13 de marzo de 2019 | 08:21hs.
Sergio Casas, el gobernador de La Rioja que quiere otro mandato. | Foto: Facebook
La Corte Suprema de Justicia pone en jaque la elección en las provincias de Río Negro y La Rioja, debido a que la semana que viene definirá si en esos distritos es legal, o no, la re reelección de sus gobernadores. Pero lo hará, con los procesos electorales lanzados, los gobernadores en carácter de candidatos y a pocas semanas de la elección. Un revés para los gobernadores sería la aplicación de la llamada “doctrina santiagueña”, lo que podría hacer caer los procesos electorales, y obligar a las provincias a replantear fechas, o a seguir con el cronograma eliminando las listas oficialistas.

En Río Negro las elecciones están fijadas para el próximo 7 de abril, dentro de apenas tres semanas, en tanto que en La Rioja los comicios están programados para el 12 de mayo. La Corte informó que resolverá las dos situaciones el viernes 22, día fuera de su rutina porque el martes que viene no habrá reunión de acuerdo.

Para entonces, los jueces del tribunal tendrán completado el trámite, incluida la lectura no determinante del pronunciamiento de la procuradora. En distintos ámbitos de la política nacional ven venir un desenlace de rechazo a las intensiones reeleccionistas de rionegrino Alberto Weretilneck y del riojano Sergio Casas.

En Río Negro, lo que se discute es una “interpretación” que desde el lado de Weretilneck hace de la Constitución provincial, y por la que consideran que está permitido un nuevo mandato, como gobernador, ya que no deberían contar su paso por la vice gobernación. En el caso de Casas, lo que se discute es la validez, por la forma de realización, de una enmienda constitucional.

La doctrina santiagueña

La Corte podría aplicar, para ambos casos, la llamada “doctrina santiagueña”, una decisión del máximo órgano judicial de la Nación, a través de la cual se frenó el intento de reelección del gobernador de Santiago del Estero en 2013, Gerardo Zamora.

En aquel entonces Zamora, intentó encarar un tercer mandato consecutivo como gobernador, apelando a la interpretación que abría a su juicio una reforma local. Tuvo un guiño del gobierno kirchnerista y logró el aval del Superior Tribunal de Justicia de su provincia, el cual estaba alineado políticamente con su espacio.
Pero la reacción en la Corte Suprema no fue la misma. Allí el proyecto de Zamora se frenó y el entonces gobernador debió dar marcha atrás con su candidatura, poniendo en su lugar a su esposa, Claudia Ledesma.

La Corte sostuvo entonces que la movida era violatoria de la "voluntad constituyente" provincial. Es decir, consideró la letra y también el espíritu constitucional. Y frenó el intento.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina