Irá a juicio un hombre acusado de violar a su sobrina

Viernes 7 de diciembre de 2018
Luego de poco más de un año de investigación y reunidos los elementos de prueba suficientes como para juzgarlo, fue finalmente elevada a la instancia de debate oral la causa por abuso sexual que sentará en el banquillo a un hombre acusado de violar a su propia sobrina alrededor de tres años.
Se llama Raúl Heriberto (51), domiciliado en la localidad de 9 de Julio. Está detenido en la Unidad Penal III de Eldorado e irá a juicio por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por haber utilizado armas en los sometimientos cometidos desde que la víctima tenía 9 años y que, según la pesquisa, se extendieron hasta los 12.

En la casa, un infierno
El caso se descubrió a instancias de la denuncia que hizo la mamá de la pequeña en la Comisaría de la Mujer de esa pequeña localidad del norte provincial.
De acuerdo al requerimiento de elevación a juicio de la causa, la investigación permitió descubrir que la víctima, cuando tenía 9 años, concurría a la casa del hombre para asistir al culto evangélico junto a su tía y primas. Se quedaba a dormir para regresar con sus padres al día siguiente.
En ese contexto comenzaron los tocamientos, siendo la primera vez en la cama matrimonial y en momentos en que la concubina del acusado no estaba. El acoso y posterior abuso se dio intimidándola con un cuchillo tipo serrucho -con cabo rojo- que colocó sobre la panza de la víctima, aunque también le tapó la boca para que no gritara. Así la violó por primera vez pese a los pedidos de la pequeña para que la suelte.
Según lo que pudo establecerse, esa vez la respuesta fue que "estaba lindo", refiriéndose a los abusos que estaba cometiendo. Le dijo a su sobrina que la iba a matar y a dejar con los ojos abiertos para simular que estaba viva. La niña relató también que el abusador tenía olor a fernet y a vino, que lo sintió cuando le habló.
Los abusos no terminaron ahí, puesto que se repitieron cuando la víctima tenía 10 y 11 años, en circunstancias similares. Una de esas veces, el ataque habría sucedido sobre el piso, al lado de donde dormía una prima de la pequeña (hija del acusado).
En esa oportunidad, la menor aseguró que en pleno abuso pellizcó a su prima para que se despierte, diciéndole que el papá la estaba lastimando, pero cuando ésta quiso reaccionar el hombre la palmeó el pecho para que siga durmiendo.
La denunciante también dijo, en base al relato de la pequeña, que el sujeto hasta le apuntó en sus partes íntimas con un tenedor y que le habría ofrecido 100 pesos para que se dejara someter sexualmente, a lo que la niña se negó pero fue en vano puesto que el acusado igualmente la violó.

Fecha de debate
Cabe aclarar que su detención se produjo a instancias de la denuncia de su mujer y ante la intervención del titular del Juzgado de Instrucción Uno de Eldorado, Roberto Saldaña. Fue éste quien ordenó medidas periciales; ademas sumó testimonios a la causa, mas allá del que hizo la pequeña en Cámara Gesell ratificando las acusaciones que hizo su progenitora.
De ahora en más, será el Tribunal Penal Uno de Eldorado el que pondrá fecha de debate, que será privado y podría definirse el año que viene teniendo en cuenta los tiempos de la Justicia. Más allá de eso, el acusado puede admitir su culpabilidad en un juicio abreviado, evitando de esa manera enfrentar a los magistrados, además de la exposición pública. 

Las claves del caso

Tres años: Según la declaración en Gesell, los ultrajes ocurrieron durante tres años, desde que tuvo 9 hasta que cumplió 12. Todo en la casa del acusado.

Causa: El imputado está en la actualidad alojado en una celda de la UP III. La denuncia fue radicada por la pareja del acusado y la investigación fue llevada adelante por el juez Roberto Saldaña.

Los hechos: La víctima señaló que en uno de los hechos ocurrió al lado de la cama de su prima, hija del acusado. Ella iba de visita para asistir al culto y se quedaba a dormir.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina