Joven detenido por el homicidio del barrio A-4 declaró ante la Justicia

Martes 7 de julio de 2020 | 06:30hs.
El homicidio ocurrió en horas de la tarde del miércoles pasado. | Foto: Nicolás Oliynek
Carlos Cardozo

Por Carlos Cardozofojacero@elterritorio.com.ar

Tras algunas horas en condición de prófugo y cinco días detenido, el único sospechoso por el homicidio de Nahuel Claudio Romero (23) en el barrio A-4 de Posadas fue trasladado ante la Justicia. Así, Hernán Francisco D.O. (19) completó ayer la audiencia indagatoria y fue imputado formalmente por el hecho.

Según detallaron a El Territorio fuentes ligadas al proceso, el joven escuchó los elementos que hay en su contra hasta el momento y luego decidió dar su versión de los hechos ante el titular del Juzgado de Instrucción Tres, Fernando Verón, quien lleva el caso.

De todas formas, sus palabras se mantenían ayer en reserva para resguardar el avance de la investigación, debido a que además se solicitaron algunas medidas de prueba que deberán ser incorporadas al expediente.

Todo lo que diga el joven deberá ser comprobado por la instrucción, pero desde su defensa señalaron ayer que el acusado manifestó una versión muy distinta a la de la familia de la víctima. Sólo el avance de la investigación y el aporte de los testigos podrá echar luz sobre lo ocurrido.

Por el momento Hernán D.O. (19) seguirá tras las rejas. El hecho está caratulado como homicidio simple, delito que prevé de 8 a 25 años de cárcel, aunque esto no quiere decir que no pueda cambiar en un futuro.

Según detallaron fuentes policiales, el caso fue descubierto el miércoles mediante un llamado al 911 en el que se advertía “desorden en la vía pública”. Los efectivos de la Comisaría Decimoprimera fueron quienes respondieron a la alerta y se trasladaron a la manzana 205 del populoso barrio, pero al llegar Romero ya había sido trasladado al Caps local.

Su familia contó luego que fueron ellos quienes lo trasladaron hasta allí, donde llegó con sus últimas fuerzas. Pese a que fue asistido por los profesionales, que le dieron oxígeno e intentaron mantenerlo con vida, no resistió hasta que llegue la ambulancia que lo trasladaría al Madariaga.

El médico policial confirmó que tenía dos heridas punzocortantes de tres y cinco centímetros, respectivamente, además de excoriaciones. Huesito, como los conocían en el A-4, tenía una pareja con la que criaba una nena de 3 años de edad.

Declaración familiar

Natalia Romero (21), su hermana, señaló a El Territorio que el homicidio del joven ocurrió porque él quiso defenderlas a ella y a su madre. Describió que todo empezó en horas de la madrugada del miércoles, cerca de las 2, cuando escuchó que había gente robando en el taller de su casa y cuando salió a ver, encontró al señalado asesino huyendo con un gato hidráulico que finalmente no pudo llevarse.

“Sabíamos que era él, pero en ningún momento fuimos a su casa ni nada. A eso de las 15.30 viene a hacer quilombo y le tiró un botellazo a mis hermanos”, continuó, describiendo una escena que también fue relatada por los vecinos horas después del crimen. La joven entonces salió y al abrir el portón se encontró con que el agresor también tiraba piedras.

Natalia aseguró que el señalado homicida estaba bajo los efectos de estupefacientes. “Mi mamá sale y le dice que se vaya porque no quería quilombo y en eso viene mi hermano (Nahuel) y le dice ‘andate, ya fue, vos estás re loco, vení cuando estés sano’”.
Natalia Romero

Mi hermano le dijo que no se meta con mi mamá y empezaron los empujones. El chico vino con un cuchillo para hincarme, pero mi hermano se mete y le hinca en la espalda” Natalia Romero Hermana de la víctima

El joven hizo caso. Se fue para su casa, que queda a menos de dos cuadras, pero volvió a los cinco minutos con su hermano. En ese momento los dos grupos familiares se encontraron en la esquina, donde hubo peleas y corridas, hasta que se registró el peor de los desenlaces.

“La cuestión es que el chico -el detenido- agarra una botella y le tira a mi mamá. Yo estaba en frente y le cubrí, la botella me pegó en la espalda. Mi hermano vio y dijo ‘que te metés con mi mamá’, empezaron a los empujones y el chico vino con el cuchillo para hincarme a mí, pero mi hermano se mete y le hinca en el lado derecho de la espalda”, agregó la entrevistada.

Continuó diciendo que después de ese ataque, el agresor también buscó lesionar a otra hermana, pero fue detenido por la víctima mortal, quien lo abrazó por la espalda. Entonces se produjo la segunda lesión y el agresor salió corriendo del lugar.

Su detención se produjo en horas de la mañana, en la avenida Cocomarola y su intersección con la calle 180, luego de que su hermana lo buscara en el barrio San Jorge, situación que fue seguida de cerca por los efectivos de la Policía.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina