Julio De Vido pidió un careo con los arrepentidos

Sábado 8 de diciembre de 2018
En contra de su voluntad y asistido por un médico del Servicio Penitenciario Federal, Julio De Vido, el ex ministro de Planificación Federal, volvió ayer a los tribunales de Comodoro Py para declarar en dos tramos de la causa de las coimas que investigan los subsidios al gasoil para colectivos y al transporte ferroviario.
De Vido negó las acusaciones y aprovechó para pedir un careo con un grupo de empresarios que se convirtieron en arrepentidos: “Acá se sabe perfectamente que testimonios como los de (Aldo) Roggio, (Gabriel) Romero, (Sergio) Taselli y (Carlos) Wagner son absolutamente falsos; sin perjuicio de lo cual, lo ocultan y los usan para sostener esta nueva citación”, aseguró.
Aprovechó para denunciar al juez Claudio Bonadio porque “el manejo de esta instrucción, como todas las otras, ha sido absolutamente discrecional”.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina