Impulsan una barrera sanitaria para frenar la fiebre amarilla en la región

Jueves 31 de enero de 2019 | 06:00hs.
En Posadas, la plaza 9 de Julio es uno de los vacunatorio contra la enfermedad que transmite el Aedes. | Foto: Facundo Correa
Griselda Acuña

Por Griselda Acuña interior@elterritorio.com.ar

La aparición de monos muertos por fiebre amarilla en el estado de Paraná, Brasil, pone en alerta a la región. El reporte fue en el municipio de Antonina, ubicado a unos 700 kilómetros de Puerto Iguazú. Las autoridades locales encararon reuniones con los países vecinos, para crear una barrera sanitaria basada en el control de vectores, refuerzo de la vacunación y capacitación a profesionales de la salud.

Brasil es, desde hace años, uno de los tantos países de América con circulación del virus -cuyos síntomas iniciales son similares al dengue además de tener el mismo vector: mosquito Aedes aegypti-; lo que agrava el contexto es la posibilidad de contagio en la frontera, teniendo en cuenta que la notificación de la enfermedad se extiende cada vez más al sur brasileño, al límite con las provincias del nordeste argentino.

Ante ese panorama, se llevó a cabo el lunes un encuentro en la ciudad brasileña de Foz do Iguazú del cual participaron, además de los médicos del país anfitrión, especialistas de Argentina y Paraguay. Por Misiones estuvo el director de Epidemiología, Jorge Gutiérrez. La 170° Reunión Ordinaria del Grupo de Trabajo Itaipú Salud (GT Itaipú salud), se realizó en las instalaciones del Parque Tecnológico Itaipú (PTI). Entre las propuestas de las autoridades de Brasil, se planteó la posibilidad de instalar una sala de situación en Foz, es decir, una estación de salud en triple frontera y el manejo del flujo de información entre los países.

Por su parte, el Ministerio de Salud de Paraguay informó lo resuelto en un comunicado oficial: “Capacitación y fortalecimiento del manejo clínico de pacientes con fiebre amarilla fue otro de los proyectos presentados por Brasil. La capacitación se llevará a cabo con apoyo de Organización Panamericana de la Salud (OPS) con el objetivo de adiestrar al equipo técnico y posteriormente replicar esta capacitación a médicos y trabajadores de salud de Paraguay”.

“La supervivencia de un paciente con fiebre amarilla está asociada a la atención que se le brinde, por lo cual debe ser rápida y oportuna” resaltaron los paraguayos.
Se trata de una enfermedad viral que puede hasta provocar la muerte. Se manifesta con mucha fiebre, escalofríos y dolores de cabeza. Además, pueden aparecer dolores musculares, náuseas y vómitos. Las formas graves causan hemorragias, insuficiencia hepática y falla orgánica múltiple.

Reuniones en Corrientes
El contexto epidemiológico regional no es favorable. A mediados de enero, autoridades de la Secretaría de Salud de Nación se reunieron con autoridades de Corrientes por el brote en Brasil. Lo expuesto en aquella reunión también se hace extensible para Misiones, teniendo en cuenta que ambas provincias representan la puerta de entrada de esta enfermedad de alta letalidad.

“Vamos a abordar planes de contingencia frente a la posibilidad de un evento en relación con la fiebre amarilla, que es un virus que se transmite a través de la picadura de mosquitos y que en la provincias del Nordeste de la Argentina, en Misiones y algunos departamentos de la provincia de Corrientes, tienen la potencialidad de poder tener la presencia ya sea en monos, como en casos de encontrarse el virus con una persona no vacunada contra la fiebre amarilla, tener la enfermedad”, había explicado el director de Inmunizaciones de la Nación, Cristian Biscayart haciendo hincapié en las zonas de frontera.

“Lo que buscamos es preparar la contingencia para poder articular la vigilancia del virus en mosquitos, en primates y eventualmente la detección precoz de casos en humanos”, agregó el funcionario.


Este sábado, día clave en Foz

El Día D para Vacunación contra la fiebre amarilla en Foz do Iguazu será este sábado. La vacunación ocurrirá en todas las unidades básicas con salas de vacuna en operación. En la fecha, niños y adultos podrán recibir la vacuna contra la fiebre amarilla y actualizar la cartilla de vacuna. La vacuna contra la fiebre amarilla es indicada para niños a partir de 9 meses, y adultos hasta 59 años. Sólo una dosis garantiza inmunidad para toda la vida. El que ya ha sido inmunizado y tiene comprobante vacunal, no necesita hacer nueva aplicación. “La inmunización de la población es el medio más eficaz de prevención de la enfermedad”, advirtió la secretaria de Salud, Kátia Yumi Uchimura.

Desde el año pasado salud del municipio integra un grupo para combatir la fiebre amarilla, el cual está formado por autoridades de la triple frontera.

Misiones y Corrientes refuerzan la vacunación Entre enero de 2017 y noviembre de 2018, seis países y territorios de la región de las Américas notificaron casos confirmados de fiebre amarilla: Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guayana Francesa y Perú. Durante este período se notificó el mayor número de casos humanos y epizootias registradas en la Región de las Américas en varias décadas.

En la semana, el Ministerio de Salud Pública de Misiones insistió en la importancia de la vacunación, teniendo en cuenta que es gratis y no se necesita orden médica.

En el caso específico de Posadas, la Municipalidad instaló una carpa en la plaza 9 de Julio para aquellos que requieran la dosis todos los martes y jueves de 8 a 12. Diana Aguilera, responsable del área de Inmunizaciones, destacó: “En lo que va de enero ya se colocaron más de 300 dosis en la posta de salud que tenemos en la plaza. También atendemos muchas consultas sobre los mitos que tiene esta vacuna”.

Por otro lado, en el municipio de Ituzaingó, Corrientes, arrancó la campaña de vacunación contra la fiebre amarilla.

Juan Fernández, del Hospital Ricardo Billinghurst, explicó a El Territorio: “Comenzamos la campaña este lunes en la Unidad Regional VI con los aspirantes a policías, se realizó control del carnet y se colocó la vacuna antiamarílica”.

Fernández comentó que esta zona es considerada de alto riesgo por eso se decidió realizar esta campaña que durará un mes. “En una reunión mantenida en Corrientes con referentes de Nación, nos dijeron que estamos considerados como zona de riesgo, junto a Santo Tomé y Virasoro. Informamos a nuestro director y se mantuvieron las reuniones correspondientes para empezar esta campaña, siendo los pioneros en la zona; se extenderá hasta el 28 de febrero”.

Fernández también aclaró que “la idea es vacunar también a los turistas que no tengan la dosis, es importante trabajar con ellos”, remarcó.

Por último recomendó a toda la población que “si tienen que viajar, primero tienen que ponerse la vacuna “el infectólogo de Buenos Aires nos dijo, la gente piensa primero en el viaje y después en la vacuna y tiene que ser al revés, sobre todo si va a Brasil que es una de las zonas más complicada con la enfermedad”.

Por último explicó que por calendario, la vacuna se aplica desde el año y los seis meses, luego un refuerzo a los 11 años, y la edad límite es hasta los 60 años. “Se sugiere evitar la vacunación porque puede tener efecto adverso en niños menores de un año y personas mayores de 60”.

La Fiebre Amarilla es una enfermedad viral que se transmite a través de la picadura de algunas especies de mosquitos y puede ser grave o hasta provocar la muerte ya que no tiene tratamiento, pero es posible prevenirla usando repelentes; ropa de mangas largas, de colores claros y uniformes o teniendo mosquiteros y/o aire acondicionado en el lugar de hospedaje.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina