Ingreso de fenólicos del exterior asfixia a la producción misionera

Viernes 10 de agosto de 2018 | 06:00hs.
Antonio Villalba

Por Antonio Villalba avillalba@elterritorio.com.ar


La creciente importación de fenólicos vuelve a poner contra las cuerdas a la producción local. De 55 metros cúbicos (que representa un poco más de una carga de camión)   en febrero, ese número se elevó el último mes a 3.261 metros cúbicos de embarques de compensado de pinus fenólico ingresados al país.

La invasión de terciados provenientes del exterior, como el caso de Brasil en 2016, terminó destruyendo en parte el mercado local. Por esta razón las empresas productoras de terciados habían reclamado a la Nación que se cerraran las importaciones para que se recuperara el sector.

Si bien este Gobierno modificó la resolución el año pasado, ello no impide el ingreso en gran escala del producto al país, según los registros citados. Históricamente el mercado local registra una producción de unos 15.000 metros cúbicos al mes y las provenientes del exterior, especialmente de Brasil supera los 3.000 metros cúbicos.

Existen cuatro categorías diferentes de licencias de importación, dos de ellas son licencias ‘no automáticas’, referidas a los compensados de pino y eucalipto, que acaparan alrededor del 98 por ciento de la importación en la provincia.

Las categorías que no necesitaban hasta entonces licencias son las de madera tropical y las provenientes de otros tipos de madera, en las cuales se basaban el año pasado los importadores para ingresar la mercadería de manera irregular. Luego eso fue corregido.

Ahora, ante el riesgo creciente del cierre de empresas misioneras, la semana próxima integrantes de la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (Faima) tiene acordada una reunión con el ministro de Producción, Dante Sica.

“Le vamos a plantear esta problemática, reconocemos la buena voluntad del Gobierno nacional de poner licencias no automáticas y normas técnicas, es un buen gesto, pero creemos que no van alcanzar porque los importadores van hacer todos los trámites para poder seguir importando”, consignó el secretario general de Faima, Román Queiroz.

Añadió que “pese a la devaluación” que registra la Argentina, “seguimos siendo un país caro porque tenemos una presión fiscal muy fuerte, y los tarifazos como la energía y combustibles los estamos padeciendo. Por estas cuestiones somos más caros, por estas realidades económicas”.

Qué pasó
Desde el sector entienden que en teoría están protegidos bajo la licencia no automática, que es interpretado como una burocracia a cumplir para los importadores pero que no representa ningún freno.

A su vez, están esperando que se ponga en vigencia la norma técnica que entraría en vigencia en los próximos 30 días. Plantean que ante el interés que despierta el mercado, estas cuestiones burocráticas no serían un gran escollo para los interesados en seguir ingresando el producto en el país.

En cuanto a la norma técnica lo que es busca es calidad. Lo que queda afuera es el producto basura  scrap (del inglés chatarra), que sigue ingresando productos brasileños o chinos, uruguayos o chilenos que pueden cumplir esa norma.

“También es un pequeño escollo para los importadores porque tienen que demostrar que las cumplen, pero una vez que lo hacen el negocio es tan grande que ameritan que puedan hacer el trámite e importar”,  dijo el representante de Faima.

En números
En cuanto a embarques de compensado de pinus fenólico, este año se observó un creciente incremento mes a mes.
Comenzó en enero con 788 metros cúbicos, siguió con una importante baja de 55 metros y desde allí no dejó de aumentar el ingreso. Ya en marzo tuvo un salto de 586 metros para elevarse en abril a 1.697, en mayo a 2.071 metros cúbicos, en junio 2.997 y en julio se había elevado a 3.261 metros cúbicos. 

Las Licencias No Automáticas en la historia del sector

En 2009 comenzó la aplicación de Licencias No Automáticas (LNA), ante la probabilidad de recepción de excedentes internacionales.

En julio de 2009, el Ministerio de Industria emitió la Resolución por la cual se incorporaba al sistema de Certificados de Importación de Productos Varios (CIPV), pero contempló sólo una de las dos posiciones por las cuales se ingresan los productos.

Desde enero de 2013 comenzaron los intentos por corregir esta omisión de no contemplarse otros productos provenientes del eucalipto, estableciéndose, desde enero 2013 a noviembre 2015, un límite de tres mil metros cúbicos mensuales.

En 2016, la Nación dio lugar a la incorporación de LNA para limitar las importaciones provenientes del exterior.

En junio de 2017, el gobierno nacional decidió endurecer los controles en la Aduana argentina e incluyó la exigencia de contar con licencias de importación a los fenólicos de maderas tropicales. Ello, luego de que la Aduana de Irigoyen detectara camiones con cargas registradas irregularmente. Hacían pasar como si fueran maderas tropicales provenientes de Brasil, pero en realidad estaban ingresando a Misiones terciados de pino. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina