La casa para colonizar Marte tiene su versión para la tierra

Lunes 19 de agosto de 2019 | 14:00hs.
No es novedad que la humanidad planea colonizar Marte en los próximos años, de hecho ya existen viajes programados tripulados para los tiempos venideros, tal es así que la NASA ya tiene un modelo de casa que podría construirse en el planeta rojo y permitiría a los humanos vivir en similitud con la tierra.

La casa se llama MARSHA, y es la propuesta que la NASA ha escogido como posible modelo a construir en el planeta rojo. Pero mientras tanto y con la idea ya desarrollada, SpaceFactory AI, que es la empresa dueña de la idea ha decidido aplicarla también en la Tierra.

TERA, similar en diseño a MARSHA, es el nombre del prototipo de hogar de este planeta, un eco-hábitat futurista que apunta a una forma sostenible de construir en la Tierra. TERA se imprimirá en 3D a partir de material reciclado que se puede volver a convertir en abono en el suelo al final de su ciclo de vida. La misión es desafiar el desperdicio masivo de materiales de la industria de la construcción y crear un mercado para un nuevo tipo de edificio, uno que se cosecha de la tierra y se devuelve a la tierra.

Antes de comenzar a diseñar su prototipo de hábitat para Marte, los responsables de MARSHA tuvieron que enfrentarse al primer dilema que condicionó gran parte del proyecto: los materiales disponibles. Llevar materiales como el hormigón o el acero desde la Tierra a Marte para construir casas es realmente insostenible por la dificultad que supone transportarlo hasta ahí. La única solución es utilizar materiales obtenidos de Marte.

El habitáculo MARSHA está diseñado por lo tanto para utilizar los recursos que existen en el planeta rojo o que se puedan crear ahí. La idea es enviar primero una serie de máquinas que sean capaces de allanar el terreno para la llegada de los humanos. Entre las tareas designadas a estas máquinas también está la de obtener materiales en bruto y procesarlos.

La empresa ha investigado y desarrollado un compuesto de fibra de basalto (que se puede extraer de las rocas de Marte) y bioplástico renovable (ácido poliláctico) obtenido de plantas que se pueden cultivar en Marte. Con esto se puede obtener un material fuerte, renovable, estable químicamente y aislante a temperaturas extremas. Además, debido a que se utiliza plástico con un bajo peso atómico, es efectivo para ionizar la radiación cósmica.

MARSHA tiene una forma similar a un huevo, una de las convenciones más resistentes que tenemos descubiertas por la naturaleza junto a los hexágonos al construir estructuras en bloque. Al ser un edificio construido más en vertical que en horizontal, se obtiene mayor altura para vislumbrar el entorno y se puede construir con una sola máquina que apenas se tendría que desplazar.

La casa utiliza un aislamiento doble en las paredes para aislar del exterior a sus integrantes. Es como un huevo con doble cascara. La del exterior se encarga de proteger ante los cambios bruscos de temperatura y la del interior permite diseñar la casa a gusto del usuario y a la vez mantener una temperatura regular.

Volviendo a TERA, que tiene aspecto parecido al de MARSHA, aunque con más ventanas y un diseño aún más orgánico. La casa se construye con un compuesto de basalto de biopolímero impreso en 3D, un material que se ha desarrollado a partir de cultivos de maíz y caña de azúcar, indican que la NASA confirma que es como mínimo un 50% más fuerte y duradero que el hormigón. Por otra parte, también es reciclable.

En los bosques del norte de Nueva York, cerca del río Hudson, está la primera casa TERA. En ella la empresa experimenta con nuevas innovaciones para añadir a MARSHA y a la vez permite a cualquiera alquilarla por días para comprobar cómo sería vivir en Marte, más o menos.

TERA es un proyecto de Indiegogo que ya ha conseguido su financiación y a partir del mes de marzo de 2020 comenzará a ofrecer noches de alquiler a los que financiaron el proyecto y a todos aquellos que quieran probar la experiencia. Explican que con este dinero consiguen mantener el desarrollo de MARSHA y a la vez ofrecer una alternativa de hábitat más sostenible para la Tierra.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina