La baja en las retenciones dejó gusto a poco en los productores misioneros

Jueves 11 de julio de 2019 | 03:00hs.
La industria citrícola es una de las más golpeadas por la crisis económica. Foto: Natalia Guerrero | Foto: Natalia Guerrero
Nazarena Torres

Por Nazarena Torres politica@elterritorio.com.ar

Sabor a poco es lo que una vez más dejaron las medidas del gobierno nacional respecto a las economías regionales. 
Es que el Ejecutivo a cargo de Mauricio Macri viene haciendo caso omiso a los pedidos que las pequeñas y medianas empresas vienen haciendo respecto a la baja de la presión fiscal y la apertura de mercados. 
Ayer, a través del decreto N° 464/2019, publicado en el Boletín Oficial de la Nación, el gobierno nacional redujo las retenciones para productos de la economía regional, por lo que los productos seleccionados pasarán a tributar tres pesos por dólar exportado, en lugar de cuatro pesos. 
No obstante, para productores y empresarios misioneros parece casi una burla a la necesidad de una modificación real en el equilibrio fiscal. 
En primer lugar, los artículos agrícolas más comercializados desde la provincia no están incluidos, como yerba, té, madera y tabaco. 
Asimismo, la quita de un peso en las retenciones es bien recibida, pero no suficiente para las altas cargas en costos que deben afrontar los exportadores. 
Por lo que el sabor es nuevamente a poco, pese a que el documento aduce que el objetivo es “potenciar el desarrollo” y mejorar la competitividad para el sector. 
Según determinaron además desde el gobierno nacional el costo fiscal de la medida asciende a 2.200 millones de pesos.

Productos
Según informó la Secretaría de Agroindustria de la Nación, entre los productos alcanzados por la rebaja tributaria están sectores como el arrocero, frutas frescas de pepita, cítricas y de carozo, cerezas, uvas, ciruela desecada, hortalizas como el ajo, la cebolla, o calabaza, el maní, la ciruela para industria, arándanos, nuez pecán, mandioca, legumbres, pistachos, miel, entre otros. También está el maíz pisingallo para pochoclo, las bananas y el girasol.
“Estos productos representaron en el 2018 un valor de 2.272 millones de dólares por exportaciones. En el primer cuatrimestre de 2019, varios de los alimentos alcanzados por la medida han tenido incrementos relevantes en sus ventas externas que superan ampliamente el 50 por ciento, como la naranja, el arroz, las cerezas, grosellas y frutillas, que verán mejorada su situación competitiva, y sobre todo en aquellos casos que requieren de un fortalecimiento adicional, tales como ajo, ciruela, pera, manzana, por citar algunos casos”, indicaron desde Agroindustria.
“Con esta modificación se busca potenciar el desarrollo de las producciones regionales, y ofrecer mayor competitividad a los productores para que puedan seguir invirtiendo y creando valor y empleo en los lugares donde producen”, señalaron a través de un comunicado oficial del Ministerio. 

Contra las retenciones
Alejandro Haene, presidente de la Confederación Económica de Misiones (CEM), explicó a El Territorio que desde las empresas se encuentran totalmente “contra las retenciones”, por lo que esta medida queda chica al contexto en el que se están manejando las economías regionales. 
“Nuestro reclamo es que no se apliquen directamente, toda baja es bienvenida, pero en este caso además son productos que no marcan tendencia de precio internacionalmente hablando, como la mandioca”, especificó. 
Al mismo tiempo, adujo que hace mucho se vienen presentando pedidos a la Nación o al menos la posibilidad de compensar con los saldos de libre disponibilidad de impuestos. 
“El dólar está planchado y eso al exportador le perjudica, en este caso la baja fue de un peso, por lo menos si hubiese sido de cuatro a dos pesos, pero dejaron en tres”, manifestó. 
Y ratificó: “Nosotros ya hicimos muchos pedidos, pero nos quedamos sin más herramientas, no nos quedan más opciones que seguir aguantando”.
Tanto desde el sector de la madera como de otros productos, como cítricos, vienen elevando reclamos a Nación en busca de algún tipo de beneficio que abra realmente el mercado. No obstante, la industria sigue en picada y sin el repunte que se esperaba para el año electoral. 
En el caso de los cítricos, por ejemplo, la situación es cada vez más compleja y alarmante (ver La industria citrícola...”).

Amplían el Ahora Pyme

El gobernador Hugo Passalacqua, junto al presidente del Fondo de Crédito de Misiones (FCM), Horacio Simes, el ministro de Hacienda Adolfo Safrán y el directorio en pleno del organismo, lanzó ayer el ‘Programa de Fomento y Crédito para la recomposición o incremento de capital de trabajo’, como ampliación del Ahora Pyme que ya está en marcha en toda la provincia. Con este beneficio podrá financiarse todo gasto de las pymes vinculado a la operatoria habitual, incluyendo insumos y materias primas,mercaderías y gastos operativos en sueldos y jornales y otros. Se exceptúan el pago de deudas y la adquisición de bienes de capital. Simes precisó además que están disponibles diferentes líneas de crédito, entre las que citó una destinada a la activación productiva, otra para cubrir el pago de aguinaldo y la línea temporada, para la atención de inversiones para reposición o ampliación de stock por temporada.

“La industria citrícola está fundida, quebrada”

Pese a que las rebajas en las retenciones incluyen a los cítricos, en Misiones el panorama está lejos de ser alentador. Ricardo Ranger, productor citrícola de la provincia, contó a El Territorio el escenario en el cual se encuentran insertos, de mucha inestabilidad y bajas ventas. 
“Para nosotros esta baja es nada, tendrían que sacar todo si realmente nos quieren ayudar”, apuntó. 
En ese sentido, argumentó que la industria citrícola está “realmente fundida, quebrada, estamos muy mal de verdad, complicados y sin margen de maniobra”. 
“Hay que tener en cuenta que nosotros vendemos en pesos y compramos los insumos en valores de dólar, y los precios tampoco aumentaron tanto como para compensar, por lo que la actividad cada vez está peor”, planteó. 
A esto, graficó la situación con la cantidad de productores que debieron dejar la industria por no poder sostenerse. 
“La cantidad de impuestos que tenemos es mucha, por eso esta baja es casi nula, los altos costos y la baja rentabilidad nos están ahogando”, remarcó. 
A modo de ejemplo, dijo que en su caso cuenta con “toneladas de limones en las plantas que ya no sabemos a quién vender, porque las jugueras tampoco están recibiendo frutas, están abarrotadas y no pueden vender. Vamos a perder toda la cosecha de limón del año 2019”. 
“Cuando le dije a un exportador que le quería vender mandarinas me dijo que está muy tranquilo el tema y que no harán exportaciones de cítricos, y cuando no hay exportación de frutas, toda la producción queda en el mercado interno y al haber sobreoferta, los precios de la fruta son bajísimos”, sostuvo. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina