Informe de Domingo: Turismo para sanar

Domingo 19 de mayo de 2019 | 06:00hs.
Griselda Acuña

Por Griselda Acuña interior@elterritorio.com.ar

La eterna y, más vigente que nunca, búsqueda de la juventud, la belleza y el bienestar componen el imán perfecto de Argentina hacia el mundo. La tendencia se instaló con fuerza hace unos años y se mantiene, pese a la crisis. El país se erige como uno de los mejores posicionados en lo que se conoce como turismo médico.
“El turismo médico es la práctica de viajar a otro país con el objetivo de recibir algún tipo de prestación, tratamiento o atención médica curativa, estética o de bienestar”, explican desde el corazón de esta iniciativa que posibilita el ingreso de capitales al suelo albiceleste.
“Promovemos la exportación de servicios de salud, una actividad que hace ingresar al país cerca de 300 millones de dólares anuales a través del pago que realizan pacientes extranjeros que vienen en busca de tratamientos para superar enfermedades o para prevenirlas”, describe -en diálogo con El Territorio- Miguel Cané, presidente de la Cámara Argentina de Turismo Médico.
Misiones no está lejos de acomodarse a ese contexto nacional. Tiene con qué pero no es suficiente; también hay desafíos por superar, sobre todo, aquello vinculado al acondicionamiento de la infraestructura.
La demanda de determinados servicios y la puesta en marcha de ciertos emprendimientos hablan del potencial. Puerto Iguazú, Oberá y Leandro N. Alem, por citar algunos ejemplos, cuentan  con experiencias que se ubican en la línea del concepto turismo para sanar.  De hecho, Cané había señalado que si bien aún no tiene asociados en la tierra colorada, pronto se arribará a algún convenio. “Se trata de una provincia turística por excelencia que tiene un buen perfil para posicionar esta oferta”, señala.
“Potencialidades hay, en Misiones hay más producto de turismo de salud, lo pongo de este lado más allá de lo estético - más relacionado con los spa-. En Iguazú, los hoteles  4 o 5 estrellas incorporaron en algún momento este servicio, como el spa, que aparecía como el fundamento principal para describir un poco cómo se estaba comercializando este tipo de producto. Después comenzaron a aparecer distintas clínicas en toda la provincia, clínicas ligadas a la estética”, sostuvo Oscar Degiusti, subsecretario de Marketing y Promoción del Ministerio de Turismo de Misiones.
Según Degiusti la tendencia data de hace, al menos, unos ocho años y fue mutando: primero se hizo mucho hincapié en la salud y luego ganó terreno lo estético. En ese sentido, comenta que el turista busca un espacio de confort, además de la intervención quirúrgica, es decir, un lugar que  ofrezca actividades recreativas. Y es en ese punto en el cual reconoce la necesidad de inversión.
Así como la provincia busca subirse al tren del turismo médico, también se desprende otra arista, que consiste en la compra de paquetes de tours en otros lugares, preferentemente en Buenos Aires. “Hay un número importante de misioneros que vive en el exterior y cuando viene de vacaciones aprovecha para realizarse alguna intervención. Hoy día en Europa o Estados Unidos los costos  de cirugía estética son muy altos”, reconoce el cirujano Gustavo Abrile.
Claramente, el dinero inclina la balanza hacia Argentina. “Una cirugía en Suiza cuesta cerca de 8 mil euros y acá podés hacerla por 1.500 euros”, desliza el especialista. Terapias para combatir el estrés, tratamientos para dejar de fumar y desintoxicación alimenticia también se enmarcan en el turismo de salud. La naturaleza y los costos representan la fortaleza de Misiones en una tendencia mundial. No obstante, queda un trecho por recorrer. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina