Jazmín Hultgren levantó la corona virtual

Viernes 13 de septiembre de 2019
Jazmín Hultgren (21), de la colectividad nórdica, es quien se coronó como reina virtual de los inmigrantes anoche en la gran fiesta obereña. 
Oriunda de la Capital del Monte, Jazmín tiene una larga trayectoria en la fiesta. Fue princesita de la colectividad, formó parte del ballet y ocupó cargo en la subcomisión juvenil de los países nórdicos. Además sostiene que la celebración es un espacio donde los jóvenes aprenden el sentido de pertenencia y crecen en un ambiente sano y cultural.
“Rescato la importancia de nuestra fiesta, que es popular, hecha por el pueblo para mantener la cultura. Y eso se vive en cada colectividad, donde todos trabajan. No está concesionada y por eso, no es igual a ninguna otra, por el apoyo del pueblo”, manifestó en diálogo con El Territorio.
Cabe resaltar que este año, en la 40ª edición de la fiesta, un total de 17.105 personas votaron en la plataforma elterritorio.com.ar y en el stand del matutino en la fiesta para eligir a su favorita de entre catorce candidatas. 
Así, en una de las elecciones virtuales más reñidas y con mayor participación, Hultgren logró el 16,76 por ciento de los sufragios totales.
La secundó la soberana de la colectividad ucraniana, Daniela Gisell Atamañuk (22), que cosechó el 16,25 por ciento de los votos. Mientras que en el tercer puesto se ubicó la reina de la colectividad española, Johana Guadalupe Picaza (20), que recibió el acompañamiento del 14,44 por ciento de los votos.
Tras 20 años de acompañar en este camino, El Territorio corona a la reina virtual de la fiesta en cada nueva edición. En esta oportunidad, Jazmín fue la elegida: “Realmente nuestra fiesta se vive todo el año porque hay muchas actividades y en septiembre la fiesta brilla. Ayuda a que los jóvenes tengan un sentido de pertenencia, ayuda a que se formen en un ambiente sano y cultural, tiene muchas cosas buenas, porque hace crecer a la ciudad y al turismo manteniendo la cultura”, insistió la nueva soberana virtual al ponderar la mayor fiesta de los inmigrantes del país. 

Cristales, aceite de oliva y el mejor dulce de leche del país

La feria comercial ofrece un gran abanico de productos, como muebles y ropa pakistaní.
María Marta Fierro

Por María Marta Fierro mfierro@elterritorio.com.ar

El aceite de oliva es quizá la vedette de la feria comercial de la Fiesta Nacional del Inmigrante. Para la noche del miércoles se había agotado y los puestos de expositores mendocinos que lo venden esperaban reponer las reservas para atender la demanda de los clientes locales, atraídos por la calidad y los precios accesibles.
Las ventas son moderadas en general en los distintos stands, al ritmo de la economía en todo el país, y los productos con mayor salida son las ofertas y lo que ofrecen precios intermedios. Algunos expositores, entre ellos los de chocolatería, destacaron el interés por parte de los visitantes brasileños.

De Bohemia y Pakistán
Como todos los años, este año también se hicieron presentes tradicionales expositores, algunos con varias décadas de asistencia perfecta. Es el caso de la cristalería checa que hace 21 años hace llegar a la fiesta Osvaldo Moñín, desde Mar del Plata. Son representantes de estos productos en ferias y exposiciones y también proponen un sector de productos regionales con la línea de sombreros Lagomarsino. Recorriendo el país con su stand, Moñín no duda en afirmar que la fiesta obereña es la mejor del país. Cuenta que decidió venir siempre más allá del éxito en las ventas porque le gustó mucho la primera vez que vino. “Acá descubrís el color de tus orígenes”, puntualizó. Destacó la calidad del producto que vende, el mejor del mundo con una tradición de siglos, y advirtió que “la cristalería no se seca” a modo de compartir un concejo para que las copas tengan mayor vida útil. 
Otro perseverante en la feria es Ali Skhawat, de Pakistán, quien hace doce años no se pierde una fiesta y asegura que es a pedido del público. Su fuerte son los muebles en madera y la ropa, todo traído de su país de origen. Este año lo que más vende son las prendas de vestir. Sin embargo, la bandeja plegable para picadas, que suele ser la atracción, este año ya está agotada.

Sabores, artesanías y máquinas
También se puede conseguir el mejor dulce de leche del país. Esto certificado en la feria Caminos y Sabores, tras el dictamen de un jurado compuesto por catadores ciegos. Es el que fabrica Mamma Rosa, un emprendimiento familiar de origen mendocino y se vende a 250 pesos el kilo. La especialidad de la casa, sin embargo son las conservas de corazón de alcaucil. 
Además se puede encontrar artesanías en cuero llegadas de San Luis del Palmar –cintos es lo que más sale-, vitrofusión con portasaumerios entre lo más pedido por los visitantes, bulbos de plantas y una amplia variedad de productos confeccionados en madera.
Por otro lado, en el extenso predio del parque al aire libre se puede apreciar la variedad siempre de marcas y modelos de automóviles, maquinaria agrícola, constructores de casa llave en mano que prometen una casa en 100 días, diversas casas de estudio con su oferta académica, simuladores y reconocidas marcas de yerba mate.

Programa

Hoy
Entradas generales 300 pesos y jubilados, 100. Niños menores de 12 años gratis.
18: Apertura del predio.4: cierre
20: Cuadro Apertura
Danza Maracangalia E Guardiões Da Tradicão
Ballet Colectividad Japonesa Ballet Colectividad Brasileña
“Los Sombreros” de Posadas
Ballet Colectividad Suiza
Ballet Colectividad Checa
Ballet Colectividad Ucraniana
Los Palmeras.

La consagración de Ratoski en el Norguss Jacob

Ratoski, en escenario.
Jorge Ratoski fue la gran atracción del miércoles, tanto arriba como abajo del escenario. Tras la prueba de sonido antes de su show, se sacó fotos con sus fans y charló con El Territorio. Con más de 25 años de trayectoria, Ratoski llegó por primera vez al escenario mayor de la Fiesta del Inmigrante. 
Además, con su banda están trabajando en un nuevo material. Ya tienen todos los temas escogidos y tendrían que estar grabando, pero los entre cuatro y siete shows que ofrecen por semana los demoran más de lo que quisieran.
Jorge está convencido de que es la capacidad de su hacer bailar lo que garantiza que sus espectáculos sean un éxito. Y, más allá de la experiencia, admitió que antes de subir al escenario mayor por primera vez se sentía “un poco medio como chancho de otro chiquero”. 
“Estamos más acostumbrados a los bailes, a los pueblos, a los clubes más chicos. Hoy es un escenario más grande”, contó con grandes expectativas. Así, adelantó que ya cerraron su presentación en la Fiesta de la Navidad de Alem e invitó para la gran fiesta de su rancho el 7 y 8 de diciembre.
De esa gran mixtura que es el misionero, aseguró que la música de banda es lo que saca a bailar a todo el mundo. “Tenemos una mezcla del misionero, con el brasilero y el paraguayo. Trato de ser lo más simple con la conversa, para que la gente me entienda bien”, explicó. Y por eso en su show nunca faltan corridos, banerón, chotis y obviamente chamamé.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina