Junta médica concluyó que Santa Cruz sufre “trastorno adaptativo”

Viernes 15 de marzo de 2019
La abogada fue detenida el 1 de febrero, al probarse que viajó al exterior pese a una prohibición judicial. | Foto: Cesar Lasso
La junta médica forense que examinó a la abogada posadeña Rocío Fiorella Santa Cruz (33), quien desde el 1 de febrero espera recluida en la Alcaidía de Mujeres que el Superior Tribunal de Justicia (STJ) se expida sobre la apelación de sus abogados a la condena a cuatro años de prisión que recibió por haber provocado la muerte del inspector Ramón ‘Topo’ Cabrera (59) -manejando alcoholizada un automóvil-, descartó que padezca “depresión reactiva por pérdida de libertad” como determinaron los psicólogos y psiquiatras que la atendieron de manera particular.
Los profesionales del Poder Judicial que se entrevistaron con la condenada a mediados de la semana pasada, por decisión judicial, y asociaron su estado actual a un “trastorno adaptativo”, refiriendo que en la condición de encierro que se encuentra no existen factores que representen un riesgo para sí misma y para terceros. Consideraron, además, adecuado el tratamiento intramuros indicado.
El informe lleva la firma del jefe del Cuerpo Médico Forense (CMF) del Poder Judicial de Misiones, doctor Néstor Javier Bellusci, de los médicos de Tribunales especialistas en psiquiatría, Jorge Spada y Cintia Diplotti, además de la psicóloga del CMF, Tatiana Medina.
Los profesionales expusieron en parte de sus conclusiones que “la examinada se encuentra con un trastorno adaptativo con reacción tipo ansiosa; éste es un estado de malestar subjetivo que en la señora Santa Cruz se encuentra acompañado de alteraciones emocionales que aparecen en el periodo de adaptación a un cambio biográfico significativo o a un acontecimiento vital estresante (caso de la examinada la privación de la libertad). Este efecto estresante afecta la integridad de la trama social de la persona, a su núcleo social/económico y sus valores sociales”.
“Se reitera que hace cuatro semanas aproximadamente ha comenzado un tratamiento específico y hace dos tuvo un cambio por intolerancia al antidepresivo. Por lo que es esperable que todavía no alcance la respuesta terapéutica adecuada, debiendo considerarse de a uno a dos meses la posibilidad de alcanzar la acción terapéutica”, explicaron.
En la misma línea los peritos añadieron que “al momento de la entrevista (con Santa Cruz) no se hallaron indicadores que determinen que la entrevistada presente riesgo cierto e inminente de daño para si misma y para terceros”. Por eso “esta junta interdisciplinaria considera que de proveerle las necesidades terapéuticas y de seguridad en la unidad de detención, podría continuar el tratamiento indicado, que consideramos adecuado”.

El argumento de la defensa
Cabe mencionar que la pericia había sido solicitada por el titular del Juzgado de Instrucción Uno, Marcelo Cardozo -en calidad de subrogante- al momento de denegar una solicitud de excarcelación extraordinaria presentada por la abogada Mónica Olivera, bajo argumento del supuesto deterioro de la salud mental de Santa Cruz en el contexto de encierro que se encuentra.
La decisión del magistrado fue consecuente con el pedido de la fiscal María Laura Álvarez, que había opinado de manera contraria al deseo de la condenada pese a que entre sus argumentos la defensa explicó que “la situación psicológica de Santa Cruz es preocupante” y para reforzarlo adjuntó una serie de informes de exámenes psicológicos y psiquiátricos a la detenida en la que los profesionales concluyeron que -a sus criterios- padece “depresión reactiva por pérdida de la libertad”.
La recomendación de esos especialistas fue el inicio de un tratamiento médico urgente “a los fines de evitar un mayor daño en su integridad física, mental, psicológica que agrave su salud mental y con eso provoquen secuelas irreversibles”. Los peritos del CMF descartaron ahora ese diagnóstico. 

Nuevo pedido de cese de prisión

El titular del Juzgado Correccional y de Menores Dos de Posadas, César Jiménez, quien como juez de ejecución había ordenado la detención de Santa Cruz al probarse que a fines del año pasado salió del país cuando tenía prohibido hacerlo -so pena de perder la libertad- deberá resolver un nuevo pedido de cese de prisión preventiva presentado recientemente por el abogado Eduardo Paredes.La defensa reiteró el ofrecimiento de medidas de seguridad que el juez considere, sea la concurrencia a cualquier Comisaría en forma periódica para demostrar que continúa a disposición de la Justicia y hasta el uso de tobillera electrónica. La fiscal Álvarez opinó que la abogada debe seguir detenida pero el magistrado tomará la decisión final sobre el pedido.


Sancionada

Fuentes consultadas por este matutino informaron el supuesto descontento de algunas internas alojadas en la Alcaidía de Mujeres, debido a supuestos beneficios que tendría Santa Cruz referido a las visitas diarias, aparentemente, fuera de los horarios dispuestos para esa finalidad.Más allá de eso, desde el Servicio Penitenciario Provincial informaron a las autoridades judiciales que a modo de sanción, la abogada permaneció 24 horas en una celda de aislamiento en función de que en una requisa realizada el 12 de marzo a las 22 hallaron una pastilla blanca adentro de una mochila, lo que es una infracción disciplinaria grave al reglamento de organización interna.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina