Imputan a brasileño por tenencia de arma de guerra e investigan su itinerario

Jueves 18 de julio de 2019 | 07:30hs.
Cristian Valdez

Por Cristian Valdez fojacero@elterritorio.com.ar

El ciudadano brasileño sindicado por el Ministerio de Seguridad de la Nación como vinculado a la banda narcocriminal que hace once días voló la sucursal del banco Visión en la pequeña localidad de Liberación (departamento de San Pedro, Paraguay), a unos 350 kilómetros de la frontera argentina, fue imputado por el delito de tenencia ilegítima de armas de guerra y judicialmente se dispuso que continúe privado de la libertad en una dependencia policial de Puerto Iguazú.
Se llama Antonio Marcos S. D. S. (39) y es oriundo de Río de Janeiro, de acuerdo a la información obtenida a partir del cruce de datos con las fuerzas del vecino país, generado a instancias de la detención concretada el lunes de la semana pasada en un colectivo de media distancia que tenía como destino final la terminal de Posadas. 
En ese truncado viaje para el extranjero, una patrulla vial de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) detectó en su poder un bolso con doble fondo en el cual transportaba un fusil de asalto semiautomático calibre 5.56 sin número de serie por lo que hasta ahora fue imposible determinar su procedencia, además de cinco cajones de mecanismo con cañones y cinco cargadores de ametralladoras con capacidad para 25 municiones.
El sospechoso fue llevado a los estrados judiciales de la Ciudad de las Cataratas en función de que no tenía documentación que avale la tenencia legal y portación de dicho armamento, por lo que designó al defensor oficial y posteriormente fue imputado de manera provisoria por el titular del Juzgado de Instrucción Tres, Martín Brites.
Como la investigación recién está dando los primeros pasos, no se descarta que en un futuro cobre rango federal en caso de que la evidencia permita interpretar que el hecho se encuadra en el delito de acopio de armas de guerra. Por ahora fue enmarcado como una infracción a la ley 20.429, que regula “la adquisición, uso, tenencia, portación, transmisión por cualquier título, transporte, introducción al país e importación de armas de fuego y demás materiales que se clasifiquen como armas de guerra, pólvoras, explosivos, municiones y demás materiales clasificados de uso civil”. 

Vacío, pero con peso
El brasileño fue detenido transportando del armamento en plena madrugada. Como se informó, una patrulla del Escuadrón 13 Iguazú de Gendarmería detuvo la marcha del transporte de pasajeros a la altura del kilómetro 1606 de la ruta nacional 12, zona conocida como paraje Urugua-í.
Durante la inspección los uniformados visualizaron que el sujeto de la butaca 17, que se presentó como de origen extranjero, trasladaba un bolso de grandes dimensiones que a simple vista se encontraba vacío pero tenía un peso excesivo, lo que llamó poderosamente la atención.
Mas allá de eso, el sujeto respondió con una serie de inexactitudes sobre su estadía en el país, por lo que, ante indicios de estar frente a un delito, le solicitaron que descienda de la unidad para intensificar el control con la presencia de testigos, constatando adentro del equipaje un doble fondo donde ocultaba el armamento. 
La Fiscalía Federal y el Juzgado Federal de Eldorado orientaron inicialmente la intervención del Juzgado de Instrucción de Puerto Iguazú, cuyo titular dispuso el secuestro de las armas y que el acusado sea detenido, aunque desde ese momento se llamó a silencio y mantuvo esa postura en la instancia indagatoria.
Fuentes judiciales informaron que por estas horas existe un intenso intercambio de información referida al sujeto entre las fuerzas de ambos países, con el objetivo de establecer si efectivamente pertenece a un grupo criminal y cual fue su itinerario hasta su detención, teniendo en cuenta que no existirían registros de ingreso  por pasos habilitados y además, resultó llamativo el recorrido inverso cuando habitualmente el tráfico ocurre hacia Brasil. 

Golpe al banco y alerta en el NEA

En la madrugada del pasado domingo 7, alrededor de 15 miembros de la organización narcocriminal Primer Comando Capital (PCC) asaltaron la sucursal bancaria de Liberación, ubicada a 200 kilómetros de Asunción y 350 kilómetros de Misiones. 
Según los medios paraguayos, los asaltantes volaron el local con dinamita, por medio de francotiradores mataron a un joven de 18 años, hirieron a un jubilado y se llevaron aproximadamente 1.500 millones de guaraníes, equivalentes a 240.000 dólares. 
A partir de ello, el Ministerio de Seguridad de la Nación puso en alerta a las fuerzas federales en todo el Nordeste argentino, en las fronteras con Paraguay y Brasil, ante la posibilidad de que miembros de la banda pretendan infiltrarse en el país para escapar o refugiarse. 
El diario La Nación confirmó tal medida e incluso citó a la ministra Patricia Bullrich, quien aseguró que a modo preventivo “ordenaron patrullajes y mayores controles, sobre todo en los pasos fronterizos que están alejados de los habilitados”. 
El mismo matutino señaló que la cartera de seguridad desde hace unos tres años está pendiente de los movimientos de estos criminales en la frontera y añadió que desde junio funciona en Posadas una task force contra el crimen organizado internacional y narcotráfico. Incluso consignó que efectivos de la Policía de Misiones y de distintas fuerzas federales fueron capacitados por analistas de inteligencia de la DEA.

Lobos solitarios 
Se informó que hasta el momento no detectaron células activas del PCC ni del Comando Vermelho -otro grupo narcocriminal brasileño- en Argentina pero empezaron a aparecer los denominados “lobos solitarios” de estos grupos. 
En esta provincia se tiene presente el antecedente de los hermanos Vanderlei y Rudinei Lopes, brasileños con amplio prontuario por asaltos y voladuras de cajeros automáticos en su país, que fueron detenidos con un arsenal en una inhóspito paraje de El Soberbio, en diciembre de 2017. En agosto del año pasado ambos volvieron a ser noticia cuando un grupo de compatriotas suyos intentaron copar la Unidad Penal II de Oberá para liberarlos.

En cifra

U$S240.000

El dinero con el que huyeron los criminales brasileños que explotaron la sucursal del banco Visión en la localidad paraguaya de Liberación.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina