Jonathan Schunke se aferra a la religión

Viernes 27 de marzo de 2020
El futbolista Jonathan Schunke afronta la cuarentena en compañía de su esposa, cumple la rutina diaria que prescribe el cuerpo técnico de Estudiantes (LP) y se aferra a sus creencias religiosas: “Esto que pasa es una demostración más de cómo el hombre va a llegar hasta un punto y después depende del cuidado de Dios”.
En diálogo con Télam, el defensor misionero hizo notar que su fe, así como la de su compañera de vida, está lejos de representar un desconocimiento de las normativas del gobierno y de las autoridades sanitarias: “Hemos tomado esto con absoluta responsabilidad desde el comienzo, cumplimos con todas las indicaciones que nos dan las especialistas, este mal no hace distinciones y no debe ser tomado a la ligera”.
“Es algo raro, jamás imaginamos algo así, un virus así, una pandemia, pero si hay que tomar recaudos, los tomamos con responsabilidad y humildad”, refirió Schunke, al tiempo que “sin soberbia, sin subestimar la situación, con tranquilidad y con respeto, como familia la creencia en Jesús nos ayuda, el principal cuidado depende de Dios, la última palabra la tendrá Dios, él es el punto de lo divino”.
“El hombre va a llegar hasta un punto, después depende del cuidado de Dios”, sentenció el futbolista del Pincha y asimismo abogó por que en la cuarentena obligatoria se reconozca “la oportunidad de disfrutar de cosas que la rutina nos hace olvidar. Disfrutar de todo lo que ofrece la casa, la familia”.
Acerca de cómo hace para mantener el estado de forma de un deportista de alta competencia en circunstancias tan extraordinarias como la pandemia, detalló que aun cuando vive en un departamento, en La Plata, se las ingenia para cumplir ejercicios de doble turno indicados por el cuerpo técnico de Estudiantes: “Nos han adaptado para trabajar adentro y nos comunicamos a diario, especialmente con los profes, el médico, el nutricionista”.
La dieta de Schunke se compone de verduras, frutas y carnes magras (“poco de arroz, de fideos, de hídratos de carbono poco, o casi nada”), aunque como buenos originarios de la provincia de Misiones, “tomamos mate, mucho mate”. 
Amén de cultivar su afición por el cine, sus lecturas de cabecera, estos días en especial, atañen a sus profundas creencias celestiales: “El Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob”, de Watchma Nee, y “Las profundidades de Jesucristo”, de Madam Guyon. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina