Inclusión y autonomía, los desafíos del Centro del Ciego

Sábado 11 de agosto de 2018
El Centro de Rehabilitación del Ciego Santa Rosa de Lima lleva 36 años promoviendo la autonomía de las personas con ceguera o discapacidad visual. Hace unos años, el equipo de profesionales lleva adelante una campaña de concientización sobre el cuidado de la salud visual y la detección temprana de enfermedades relacionadas con la vista.
El edificio de la entidad que depende del Obispado de Posadas está ubicado en Sarmiento 1847 casi Félix de Azara y tiene un amplio servicio para la rehabilitación integral de bebés a partir de los 45 días y hasta ancianos.
Por su trayectoria educativa y de salud, recibe demanda de atención de toda la provincia, del NEA y del Paraguay, se solventa con fondos de la Iglesia, ayuda provincial y también procura sus recursos mediante una comisión de apoyo. Esta comisión la conforman personas comprometidas con la tarea solidaria y realizarán  hoy desde las 16.30 el tradicional té bingo en el hotel Julio César con importantes premios.
Luis Viarengo, rector del centro, expresó a El Territorio: “Invitamos a la comunidad a apoyar la tarea del centro participando del té bingo que tiene importantes premios. Es una actividad que se hace todos los años para recaudar fondos y también para mostrar a la comunidad el trabajo que se hace acá y que las personas que requieran estos servicios se acerquen, que conozcan”.
Recordó que, gracias a la labor de la comisión, se obtuvo el año pasado la preciada impresora Braille que está a disposición de estudiantes y todo el que necesite y se realizan actividades para promover que se tenga en cuenta la salud visual desde el nacimiento; el primer examen se debe realizar a los seis meses de vida.

Educar en la independencia
Las docentes Karin Hennig y Leticia Mantinian, coordinadoras de rehabilitación, explicaron el abordaje que da el equipo técnico a cada persona que llega al centro y que ellos llaman ‘participante’: “El centro tiene 120 participantes, recibimos a bebés desde 45 días hasta adultos mayores, el más anciano que viene tiene 83”, contaron.
Cada caso se diagnostica y trata de manera individual, desde los aspectos de orientación y movilidad, psicomotricidad, contención terapéutica, rehabilitación, entre otras.
“Se trabaja por departamentos y áreas específicas que atienden a cada una de las dimensiones que ayudan a una persona con discapacidad visual o ciega a ganar confianza y autonomía”, describió Mantinian, profesora especializada en discapacidad visual.
En tanto, Hennig, profesora de educación física, hizo referencia a los aspectos de orientación y psicomotricidad: “Tanto las personas ciegas de nacimiento como quienes perdieron la visión o tienen baja visión deben reaprender a orientarse, a tener el equilibrio. En cuanto a los bebés y niños, estos movimientos se enseñan desde la estimulación temprana y tiene una metodología que ayuda a comprender la dimensión y forma de las cosas sin poder verlas, para eso nos ayudamos con maquetas y el objetivo es que la persona pueda movilizarse autónomamente en su casa y también pueda hacerlo en la calle con el uso del bastón”.
Lograr el aprendizaje en autonomía de las personas con baja visión o ceguera requiere la contención familiar, el abordaje de los especialistas y sobre todo la superación personal.
Para que la inclusión tenga lugar, “es importante que la sociedad acompañe, tanto a las personas ciegas como a todos quienes tengan una discapacidad, por ejemplo, dejar las veredas libres para que puedan transitar, no estacionar en las veredas, no obstruir las rampas, no generar más barreras para las personas con discapacidad”.
Otra muestra de solidaridad es colaborar con las personas que llevan bastón: el blanco es para las personas ciegas, el verde para los que tienen baja visión y recientemente se reglamentó el uso de un bastón blanco con bandas rojas que distingue a las personas sordas-ciegas. “Mucha gente quiere ayudar pero no se anima por miedo a no saber qué hacer, la recomendación es que se acerquen y pregunten qué necesita la persona que le sabrá guiar”.

Para agendar

Hoy a las 16.30 se realizará el té bingo a beneficio del Centro del Ciego. Será en el Hotel Julio César y lo recaudado se destinará a la compra de insumos y mejoras.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina